César Hildebrandt Blog

septiembre 4, 2007

Dios y el doctor García

Filed under: Artículos — cesarhildebrandt @ 4:41 am

(La Primera) Dios y el doctor García
Cuando lo conocí, Alan García era un agnóstico, un cuasiblasfemo y un gonzalezpradista hasta la médula. O sea que era laico y pecador sin medias tintas.

Ahora lo veo disfrazado de morado, investido de ciprianismo lenguaraz, romano hasta el cuello y papal como un templario fundador.

¿Qué le ha pasado?

Creo que comprendió que él era el mejor de los hombres pero que, en materia celestial, debía aliarse con el que todo lo podía.

Sería, pensó, una yunta invencible: el Dios que doblegó a Roma y se hizo él mismo Roma junto al hombre que tan cerca está de la divinidad. Dios y el César de los Andes: todo sería posible.

García tiene un joint venture con Dios y por eso es que nada le pasa cuando se pone debajo de un edificio herido. Y por eso es que logra anunciar la existencia de un hijo supernumerario ante la presencia consentidora de su santa esposa. Y por eso es que se va a Pisco y promete que los escombros se moverán en menos de una semana –oh, milagro–, que en un año más todo estará reconstruido –milagro de San Hernán, pero ojalá que no de Santa Cutra–, y que la economía de la zona no padecerá ni siquiera en sus cifras de exportación –más que milagro: conjuro celestial–.

Enrique Chirinos Soto se pegaba una tranca cosaca y luego se confesaba. Apuñalaba políticamente a alguien y luego se engullía una hostia efervescente. Disolvía un tribunal Constitucional a pedido de Joy Way y de inmediato hacía gárgaras con diez avemarías. Para Chirinos, la religión católica no era sólo credo y fe: era una ducha española que lo desenmugraba.

Sospecho que la relación del doctor García con los poderes mayores es un poco parecida. O sea que después de cada mentira viene el padrenuestro y luego de una canallada las bienaventuranzas y al día siguiente de las altas cualidades una sesión de golpes de pecho. La religión como jabón carbónico.

Eso no quiere decir que el doctor García carezca de fe. La tiene de sobra y eso lo hace peligroso. Si los conversos tienden a la ortodoxia, se diría que el doctor García se está inclinando al fanatismo.

Me cuentan que es cada día más difícil discutir sus decisiones, matizar sus infalibilidades, añadir algo a sus sorprendentes decisiones. Como Bush cuando incendia a los infieles y extirpa a los países endemoniados, el doctor García cree ahora que Dios le da órdenes, que del cielo le bajan los memos que él sólo acata y que, al fin y al cabo, esa contigüidad con Dios lo exonera del banal juicio de sus ministros y del aún más banal escrutinio de los pobres diablos de la prensa.

Además, ¿no está Dios detrás de esa subida de 11 puntos en su popularidad? ¿No lo estuvo acaso en la evaporación de esos sesenta mil votos que le impidieron a Lourdes Flores ser Presidenta? Y en la multiplicación de esa diminuta hacienda original, multiplicación que le permitió tener ese piso en París, estas casas, aquellas cuentas, ¿no estuvo Dios, acaso?

De tanto interpretar a Dios el doctor García va a terminar pareciéndosele. Frente a esa colosal cercanía, ¿qué pueden importar los patrulleros que no se compran, los ministros que no renuncian, los fondos que no se gastan, los reclamos de los impacientes y las observaciones de quienes alegan haber sido traicionados? Y acaso Wilbert Bendezú, ¿no tiene la pinta de Judas?

Anuncios

89 comentarios »

  1. Señor Hildebrandt:
    Visito por primera ves blog, soy una Joven que guarda mucha admiracion por su persona ya que nuestro cada ves se ve enbarrado de la sucia politica que los grandes “señores de la patria” manejan y Ud dentro del periodismo vendedido y manejado por estos mismos solo puedo decir uno es quien habla con la verad y dice las cosas como se dice sin pelos en la lengua, este articulo me causa repugnancia por yo vivi tambien el primer gobierno del Señor Alan y no recuerdo que alguna ves lo haya visto Pronunciar e implorar el nombre de Nuestro Altisímo Señor, pues la gente que realmnete tratamos de vivir como Dios quiero aunque sea Dificil, sabemos que esoso ruegos son mas ipocritas, hasta se da el lujo de Bendecirnos yo lo escuche relamente esto es repugnante, lastima que no podamos darnos cuenta de toda la rateria de este señor y de todo su entorno, bueno creo leyendo sus articulos aprendere más gracias a nombre de todos los jovenes que yo ama nuestro pais y bueno suerte, en su trabajo como periodista en el diario la primera Yo veia a diario su programa en le canal 2 lastima que lo remplazaron por esa mujer que solo hace quedar mal a ustedes los periodistias los verdaderos periodistas, esperemos que regrese alguna ves…. gracias de nuevo y que Dios nos Bendiga no Alan

    Comentario por Flor de Esperanza — septiembre 4, 2007 @ 9:00 pm | Responder

  2. Antes que nada, que buena la publicación de este blog, y suerte la mía de haberlo encontrado. Con respecto al artículo presente, sólo quería expresar desde mi punto agnóstico, que me parece el señor García -basándome en lo publicado- algo medroso y oportunista. De lo que recuerdo, el señor García nunca fué un fiel católico, de loq ue recuerdo de él, porque lo que nunca olvidaré fué como hundió al País. Buena publicación señor Hildebrandt, y tengo que señalar que el comentario anterior me parece que debió darle un poco más de interés a la redacción y no cometer tantos errores, que a veces no deja entender lo escrito.
    Saludos

    Comentario por Alejandro — septiembre 5, 2007 @ 6:41 pm | Responder

  3. No seamos tremendistas. Cualquiera que este en la primera magistratura obligado tiene que “relacionarse” con el poder religioso institucionalizado.
    El estado y la iglesia son sociedades “perfectas” en cuanto que su fin es SERVIR al bien común. Cualquiera que converga en este fin supremo tienen que relacionarse. Me gustó aquello de… “el Dios que doblegó a Roma y se hizo él mismo Roma”, quitándole la tendenciosa malversación de esa ganancia histórica. Pensemos, “ROMA” al revés es “AMOR”, eso es lo que hizo el catolicismo. Ya se que me sacarán la cantaleta ésa de los errores garrafales de la iglesia, pero allí esta, pasando la prueba de su propia humanidad.
    Muy interesenta su blog señor Hildebrant, felicitaciones

    Comentario por cesar chong — septiembre 14, 2007 @ 4:13 am | Responder

  4. y federiko danton?

    Comentario por loko — octubre 4, 2007 @ 11:02 pm | Responder

  5. engordando con el dinero sucio que alan le roba a todos los tontos peruanos

    Comentario por alejandro lopez — octubre 4, 2007 @ 11:04 pm | Responder

  6. Alan ha hecho un joint-venture con Dios.
    La pregunta es….DIOS HA HECHO UN JOINT-VENTURE CON GARCIA???
    Solo lo sabremos con el tiempo, pues hasta ahorita…PARECE QUE NO AHHHH
    Yo creo que Dios citaria una vez mas a Shakespeare y diria: MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES…a todo esto, deberian hacer esa obra en Lima.

    Comentario por RobertoViajero — octubre 15, 2007 @ 4:17 pm | Responder

  7. Alan Garcìa,tiene la històrica responsabilidad ante el paìs y su familia de comportarse como un hombre de estado.Està a tiempo de corregir fuertes intereses y fuertes presiones de la derecha cavernaria que no se sacia nunca de su codiciosa forma de vida…El impuesto a las “sobreganacias” serà sin duda si no lo crea,una màcula y verguenza que lo acompañara hasta sus ùltimas generaciones…Cèsar Hildebrant,es un valiente y prestigioso periodista que millones de compatriotas nos sentimos orgullosos de tenerlo con nosotros.En alguna parte leì esta cita:”Que la palabra estalle como una bomba y sangre como una herida”.

    Comentario por Luis Cèsar Velezmoro Gòmez — octubre 16, 2007 @ 4:05 pm | Responder

  8. Señor Cesar Hildebrand
    En los ûltimos 15 años he seguido de cerca algunas investigaciones periodìsticas de Usted. Es un buen profesonal con un buen sentido de ecuanimidad, y este artìculo me parece interesente, pues se trata de un polìtico mas que trata de aliarse con la Iglesia Catòlica como todo gobernate lo hace por su puesto, con el contubernio de la misma iglesia catòlica.
    Sin embargo quisiera que aclarara en todo caso cuando se refiere a dios (Existen muchos dioses) hasta Usted tiene su dios que es en si mismo lo que pretende o cree que esta bien o mal y realiza cualquier acto conforme a su conciencia.

    Dice que es agnóstico, y lo repite siempre hasta el punto que pareciera que hace proselitismo por alguna logia que existe en el medio.

    Respeto su punto de vista de no creer en Dios cuyo nombre es JEHOVA, pero no lo comparto.

    Recuerdo haber escuchado de Usted la siguiente pregunta.
    “¿POR QUÉ?” ¡Cuánta angustia y dolor encierra esta pregunta tan simple! La gente suele plantearla cuando se producen catástrofes o tragedias. Puede que un huracán azote cierta zona dejando a su paso una estela de muerte y destrucción, que un terremoto reduzca una ciudad a escombros, que un ataque terrorista convierta un día normal y corriente en una auténtica pesadilla, o que un accidente lesione a un ser querido o acabe con su vida.

    ¿Porqué permite Dios si existe?
    Las respuestas de los dirigentes religiosos tan solo contribuyen a la confusión
    Con demasiada frecuencia, entre las víctimas están las personas más inocentes e indefensas. Últimamente han sido tantas las desgracias que cada vez más gente pregunta a Dios, desesperada: “¿Por qué?”. Veamos algunos ejemplos.

    “¿Por qué nos has enviado esto, Dios? ¿Qué te hemos hecho?” La agencia de noticias Reuters informó que una anciana de la India se expresó así cuando un tsunami asoló su pueblo.
    “¿Dónde estaba Dios? Y si él todo lo puede, ¿por qué no impidió que sucediera esto?” Un periódico de Texas (EE.UU.) planteó estos interrogantes a raíz de que un hombre armado abriera fuego en el interior de una iglesia, hiriendo y matando a varios feligreses.
    “¿Por qué permitió Dios que muriera?”, preguntó una mujer después de que su amiga falleciera de cáncer dejando al esposo encargado de los cinco hijos de la pareja.
    Estas no son las únicas personas que piensan que Dios es, de algún modo, el causante de las calamidades. Usted mismo lo ha repetido siempre como agnóstico quizá no cree en Dios.

    Por ejemplo, en un sondeo efectuado recientemente por Internet, casi la mitad de los encuestados opinaron que desastres naturales como los huracanes provienen de Dios. ¿Por qué cree eso tanta gente?
    Confusión religiosa
    A menudo los dirigentes religiosos, en vez de ofrecer respuestas convincentes, contribuyen a la confusión. Analicemos tan solo tres de sus explicaciones más comunes.

    En primer lugar, muchos eclesiásticos predican que Dios utiliza los desastres para castigar a la gente rebelde. Por ejemplo, cuando el huracán Katrina devastó la ciudad estadounidense de Nueva Orleans, algunos ministros religiosos afirmaron que Dios la había castigado por la corrupción, la inmoralidad y la afición al juego que en ella imperaban. Hubo quienes llegaron a justificar ese razonamiento con la Biblia, aludiendo a las ocasiones en que Dios destruyó a los malvados con un diluvio o con fuego. Tales afirmaciones, sin embargo, parten de una interpretación errónea de las Escrituras (véase el recuadro “¿Son castigos divinos?”).

    En segundo lugar, algunos guías espirituales aseguran que Dios tiene sus razones para enviarnos calamidades, pero que a nosotros nos resultan incomprensibles. A muchas personas no les convence ese argumento. La Biblia dice que “Dios es amor”; por eso se preguntan cómo es posible que actúe de forma tan cruel y luego se niegue a ayudar a quienes ansían saber el por qué y recibir consuelo (1 Juan 4:8).

    En tercer lugar, otros dirigentes religiosos llegan a la conclusión de que en realidad Dios ni es tan amoroso ni lo puede todo. Esa explicación también hace surgir importantes cuestiones. ¿Es el Dios que “cre[ó] todas las cosas” —incluido el vasto e insondable universo— incapaz de evitar el sufrimiento que hay en este planeta? (Revelación [Apocalipsis] 4:11.) ¿Cómo puede ser insensible a nuestras aflicciones, si nos dotó de la capacidad de amar y él mismo es la personificación del amor, como lo muestra su Palabra? (Génesis 1:27; 1 Juan 4:8.)

    Lo anterior son solo tres ejemplos de cómo el ser humano intenta explicar por qué permite Dios el sufrimiento, cuestión que ha desconcertado por siglos a muchas personas.
    ¿Son castigos divinos?
    ¿Enseña la Biblia que Dios sea el causante de los desastres naturales de la actualidad? De ningún modo. Tales catástrofes son muy distintas de los juicios divinos descritos en la Biblia. Para empezar, Dios es selectivo; sabe lo que hay en el corazón de la gente y destruye solo a quienes considera malvados (Génesis 18:23-32). Además, siempre avisa antes, lo cual brinda a los justos la oportunidad de salvarse.

    Los desastres naturales, en cambio, dan pocos avisos o ninguno, y azotan indiscriminadamente, causando muertes y lesiones graves. Por otra parte, el hombre ha empeorado hasta cierto punto la situación al dañar el medio ambiente y construir en zonas sísmicas, inundables o de condiciones meteorológicas extremas.

    ¿Por qué permite Dios
    que suframos?
    En primer lugar, no hay nada de malo en preguntar por qué permite Dios el sufrimiento. Algunos creen que con eso darían a entender que les falta fe o que no le tienen respeto a Dios. Pero lo cierto es que muchos creyentes sinceros han planteado esa cuestión. El fiel profeta Habacuc le preguntó a Dios: “¿Por qué me obligas a ver tanta violencia e injusticia? Por todas partes veo sólo pleitos y peleas; por todas partes veo sólo violencia y destrucción” (Habacuc 1:3, Traducción en lenguaje actual). Jehová Dios no reprendió a Habacuc. En vez de eso, hizo que se registraran sus palabras para que todos las pudiéramos leer (Romanos 15:4).

    En segundo lugar, es importante saber que Dios se compadece de nosotros cuando sufrimos. No es insensible ni misterioso; en realidad, ‘ama la justicia’ y aborrece la maldad y el sufrimiento que esta ocasiona (Salmo 37:28; Proverbios 6:16-19). En tiempos de Noé, “se sintió herido en el corazón” a causa de la violencia que reinaba en la Tierra (Génesis 6:5, 6). Dios no ha cambiado. Lo que ocurre hoy día le produce el mismo dolor (Malaquías 3:6).

    En tercer lugar, Dios nunca es el causante de la maldad. Así lo muestra claramente la Biblia. Culparlo de actos violentos, como asesinatos y atentados terroristas, constituye una calumnia. Job 34:10 indica: “¡Lejos sea del Dios verdadero el obrar inicuamente, y del Todopoderoso el obrar injustamente!”. Y Santiago 1:13 dice: “Al estar bajo prueba, que nadie diga: ‘Dios me somete a prueba’. Porque con cosas malas Dios no puede ser sometido a prueba, ni somete a prueba él mismo a nadie”. De modo que si usted de alguna manera ha sido víctima de la maldad, puede estar seguro de que Dios no tiene la culpa.

    ¿Quién gobierna el mundo?
    Aun así, sigue pendiente la pregunta de por qué abunda tanto la maldad si Dios es amoroso, justo y poderoso. Antes que nada, analicemos un concepto erróneo que está muy extendido: que el Dios todopoderoso gobierna este mundo y controla todo directamente. “Ni un solo átomo o molécula del universo escapa a su control”, dijo el presidente de un seminario teológico. ¿Realmente enseña eso la Biblia?

    De ningún modo. A muchos les sorprende saber lo que sí enseña al respecto. Por ejemplo, 1 Juan 5:19 dice: “El mundo entero yace en el poder del inicuo”. ¿Quién es el inicuo? Jesucristo indicó que ese ser malvado era Satanás, el Diablo, pues lo llamó “el gobernante del mundo” (Juan 14:30). Si lo pensamos bien, ¿verdad que tiene sentido? Satanás actúa con engaño, odio y crueldad, y esas características son las que dan origen a gran parte de los sufrimientos de la humanidad. Pero ¿por qué permite Dios que gobierne el Diablo?

    La cuestión que se planteó en el jardín de Edén
    ¿Cómo se sentiría un padre amoroso y competente si alguien lo acusara públicamente de engañar a sus hijos, tratarlos de forma tiránica y privarlos de cosas necesarias? ¿Y cómo lograría rebatir esas calumnias? ¿Agrediendo a su acusador? Claro que no. De hecho, si reaccionara de ese modo, podría pensarse que las calumnias son ciertas.

    Esta comparación ayuda a explicar cómo ha respondido Jehová Dios a las calumnias levantadas contra él en el jardín de Edén al principio de la historia humana. Dios les había anunciado a nuestros primeros padres, Adán y Eva, el maravilloso futuro que se había propuesto para la humanidad. Habrían de llenar la Tierra, dominarla y convertirla en un paraíso (Génesis 1:28). Por otra parte, cientos de millones de hijos espirituales de Dios, o ángeles, estaban muy interesados en dicho propósito (Job 38:4, 7; Daniel 7:10).

    Jehová, que es un Dios generoso, dio a Adán y Eva un hermoso paraíso lleno de árboles de deliciosos frutos. Solo les prohibió comer de uno de ellos: el “árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo”. Al respetar tal prohibición, Adán y Eva demostrarían que confiaban plenamente en su Padre y reconocían que tenía el derecho de decidir lo que estaba bien o mal para sus hijos (Génesis 2:16, 17).

    Lamentablemente, un hijo espiritual de Dios se dejó llevar por el deseo de ser adorado y le garantizó a Eva que si comía del fruto prohibido, no moriría (Génesis 2:17; 3:1-5). Este ángel perverso, Satanás, contradijo con descaro a Dios y, en la práctica, lo llamó mentiroso. Además, lo acusó de privar a Adán y Eva de conocimiento vital. Insinuó que a los seres humanos se les debía permitir que decidieran por sí mismos lo que estaba bien o mal. En pocas palabras, aseguró que Dios era un mal Padre y un mal Gobernante, y dio a entender que él podía desempeñar mejor esos papeles.

    Al mentir de forma tan astuta y maliciosa, dicho ángel se convirtió en Satanás, nombre que significa “Opositor”, y en Diablo, que significa “Calumniador”. ¿Qué hicieron Adán y Eva? Se pusieron de parte de Satanás, dándole así la espalda a Dios (Génesis 3:6).

    Jehová podría haber destruido a los rebeldes en ese mismo momento. Pero, como vimos en la comparación antes mencionada, tales cuestiones no podían resolverse mediante una represión violenta. También hay que tener presente que cuando Satanás desafió a Dios, había millones de ángeles observando la situación. De hecho, una cantidad no revelada, pero considerable, de ellos se unió más adelante a la rebelión, con lo que se convirtieron en demonios (Marcos 1:34; 2 Pedro 2:4;Judas 6).

    ¿Por qué no ha intervenido Dios?
    Al persuadir a Adán y Eva para que se independizaran de su Creador, Satanás fundó una familia. Pero esta no era en realidad independiente, pues estaba bajo su autoridad. Fuera consciente de ello o no, dicha familia elegiría sus metas y normas de conducta influida por su “padre”, el Diablo (Juan 8:44). Pero ¿obtendrían verdadera libertad y felicidad de esa forma? Jehová sabía perfectamente que no. Aun así, permitió que los rebeldes siguieran el camino que habían escogido, pues solo de ese modo se resolverían de una vez por todas las cuestiones planteadas en el jardín de Edén.

    Ya han pasado más de seis mil años, y en ese tiempo la humanidad ha establecido un sistema de cosas mundial en el que se han probado todo tipo de gobiernos y códigos de conducta. ¿Qué piensa usted de los resultados? ¿Disfrutamos de verdadera felicidad, paz y unidad? La respuesta obvia es que no. Lo cierto es que las guerras, el hambre, las catástrofes naturales, las enfermedades y la muerte han azotado a la humanidad, poniendo así de manifiesto la “vanidad” de esta vida, que está llena de ‘gemidos’ y “dolores”, tal como indica la Biblia (Romanos 8:19-22, La Biblia de las Américas; Eclesiastés 8:9).

    Con todo, hay quien se pregunta por qué Dios no ha evitado que sucedan tragedias. Pero sería injusto que lo hiciera; además, de ese modo resultaría más difícil resolver las cuestiones antes mencionadas, pues parecería que uno puede rebelarse contra Dios sin sufrir las consecuencias. Por lo tanto, Jehová no se ha dedicado a evitar de forma encubierta todos los abusos y desgracias que son consecuencia directa o indirecta de desobedecerle.* Él jamás sería cómplice de la vil mentira de que el sistema de Satanás puede producir buenos frutos y de que ha encontrado la clave de la felicidad. Pero eso no significa que Dios haya sido indiferente a todo lo sucedido. Al contrario, ha estado muy activo, como veremos ahora.

    “Mi Padre ha seguido trabajando”
    Estas palabras de Jesús demuestran que Dios no se ha limitado a cruzarse de brazos y ver cómo se desarrollan los acontecimientos (Juan 5:17). En realidad, desde la rebelión en Edén ha estado muy activo. Por ejemplo, inspiró a los escritores bíblicos para que dejaran constancia de su promesa de que una “descendencia” futura aplastaría a Satanás y a todos sus seguidores (Génesis 3:15). Además, por medio de esa Descendencia, Dios instauraría un gobierno, un Reino celestial, que bendeciría a los seres humanos obedientes y acabaría con todas las causas de sufrimiento, incluso con la muerte (Génesis 22:18; Salmo 46:9; 72:16; Isaías 25:8; 33:24; Daniel 7:13, 14).

    A fin de preparar el terreno para el cumplimiento de esas magníficas promesas, Jehová envió a la Tierra al que sería el principal gobernante de ese Reino: su propio Hijo, Jesucristo (Gálatas 3:16). En consonancia con el papel que su Padre le había asignado, Jesús centró su enseñanza en el tema del Reino de Dios (Lucas 4:43). Además, alimentó a miles de personas hambrientas, curó a enfermos, resucitó a muertos y demostró que incluso controlaba las fuerzas de la naturaleza al calmar una tempestad, todo lo cual fue un anticipo de lo que logrará como Rey de ese Reino (Mateo 14:14-21; Marcos 4:37-39; Juan 11:43, 44). La Biblia dice de Jesús que “no importa cuántas sean las promesas de Dios, han llegado a ser Sí mediante él” (2 Corintios 1:20).

    A quienes escuchan a Jesús y salen de este “mundo” —el sistema de cosas alejado de Dios y gobernado por Satanás— se les acoge en la familia mundial de Jehová, compuesta de cristianos verdaderos (Juan 15:19). Estos se rigen por el amor y se caracterizan por su talante pacífico y su determinación de erradicar de entre ellos todo prejuicio y racismo (Malaquías 3:17, 18; Juan 13:34, 35).

    En lugar de apoyar el mundo actual, los cristianos verdaderos respaldan y proclaman el Reino de Dios en obediencia al mandato de Jesús recogido en Mateo 24:14. Piense en lo siguiente: ¿Quiénes predican las “buenas nuevas del reino” en toda la Tierra? ¿Quiénes se niegan como grupo a participar en las guerras y en los divisivos conflictos nacionales o tribales? ¿Y quiénes se dejan guiar por las elevadas normas de la Palabra de Dios, sean estas populares o no? (1 Juan 5:3.) Muchos han observado tales características en los testigos de Jehová. Lo invitamos a examinar por usted mismo las pruebas.

    ¡Póngase de parte del Reino de Dios!
    Al distanciarse de Dios y dejarse guiar por Satanás, la humanidad ha creado un sistema mundial que genera cada vez más sufrimiento y desesperación, y que incluso está destruyendo el planeta. Por otro lado, Jehová ha establecido un gobierno celestial que ha mejorado la vida de millones de personas y ha brindado una esperanza segura a cada una de ellas (1 Timoteo 4:10). ¿Cuál de estas dos opciones escogerá usted?

    Ahora es el momento de decidirse, pues Dios no va a permitir que Satanás y su mundo malvado existan para siempre. El propósito original del Creador de convertir la Tierra en un paraíso jamás ha cambiado. Por ello, su Reino y quienes lo apoyan seguirán prosperando, mientras que este mundo controlado por Satanás sufrirá más y más “dolores de angustia”, hasta que finalmente Dios acabe con él (Mateo 24:3, 7, 8). De modo que si usted le ha preguntado con sinceridad a Dios “¿Por qué?”, escuche la respuesta que él nos da en la Biblia, y tome en serio su mensaje de consuelo y esperanza. Sus lágrimas de dolor pueden convertirse ya en lágrimas de alegría (Mateo 5:4; Revelación 21:3, 4).

    * Dios sí ha intervenido en los asuntos humanos de vez en cuando, pero nunca ha sido para apoyar el sistema de Satanás, sino, más bien, para llevar a cabo Su propósito (Lucas 17:26-30; Romanos 9:17-24).

    Señor Cesar hidebrand, espero que lea estos comentarios y medite, no se inmiscua o por lo mosnos respete, no me refiero al señor García, sino a tomar el nombre de DIOS en vano.

    La arrogancia correo al ser humano por lo tanto tambien debe practir la humildad y serà mas feliz.

    Gregorio Sánchez
    Gresanch@gmail.com

    Comentario por Gregorio Sánchez — diciembre 12, 2007 @ 8:37 pm | Responder

  9. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ CALLA LA BOCA SERRANO ATAUCUCHI!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Comentario por Luizinho — diciembre 13, 2007 @ 6:31 am | Responder

  10. SEÑOR VELEZMORO PARECE UN VARGALLOSIANO MUCHO COMENTARIO HA REALIZADO Y TODO PARA DECIR QUE EXISTE DIOS SEA MAS CONCRETO EN SU OPINION PORQUE NADIE LO LEERA, CREO QUE ME DEJO ENTENDER O EN TODO CASO OPINE PROPIAMENTE, EN LO QUE RESPECTA A LOS DESASTRES ESTO ES POR LA NATURALEZA Y NO POR DIOS……COMO DICE MI ABUELITA TAPIOLA PORQUE AHORITA ME VOY EN OLA Y QUE DE OCHO Y CUATRO QUE ME HABRA DICHO…..HASTA LA VISTA LE DICE “UN HOMBRE EN LA SOMBRA”

    Comentario por un hombre en la sombra — diciembre 15, 2007 @ 6:32 pm | Responder

  11. Hombre en la sombra: CÁLLATE OE, ERES UN POBRE IMBÉCIL. ESCRIBES IDIOTECES IGUAL QUE EL SERRANAZO ÉSE GREGORIO.

    Comentario por Cesar Hildebrandt — diciembre 17, 2007 @ 3:28 am | Responder

  12. Realmente me siento feliz de haber encontrado siu blog, estyo perdiendo las esperanzas acerca de si el peru va hacialgun lado, no shy periodistas que valgan la pena escuchar, veo y siento lastima como todos son “amigos” y se cuidan mientras sacan leyes a su favor, se protegen el EPru ya no tiene identidad y eso esta hartando, este Peru de 2 caras tiene que separarse en fin. Se le necista en la televison interne to radio a nivel nacional, por que creo que usted es el unico periodosta objetivo claro y directo que he conocido ahora tengo 26 años, yo lo escuchaban desde los 18. espero regrese o sea mas constante su blog para poder opinar.

    Comentario por Saul — diciembre 21, 2007 @ 12:01 am | Responder

  13. Para Saul: Causa, para Navidad pídele un teclado nuevo a Papá Noel.

    Comentario por John — diciembre 22, 2007 @ 6:34 am | Responder

  14. SOY MARIKA Y POR SUPUESTO SOY TORERO
    ME GUSTAN LOS TRAJES APRETADITOS
    ME GUSTA MOSTRARLE A TODOS MI CULITO
    Y MIS ZAPATILLAS DE BALLERINA
    SI EL TORO VIENE CORRO Y ME ESCONDO
    TRAS UN MURO DE MADERA
    SI ME COGE POR EL CULO SOY FELIZ
    SI ES POR ADELANTE DOBLEMENTE FELIZ
    (ASÍ TENGO CAMBIO DE SEXO GRATIS)
    LOS QUE VIENEN A VERME TAMBIÉN SON MARIKAS
    USAMOS LANZAS BANDERILLAS Y SABLES
    PARA MATAR ENTRE VARIOS A 1 TORO
    ¿ACASO NO SOMOS VALIENTES?.
    LA MAYOR PARTE DEL TIEMPO
    EL TORO ESTÁ PARADITO MIRANDO
    ¡¡HAY QUE HACER UN ESFUERZO PARA QUE SE MUEVA!!

    YO SOY EL MARIKA QUE LE GUSTA IR A ACHO
    USO BOINITA GAY DE COSTADO
    PAÑUELO EN EL CUELLO ROSQUETE
    ALMOHADA PARA EL CULO YA ROTO
    GRITO OLÉ COMO IMBÉCIL
    ME PONGO UN PURO APAGADO EN LA BOCA
    Y SOY ATORRANTE CON MI BOTA DE VINO
    ASÍ ME SIENTO ESPAÑOL
    Y NO EL CHOLO PERUANO HUACHAFO QUE SOY
    QUIERO SALIR REGIO EN EL SOMOS
    QUIERO SER DEL JETSET
    NO TENGO PERSONALIDAD,ASÍ ME SIENTO IMPORTANTE
    SI VARGAS LLOSA Y EL MARQUÉS VAN
    YO TENGO QUE IR TAMBIÉN PARA SER ALGUIEN
    VEAN TODOS YO TAMBIÉN SOY ESPAÑOL COMO ELLOS
    LLEVO A MIS HIJITOS CONMIGO
    ASÍ APRENDEN A SER “HOMBRES”
    NO ESTÁ DANDO RESULTADOS
    CADA DÍA MÁS MARIKAS HIJITOS DE MAMÁ
    SE HAN VUELTO COBARDES ABUSADORES
    SI ATROPELLAN BORRACHOS SE FUGAN
    NO ASUMEN SUS RESPONSABILIDADES COMO HOMBRES
    LOS MANDO A EEUU A ESCONDERSE.
    VAMOS A LA PLAZA EN BUS PRIVADO
    NO QUEREMOS TOPARNOS CON ALGÚN CHORO DEL RÍMAC
    ES QUE SOMOS TAAAAN VALIENTES Y FIEROS
    DEBERÍAN LLEVAR LA PLAZA A MIRAFLORES
    ME GUSTA TAMBIÉN EL TORO MATCH Y LOS GALLOS
    YAWAR FIESTA Y JALA PATO PA’ LOS SERRANOS
    ¿POR QUÉ DICEN QUE SOY ENFERMO?
    ¿POR QUÉ PIENSAN QUE TENGO LA MENTE PODRIDA?
    ¿ES MALO QUE ME DIVIERTA CON EL DOLOR AJENO?
    ¿SOY MARIKA PORQUE SOY ABUSIVO?
    ¿POR QUÉ DICEN QUE SOY IDIOTA?
    ¿POR PENSAR QUE TORTURAR Y MATAR LENTAMENTE
    ES IGUAL QUE HACERLO SIN DOLOR?
    TODOS NOS VAMOS A MORIR ALGÚN DÍA
    Y SEGÚN MI RAZONAMIENTO
    YO QUIERO HACERLO SUFRIENDO, DESANGRADO,
    TORTURADO, DESCUARTIZADO.
    QUIERO QUE ME CORTEN LAS OREJAS Y EL CULO
    Y LO EXHIBAN A TODOS Y SE DIVIERTAN Y APLAUDAN.
    YO QUIERO MORIR LENTAMENTE
    LAS MEDICINAS SE HICIERON PARA LOS MARICONES
    YO JAMÁS TOMARÉ NADA PARA EL DOLOR
    PORQUE SEGÚN MI RAZONAMIENTO
    IGUAL ME VOY A MORIR
    IGUAL SE MUERE UN TORO EN ACHO Y EN EL CAMAL.
    ¿VEN QUÉ INTELIGENTE QUE SOY?
    SI HASTA GERENTE SOY EN LA EMPRESA DE MI APÁ.
    IR A ACHO ME HACE MÁS HOMBRE
    NO SÉ POR QUÉ SI ESTOY SENTADO CÓMODAMENTE
    TOMANDO MI VINO Y FUMANDO MI PURO APAGADO
    SÍ SEÑORES, ÉSO ES SER MACHO
    CREERME HOMBRE PORQUE VEO A UN ANIMAL TORTURADO
    SOY UN SUPER MACHO PORQUE VEO SANGRE DE TORO.
    Y USTEDES NO-O.
    SOY UN SUPER MACHO PORQUE VEO MORIR UN TORO
    Y USTEDES NO-O.
    VER SUFRIR UN TORO, ÉSO SÍ ES DE MACHOS.
    CON MI ALMOHADA EN EL CULO Y MI VINO.
    SOY MARIKA TAURINO..

    Comentario por Marika Taurino — enero 5, 2008 @ 5:14 pm | Responder

  15. POR FAVOR NO ESCRIBAN TONTERIAS, NI INSULTOS, EN ESTE BLOG.

    QUIZAS HAYA BLOGS PARA IGNORANTES

    Comentario por CESAR H. — enero 8, 2008 @ 12:11 am | Responder

  16. CALLA IMBÉCIL

    Comentario por Cesar Chaterman — enero 8, 2008 @ 7:51 am | Responder

  17. Los taurinos no son más que unos babosones huachafitos acomplejados que se creen españoles y van con su boinita, su botita de vino, y demás cojudeces. Mírense a ustedes mismos y digan quiénes son los acomplejados. Idiotones, no se dan cuenta que hacen el ridículo. Qué vergüenza que en nuestro país haya estos especímenes. Y qué me dicen de los de El Comercio y sus sobones?. Se llenan la boca hablando de Comisiones de la Verdad, de Derechos Humanos, de respeto a la vida. ¿Alguien puede creerles que puedan sentir algo por los demás cuando ni siquiera se compadecen de un INDEFENSO animal? ¿Alguien cree que a eso hijos de puta les interesa la pobre gente que murió en provincias? Y para esa sarta de maricones que creen que ser hombre es ir a ver a un payasete disfrazado moviéndose amaneradamente y burlándose de un pobre y tonto animal herbívoro y diezmado (por qué no se enfrenta a un tigre por ejemplo)les diría que ser un verdadero hombre es tener respeto por el más débil, tener valores y convicciones, no hacer algo nomás porque los otros lo hacen, por querer pertenecer a su grupo, ser hombre es ser seguro de sí mismo. Mírense y respondan taurinos:¿se creen así de hombres? El día que cumplan esos requisitos van a ser un gran ejemplo de hombría para sus hijos y no van a tener que preocuparse de llevar a sus hijos a Acho para evitar que sean maricones.

    Ponerte un puro apagado en tu boquita, ponerte tu boinita de costado toda mariconcita, pagar por alquilar una almohada suavecita para tu culete, tu pañuelito en el cuello todo rosquuetón, tu botita de vino, gritar olé como un imbecilito, comentar en el entretiempo si saldremos regios en el Somos, para algunos éso es sinónimo de hombría. Para mí, éso es ser un pobre y ridículo imbécil. Un “looser”. Ja, ja ja, me dan risa todos esos rosquetones que no tienen vida y se creen que son más valientes porque van a ver matar a un animalito indefenso. No se dan cuenta que es un engaño, como el catchascán. El pobre toro no puede ni respirar, está cansado, llega más abollado que mira y ni se mueve. Y todavía se atreven a decir a veces que la corrida no estuvo buena. ¿Cómo va a estarlo si tienen al animal equivocado. El toro no es agresivo. Es herbívoro e indefenso. Sólo porque es grande no quiere decir que sea peligroso. ¿Por qué no se enfrenta a un pitbull amaestrado? ¿Que hay toreros muertos? ¿Cuántos? ¿2,3, más? Ja, ja,ja. No sean ridículos. En todas las actividades hay muertos. No murieron por valientes, sino por cojudos, como el chofer de bus que se queda dormido, el obrero de construcción que se cae del 9° piso, etc. Son accidentes y ocurren por distracciones. Por último ¿quieren hombría y valentía? Vayan a Cárcamo, a los Barracones, a La Victoria y búsquenle bronca a cualquiera de ésos. Miren a los policías que a diario se enfrentan a peligrosos delincuentes armados. Miren a los boxeadores, los valetodo, etc. que se enfrentan a un rival entrenado, preparado, con todas sus habilidades y que van por propia voluntad. ¿Pero el purito, la boinita, el pañuelito, la almohadita, etc…? Esas son puras MARICONADAS. Por favor, ¿a quién quieren engañar? Por eso es que sus hijos les están saliendo cada día más maricones.

    Comentario por Sharkie — enero 10, 2008 @ 9:27 pm | Responder

  18. señor hildebrant, es cierto, alan garciaq dijo q iba a hacer de su gobierno el cambio responsable, pero a la fecha, solo hay un continuismo irresponsable: del apra, de mantilla, de alva castro y del egocéntrico alan.

    Comentario por chica press — enero 15, 2008 @ 7:28 pm | Responder

  19. Los inteligentes manifiestan su punto de vista y los ignorantes insultan porque no tienen argumentos sòlidos.

    Comentario por CESAR H. — enero 21, 2008 @ 4:28 pm | Responder

  20. Hola César,

    Recuerdo que en los años 80 estaba en mi estudio y un amigo del estudio vecino me contó, luego de preguntarle por la francachela que había escuchado hasta las primeras horas de ese día, cómo el señor Miguel Angel del Pomar salió de su estudio en la mañana del día anterior luego de recibir él mismo (mi relator)una llamada de palacio de gobierno, donde lo requerían en el término de la distancia.

    Pasada la media noche retornó el “Dr. Del Pomar” acompañado de Vladimiro Montesinos, con un par de maletas tipo James Bond. Había recibido su primer millón de dólares. La fiesta de trago y aspiraciones no se detuvo si no hasta que fueron a rescatarlos los sabedores de las proclividades del Dr. Del Pomar.

    Y es que desde hace mucho.. mucho tiempo que la relación Montesinos-Palacio de Gobierno-poder judicial sigue funcionando bajo la sombra de la red que el actual encarcelado y procesado ha sabido tejer… y manejar.. Favores de ayer.. deudas de hoy..

    Buen fin de semana

    Comentario por Julián San Jacinto — febrero 15, 2008 @ 4:07 pm | Responder

  21. Parece que al dr. Del Coquear, perdón Del Tomar, perdón del Pomar, el hijo le salió igualito.

    Comentario por Julián Tacora La Parada — febrero 15, 2008 @ 5:39 pm | Responder

  22. Acá les paso un artículo de Hildebrandt. ¿Quieren más? VAYAN A http://despertar.fullblog.com.ar/?topico=C%E9sar+Hildebrandt+-+Columna
    También hay un montón de artículos de otros columnistas y periodistas.
    NO SE LO PIERDAN.

    09 de Febrero, 2008 César Hildebrandt – Columna
    Juego de damas
    Por: César Hildebrandt

    En el diario que todos los días tiene que rectificar sus cocecitas de burro sobrecargado de mermelada (qué abuso, que intervenga la Sociedad Protectora de Animales), la procuradora antidrogas Sonia Medina me emplaza a rectificarme.

    ¿Sobre qué debo rectificarme?

    Dice esta señora que yo he dicho “que se vendió a los Zevallos”. No, madame. Eso le ha hecho creer algún monguito de la redacción de “Correo”. ¿Cómo voy a decir algo así si no me consta, si no tengo pruebas, si ningún documento me respalda? ¿Cómo la voy a calumniar de esa manera?

    Esa tonta versión se la ha hecho creer el periódico de los visitantes del SIN, los señores Aguá. Lo que no me explico es cómo es que una mujer de su cociente intelectual se ha tragado tan hiriente anzuelo.

    Vamos a ver. Lo que yo dije, doctora Medina Calvo, es que usted, que se presenta como la virgen de la Macarena de la lucha en contra de la banda del narcotraficante Zevallos, usted, sin embargo, ordenó la liberación, cuando era jueza, del que resultó segundo de ­esa banda, es decir Jorge Chávez Montoya, alias Polaco.

    ¿Puede usted negar que decretó la libertad de Polaco? No, no lo puede negar.

    Usted lo liberó el 2 de agosto del 2001 con una resolución que terminaba así:

    “RESUELVE: DECLARAR PROCEDENTE EL BENEFICIO DE LA semi-LIBERTAD solicitado por el sentenciado Jorge Chávez Montoya… y en consecuencia Ofíciese al Instituto Nacional Penitenciario para su inmediata excarcelación…”

    Y usted firma abajo. ¿Es cierto o no? Entonces, ¿de qué me voy a retractar? ¿A quién quiere usted atarantar?

    Pero veamos qué escribió usted, que disfuerzos jurídicos y qué acrobacias penalísticas tuvo que hacer para ordenar sacar a Polaco de la cárcel cuando éste, como usted misma señala en su resolución, había cumplido sólo cuatro años, seis meses y cinco días de una condena de quince (15) impuesta el 22 de julio de 1997.

    Ahora bien, usted puede decir que ese era el tiempo de la carcelería sufrida pero sin incluir los beneficios penitenciarios. Muy bien, usted sumó el Certificado de Cómputo Laboral y entonces la suma de la carcelería sufrida por Polaco llegó a cinco años, diez meses y siete días. A eso añadió usted el Informe Sicológico (“se notan condiciones favorables en el rematado para acogerse al beneficio solicitado, las mismas que le permiten reincorporarse adecuadamente a la sociedad”, señaló usted de lo más comprensiva); el de Buena Conducta (“datos que demuestran el grado de rehabilitación y reincorporación a que ha llegado el solicitante”) y, claro, su soberana gana, doctora Medina, porque parece que usted tenía ganas de ser generosa en este caso.

    ¿Que no? ¡Claro que fue usted generosa!

    Como la ley vigente en el 2001 no alcanzaba para decirle sí a Polaco, usted escribió lo siguiente:

    “Quinto: Por lo que ante el beneficio solicitado cabe un ­análisis hermenéutico antes de incurrir en una simple denegatoria, puesto que si bien resulta imperativa la aplicación de las normas vigentes, también es imperativa la aplicación de normas anteriores en uso del Principio de Retroactividad IN BONAM PARTEM…verbigracia TEMPUS REGITACTUM es regla general que la ley aplicable es aquella que estuvo vigente en la fecha de la comisión del hecho o cuando se ejecuta la sanción impuesta…”

    Mucha erudición, mucho latín, mucha reflexión de jurisperita y todo para ordenarle al Inpe que soltara a Polaco. Usted puede decir que estaba en su derecho el emitir esa resolución. Yo no lo discuto. No discuta usted mi derecho de juzgar, como periodista, su actuación en ese caso. Y si quiere llevarme a los tribunales por lo que aquí ratifico, pues nos vemos en los tribunales. No me amenace porque yo no soy Luz Loayza y usted no me da miedo.

    En relación a la “valiente” Luz Loayza, la cosa ya se torna patética. Antes de ­ayer la agencia noticiosa de Cecilia Valenzuela de H. la entrevistó para arrancarle, entre otras cosas, algunas palabras en contra de este modesto columnista.

    La señora Valenzuela, sustituida con suma injusticia pero con mucho mejor rating por la señora Rampolla en las noches de Canal 2, está obsesionada hace años con enviar a este columnista al infierno de sus maldiciones de hija del Piojo y matriarca del periodismo de investigación.

    ¿Qué logró la doctora Valenzuela? Que la señora Luz Loayza, la valiente que se orina las bragas de terror, le dijera que yo una vez la llamé por teléfono dos veces y que ella no me contestó.

    Claro que la llamé dos veces. La llamé para decirle que la iba a denunciar por hacerme perder el tiempo y prestarse a las jugadas sucias de El Comercio –con su sicario Miguel Ramírez a la cabeza–. ¿Y por qué no me contestó? Porque sabía qué tipo de porquería había hecho, a quién había servido, de quién recibía dineros y privilegios (de la DEA en combina con El Comercio) y hacia dónde apuntaban los pliegos interrogatorios que mandaba a Lima para que sus jefes (la DEA y El Comercio) vieran qué dócil había sido.

    Resulta, como ustedes sabrán, que un tipejo, un granuja que había sido sicario, delator, nuevamente sicario y más tarde confesor sincero para todo uso y siempre al servicio de la DEA y El Comercio, sostuvo, sin que viniera a cuento, que alguna vez vio a un camarógrafo de un programa dirigido por mí recibir “35 mil dólares en una caja de zapatos cerrada” de Fernando Zevallos nada menos. ¿Treinta y cinco mil dólares en una caja de zapatos, delante de testigos, en un mundo donde hay cuentas en el exterior como las negras de El Comercio? ¿Y a Orlando Cánepa, uno de los periodistas más honestos y modestos del gremio, un colega ejemplar en todos los sentidos?

    La cosa se caía de estúpida y ni siquiera fui mencionado, pero a la fiscal Loayza le “preocupó” tanto el asunto que envió preguntas dirigidas a mí, al camarógrafo y a Mariella Patriau, con quien alguna vez me tiré los trastos pero de cuya limpieza nadie puede dudar (también la acusaron de haber hecho un reportaje en un avión “fletado” por Aerocontinente).

    Detrás de esa caca de cacasenos que quedó en nada, estaban la DEA y el Chicago Chico que vive dentro de El Comercio. Delante de ella, dando la cara, estuvo Luz Loayza. Y ahora viene a decir que yo la llamé y que ella no me contestó “porque no hablo con quienes investigo”.

    Yo fui citado como testigo y mi testimonio corroboró el descargado por mis otros dos colegas, doctora Loayza. Allí están mis citaciones para desmentirla. Ni usted ni nadie me ha investigado a mí o a alguien de mi entorno por el caso Zevallos. Miente usted, doctora Loayza. Así que encima de teatrera, miedosa como una gata que va a la ducha, espía de una potencia extranjera por los servicios que presta en la DEA, y secretaria de El Comercio, es usted una mentirosa. Vaya, doctora Loayza. Es usted una joyita. Debería usted tener un programa de investigación en la tele. Ya hizo méritos suficientes.

    Comentario por Julián Cachina — febrero 15, 2008 @ 5:54 pm | Responder

  23. Cayo un mediquillo que se creia omnipotente en su pequeno feudo de DISA III Lima Provincias

    Comentario por Arias — febrero 17, 2008 @ 2:00 am | Responder

  24. jajaja ¿Y esos julianes de los mensajes 20 21 y 22 son reducidores o que? ta que palomillas

    Comentario por Julián Honrado — febrero 18, 2008 @ 12:04 am | Responder

  25. Antetodo, soy admirador suyo Sr. Hildebrandt, y quizá no llegue a leer mi comentario debido a sus múltiples ocupaciones, aunque ello no me impide dar mi opinión al respecto.
    Soy católico; pero más que ello, creyente absoluto de la perfeccíón divina, y claro es de supuner que hay ironía en relación a su artículo; pero, me resulta muy ofensivo relacionar al Sr. García con nuestro Padre Celestial, más parece como si estuviese diciendo que las maldades de este mundo esten siendo justificadas y avaladas por nuestro Dios. Dios nos ha dado libertad para hacer con ella lo que deseemos, y claro está que quien hace lo contrario al mandato divino tiene asegurada la justicia divina después de la muerte. No queramos ser con los judios de la época de Cristo que le asumían a sus poderes milagrosos la intervención de satanás.
    Bueno, aprovecho la oportunidad para felicitarle y espero que algún día vuelva a la pantalla chica, para que el Perú no siga en las tinieblas creadas aquellos Judas que día a día otorgan ósculos traidores a nuestra patria.
    Gracias.-

    Comentario por FABIAN LUNA — febrero 18, 2008 @ 2:51 pm | Responder

  26. concuerdo con puchos de los puntos señalados en el articulo

    Comentario por Largos — febrero 25, 2008 @ 10:04 pm | Responder

  27. ¿Cuál es el logo de la APEC perú 2008? ¿el que sale Machu Picchu o uno en que sale un cóndor? la página http://www.APEC2008.ORG.PE es un poco confusa. Veo Machu Picchus por todos lados pero el gobierno dice que Cusco no participará. ¿¿¿¿???

    Comentario por Karina — febrero 29, 2008 @ 5:13 pm | Responder

  28. llegué al blog, a partir de la pag. de guillermo giacosa y es un alivio,no es fugurativo, que existan voces disonantes al coro que son los medios de comunicacion actualemnte

    Comentario por angelica — mayo 20, 2008 @ 7:08 am | Responder

  29. Adjunto informacion sobre quien es Alan Peru…..

    A Oiga no solo la atacaron y persiguieron por el lado fujimontesinista. También sufrió embates parecidos por parte de sectores del partido de Víctor Raúl Haya de la Torre, los mismos que se endurecieron desde el primer gobierno de Alan García, cuando Oiga dirigió su mirada crítica hacia el entonces mandatario, y denunció la corrupción de los altos cargos del gobierno de turno, entre estos el entonces ministro del Interior, Agustín Mantilla, y los movimientos clandestinos del llamado “Comando Rodrigo Franco”, un escuadrón de la muerte tipo “Grupo Colina” que, al parecer, habrían sido los autores de un ataque contra el domicilio de Francisco Igartua (56). Si bien la brecha entre el director de Oiga y el Apra tenía vieja data, esta se agrandó con el incidente que el maestro relata líneas abajo: era el año de 1985 y Paco había sido invitado por el empresario pesquero Isaac Galsky a un desayuno de amigos. La cita iba a contar con la presencia de Alan García Pérez, que aún no había jurado su cargo como el presidente de la República más joven de nuestra historia. Galsky, un viejo conocido de Paco Igartua, era también amigo del líder aprista. Empero, el director de Oiga no conocía realmente a su amigo judío –al parecer nunca lo supo hasta que comenzaron los trámites para recuperar la revista, como ya veremos (57)— y, mucho menos, al líder aprista, hasta aquel día. En su acucioso libro “Siempre un extraño”, Paco cuenta esta historia de por sí alucinante: No fue arbitraria la oposición que mantuvo Francisco –desde el arranque– contra el presidente Alan García. No fue producto de su pésima opinión sobre el APRA, que venia de años atrás. Fue por un hecho muy objetivo, mejor dicho por una expresión sumamente reveladora, que Francisco tomó partido, desde el inicio, contra Alan García. Lo hizo como director de Oiga, el semanario que refundó al dejar Caretas. Ocurrió en un desayuno, en casa del poderoso empresario pesquero Isaac Galsky, a pedido –según cree Francisco- de Alan García, en esos momentos presidente electo, o sea poco antes de asumir el mando, de cruzarse la banda presidencial en el pecho y recibir el titulo de Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, cargo que daba la impresión de subyugarlo tanto como la presidencia. Fue un desayuno íntimo, al que asistió, además del esplendido y bondadoso anfitrión, el doctor Jorge Pastor, eficaz consejero legal de Galsky. Fue un desayuno con manjares tan especiales que sólo al acaudalado y solícito Isaac Galsky se le ocurre ofrecer. También fue largo ese desayuno. Se habló de todo y Francisco aprovechó la ocasión para insistir en dos puntos: en señalar que el problema número uno en el Perú era el terrorismo, principalmente el de Sendero y en la necesidad de licenciar a toda la policía para crear otra nueva, totalmente distinta, con asesoramiento extranjero y con una moral remozada. –Lo que no quiere decir que vayas a aprovechar la ocasión para hacerla aprista. Alan García era muy aficionado al tú—, por eso te insisto en que la nueva organización sea conducida por una misión extranjera, la que evaluaría al personal con limpia foja de servicios, los únicos que tendrían opción para reintegrarse a la nueva institución. La mayoría de la actual policía esta corrompida hasta el tuétano y no sirve para nada, ni siquiera para ser reformada. Y es la policía, con su servicio de inteligencia, la que debe combatir al terrorismo. Alan García le dio la razón a Francisco, aunque le hizo un chiste sobre la apristización de la policía, por lo que Francisco interpreto que eso –aprovechar a la policía para su partido– era lo que pensaba hacer. Sobre el terrorismo García fue tajante y lanzó una frase tremenda: –Los voy a liquidar como sea. No voy a tener piedad. Francisco no se imagino las masacres en las cárceles que ocurrían no mucho después. Matanzas que alegraron las estrechas mentes de mucha gente de derecha, porque tontamente creyeron que con esos asesinatos quedarían aniquilados los comandos de Sendero. (Todavía no había caído el muro de Berlín y el marxismo estaba vivo en las universidades, canteras de nuevos cuadros senderistas). No sólo se habló de política. Alan García es hombre ameno, de simpatía desbordante, conversador ágil, amigo de hacer bromas. Por ejemplo, de pronto se volteó y le dijo a Galsky: – Si te llaman, no contestes el teléfono. No quiero cadáveres en la mesa. Se refería a la tarea que cumple en la comunidad judía el audaz pesquero. Galsky esta encargado de una misión nobilísima, aunque nada agradable: se ocupa de lavar a los muertos. Apenas muere un miembro de la comunidad judía, sea rico, pobre ó mendigo, Galsky sale como bombero al recibir el aviso. Abandona cualquier reunión, por importante que sea, y acude a la casa del fallecido para cumplir con el rito del lavado. Un gesto que muestra los afanes espirituales, el alma delicada, de un hombre que se apasiona haciendo negocios: -yo soy industrial por las circunstancias. Mi vocación es comprar y vender, es el comercio. Alega también no ser político. Su política, dice, es “ayudar a los gobiernos para que los peruanos podamos hacer buenos negocios”. La conversación que era cordial y distendida, cambió de un momento a otro gracias a Alan. Bruscamente se enfrentó a Francisco: – Ustedes los periodistas están acostumbrados a calumniar y que no les pase nada. Ahora las cosas van a cambiar. Tú, por ejemplo, has dicho e insistido en Oiga que Corea del Norte me dio dos millones de dólares en una caja de zapatos. ¡Eso es una calumnia! Por lo pronto, allí no entran dos millones de dólares. ¿Sabes qué venia en esa caja? –¿Sólo cien mil?– Alan García se puso más colérico: -Había una paloma de cerámica y se ve en las fotos que tomaron dentro de la embajada. (En esos momentos Corea del Norte no tenia embajada sino una delegación comercial, que se convirtió en embajada durante el gobierno aprista). –Bueno, seria paloma, pero los rumores hablaban de dólares y nosotros recogimos esos rumores… de fuentes muy confiables, que nos merece fe. Y aquí, alzando la voz, Alan García replico con una frase que dejo frio a francisco y desconcertó a Galsky y a Pastor. –¡Tu crees que con dos millones de dólares yo me iba a quedar aquí! Era una confesión que lo desnudo. En aquellos momentos era presidente electo y se pronunciaba como el estudiante bohemio que había sido en Europa y nunca dejaría de serlo en sus entretelas íntimas. Francisco nada le contestó. Se quedó mudo unos minutos, anonadado por lo que acababa de escuchar. Fue Alan el que reanudó la charla en torno amable, sin tomar en cuenta ni sospechar lo que había dicho. Volvió la cordialidad en la misma forma exabrupta con la que inició sus violentas quejas por el rumor hecho público de la caja de zapatos, “con una paloma de cerámica dentro, no con dos millones de dólares”. Cuando acabo el desayuno y se despidió Alan, amigable y palomilla como le gustaba ser, Francisco le comentó a Galsky:
    -¿Cómo se puede apoyar a un irresponsable, que ha dicho lo que ha dicho? ¡Que con dos millones de dólares no se queda en el Perú! Y ya Alan es nada menos que el presidente de este país. Galsky le rogó a Francisco que no fuera a escribir sobre el tema. El hecho había ocurrido en su casa y el había invitado al amigo a una reunión informal, no al periodista. Naturalmente que Francisco no reveló la frase de Alan García, pero su opinión sobre el flamante presidente ya la tenía formada. Con esas pocas palabras Alan García se había desnudado moralmente ante él. (58) JHON BAZAN, Oiga!, Don Paco!

    Comentario por Jhon Bazan Aguilar — julio 31, 2008 @ 7:24 pm | Responder

  30. -¿Cómo se puede apoyar a un irresponsable, que ha dicho lo que ha dicho? ¡Que con dos millones de dólares no se queda en el Perú! Y ya Alan es nada menos que el presidente de este país. Galsky le rogó a Francisco que no fuera a escribir sobre el tema. El hecho había ocurrido en su casa y el había invitado al amigo a una reunión informal, no al periodista. Naturalmente que Francisco no reveló la frase de Alan García, pero su opinión sobre el flamante presidente ya la tenía formada. Con esas pocas palabras Alan García se había desnudado moralmente ante él.

    Comentario por Jhon Bazan Aguilar — julio 31, 2008 @ 7:28 pm | Responder

  31. -¿Cómo se puede apoyar a un irresponsable, que ha dicho lo que ha dicho? ¡Que con dos millones de dólares no se queda en el Perú! Y ya Alan es nada menos que el presidente de este país

    Comentario por Jhon Bazan Aguilar — julio 31, 2008 @ 7:34 pm | Responder

  32. -¿Cómo se puede apoyar a un irresponsable, que ha dicho lo que ha dicho? ¡Que con dos millones de dólares no se queda en el Perú!

    Comentario por Jhon Bazan Aguilar — julio 31, 2008 @ 7:35 pm | Responder

  33. ¡Que con dos millones de dólares no se queda en el Perú!

    Comentario por Jhon Bazan Aguilar — julio 31, 2008 @ 7:35 pm | Responder

  34. jajajajaja….es que todavia eraaa muyyy joven!!!!!

    Comentario por Jhon Bazan Aguilar — julio 31, 2008 @ 7:37 pm | Responder

  35. jajajajaja….es que todavia eraaa muyyy joven!!!!!

    Comentario por Jhon Bazan Aguilar — julio 31, 2008 @ 7:38 pm | Responder

  36. jajajajaja….es que todavia eraaa muyyy joven!!!!!

    Comentario por Jhon Bazan Aguilar — julio 31, 2008 @ 7:40 pm | Responder

  37. Por Dios, que tal retórica

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — agosto 22, 2008 @ 2:24 am | Responder

  38. Estimado Cesar

    Lei tu comentario acerca de Modesto Montoya en el diario La Primera.
    Infelizmente la ciencia en el Peru es asesinada dia a dia. Quienes son los ejecutores?, “los llamados dinosaurios de la Ciencia”, es decir gente que realizo posgrado en el extranjero y que al regresar al Peru, tienen el sueño de ocupar algun cargo burocratico. Si por acaso algunos de sus amigos les dan un cargo no burocratico, ellos se encargan de burocratizarlo. Esta gente aparece para el lego como los “Cientificos” en el Peru, opinan sobre los mas diversos temas (de los cuales tienen poco conocimiento), y su palabra es casi siempre aceptada como verdadera. La cultura cientifica en el Peru es inexistente y esto cria el caldo de cultivo para estos personajes.
    La ciencia en el mundo no funciona asi, un cientifico es considerado como tal, de acuerdo a las investigaciones que realiza. Estas deben ser plasmadas en “articulos” y estos articulos deben de tener cierto impacto en la comunidad cientifica.
    Es facil averiguar si un Fisico tiene produccion cientifica o no, simplemente entrar en el Googe academico, colocar su nombre y listo, se vera su produccion y debajo de ella el numero de citaciones que tiene cada una.
    http://scholar.google.com.br/scholar?q=MOdesto+montoya&hl=pt-BR&lr=&btnG=Pesquisar&lr=
    En esta pagina (en la cual realize diha busqueda) usted observara que personaje mas visible de la “ciencia” en el Peru, escasea en publicaciones y en el mejor de los casos es citado solo una vez.
    Cuando se jodio el Peru?. Cuando personajes como el mencionado, comenzaron a creerse los dueños del Peru, generaron cofradias de mediocres, usaron la politica y los medios para generar una imagen de si mismos que no soporta el minimo analisis.
    Que obtuvieron a cambio de todo eso?. Cargos publicos
    Que daño le han ocasionado al Pais?. Paralizar el desarrollo cientifico, opacar a los jovenes cientificos y generar una pestilente podredumbre.

    Analize el periodo durante el cual ejercio la presidencia del IPEN y vera la cantidad de “amigos” y familiares que hizo entrar en el Instituto.
    Dicho personaje no se diferencia en nada de los politicos que asesinan nuestro pais dia a dia.
    Algo debo de reconocerle a Modesto, supo Marketear su posgrado en Francia y abrio la escuela para niños cientificos.
    Infelizmente la ciencia en el Peru esta en un grande letargo, yo asumo mi parte de la culpa por eso.

    Abrazos

    Teobaldo Cuya
    Msc. Fisica

    Comentario por Ricardo — agosto 22, 2008 @ 7:26 pm | Responder

  39. -¿Cómo se puede apoyar a un irresponsable, que ha dicho lo que ha dicho? ¡Que con dos millones de dólares no se queda en el Perú! Y ya Alan es nada menos que el presidente de este país. Galsky le rogó a Francisco que no fuera a escribir sobre el tema. El hecho había ocurrido en su casa y el había invitado al amigo a una reunión informal, no al periodista. Naturalmente que Francisco no reveló la frase de Alan García, pero su opinión sobre el flamante presidente ya la tenía formada. Con esas pocas palabras Alan García se había desnudado moralmente ante él.

    Y encima los aprista-fujimontesinistas querian hacerle una estatua a Paco.

    Comentario por jhon bazan aguilar — septiembre 26, 2008 @ 3:12 am | Responder

  40. En Febrero del ano 2004 El Tribuno Fujimorista escribio un articulo en contra de Toledo, dodne explicaba las razones por la que deberia irse Alejandro Toledo quien pese a todo fue el presidente mas democratico de la historia del Peru. Jamas prohibio a la prensa las criticas a su gobierno, no prohibio que alcaldes o funcionarios publicos se plegaran a huelgas o marchas contra su gobierno.

    No ordeno desde palacio fusilar a presos en los penales, no tuvo un gobierno que repudio al pueblo utilizando a las fuerzas armadas y que cometio asesinatos de ninos, jovene y mujeres embarazadas solo por sospechar que eran terroristas 1985 – 1990.

    Toledo reconocio ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que el Estado peruano violó los DD.HH. con las matanzas de senderistas presos en la era Fujimori, Alan Garcia y sus compinches promovieron una denuncia constitucional contra Toledo con lo cual demostro su complicidad con los fujimoristas, como ahora lo demuestra sin sangre en la cara en el congreso y hasta el mismo presidente Garcia con su actitud.

    Por ello y en remembranza a lo que Javier Valle Riestra escribio en http://www.a-ipi.net/article120651.html considero que Alan Garcia y su compania, villanueva del Campo y todos los demas compinches de su primer gobierno como la hija del ladron Romulo Leon Alegria, Luciana Leon Romero, claro a el no le pago el favor directamente como a Alva Castro, Mercedes Cabanillas, Judith de la Matta; sino a traves de su hijita. Y es que el Senor Garcia piensa que somos estupidos…?

    Por eso y muchas casos de corrupcion, desactivacion de la Oficina Nacional Anticorrupcion, baja popularidad, adulterio e incapacidad moral para gobernar. Alan Gacia debe irse del Gobierno o tal vez deberia ser revocado. El congreso no creo que le de la vacancia. No por corruptos, porque habria precedentes para vacar a otro presidente con caracteristicas similares. Incluso el mismo congreso seria vacado. Pero que me dicen ahora con el nuevo escandalo que hizo al gabinete en pleno renunciar…? Peor aun, ahora que en las siguientes encuestas alan no llegara ni a los ocho puntos de aceptacion…?

    Comentario por Carlos J. Minano Sanchez — octubre 11, 2008 @ 5:58 am | Responder

  41. DIOS Y EL DOC GARCIA si hay que creo que es cierto y real y en este gobierno tiene nuevamente su afirmacion es aquella frase que dice .no siempre la voz del pueblo es la voz de Dios . y eso es cierto si nuestro gobernante estaria ungido por DIOS las cosas serian muy diferentes quizas no tendriamos que soportar un gobierno de ricos un presidente que se ah vuelto indiferente a la pobreza y con pinta de buen mozo gordo y de buen diente ah vuelto a repetir su primer gobierno recuerdo cuando yo aun niño acia las imensas colas para comprar kerosene y el pan con libertad para los pobres
    Dios y el doc garcia que nuestro PADRE CELESTIAL logre iluminarlo y no tengamos que sufrir las consecuencias de una eleccion mala y que no solo gobierna a sus simpatizantes si no a todo el peru que hemos echo para merecernos esto señor que el dia de mañana sea para levantarnos y seguir adelante aun apesar de la situacion q vivimos

    Comentario por leofreddy — octubre 16, 2008 @ 5:38 am | Responder

  42. Alan Garcia nos llevo a la nubes… al cielo… pero de la hiper-hiper-hiperinflacion…

    http://flickr.com/photos/jhonbazanaguilar/2888389295/

    Comentario por Jhon bazan aguilar — octubre 26, 2008 @ 12:57 am | Responder

  43. Estimado Sr. Hildebrand:
    leer su comentario no hace sino obligarnos a pensar en la calidad de politicos corruptos que tenemos y lo fragil que es nuestra sociedad para ser impresionados con la verborrea vacia de gente que como alan garcia y cia entran a la politica para lucrar en la actualidad vemos como se preocupan de vender el patrimonio de la nacion sea como sea sino veamos el caso de los terenos de collique o ver al sinverguenza de alva castro que no quiso dejar el ministerio del interior sino hasta realizar la compra de los patrulleros siga adelante.

    Comentario por Jorge Escobedo — diciembre 17, 2008 @ 2:20 am | Responder

  44. Siempre he creido que los negacionistas saben muy bien que el holocausto ocurrió, estoy convencido que lo saben, y lo saben porque son inteligentes, son listos, son perspicaces, pero…. su inteligencia va en un carril paralelo con los sentimientos, son inteligentes pero insensibles, les falta empatía, y la mayoria de ellos están llenos de odio antisemita. Eso es todo.
    Un dia en Tacna hablé con un nazi antisemita (de origen aymara, lo cual me apenó mucho), y me dijo segurod e si mismo, que los judios estaban bien muertos, le respondi sorprendido “y los niños y las mujeres”, y respondió, “a la mala yerba hay que eliminarla antes que crezcan”.
    Eso me convencio que los antisemitas nazis (de origen ayara y quecchua que viven en Tacna) sufren de una paranoia inducida por un sujeto paranoico y enfermo de odio (que se autodenomina el APOSTOL RICARDO, sic).

    Los invito a leer “El hombre en busca de su destino” de Viktor FRANK
    Con afecto, Fernando M. F.

    Comentario por FERNANDO — diciembre 21, 2008 @ 11:49 pm | Responder

  45. Señor Hildebrand.
    No se tiene muchas veces el poder del sintetismo, e tratado de leer lineas arriba, los comentarios hacia su artículo (el cual, como de costumbre, destroza ideas superfluas), y los comentarios son extensos y sburridos; ante ello me doy una opinion ligera, señalando que dios (el Dios de García) estuvo en la alcoba de fujimori, haciendo un hermoso trio con montesinos; es que él se encuentra en el Perú desde que la empobrecida España le present{o su nuevo bulín, solo queria acotar ello, esperos siga escribiendo señor Cesar, en el Perú hay pocos que se juegan todo por los ideales, sin adularlo, el único que me llama a leer un comentario o crítica es su persona, ya que desde chema salcedo, hasta yesica tapida en duo con la Palacios, no hacen más que darme dolor de higado…

    william oblitas

    Comentario por william oblitas — enero 29, 2009 @ 8:01 pm | Responder

  46. El Perú necesita ser Independiente. El actual sistema imperante en el Perú, alimenta – mientras el pobre nativo (sic. nacional) sufre y aguanta hambre – esos parasitos (en cocordancia con sus agentes – p.e. Alan García – y demas lacayos) que dirigen occidente y el mundo entero.
    Groetjes: Tilio
    La Haya – Holanda

    Comentario por Tilio Reátegui — febrero 3, 2009 @ 8:45 am | Responder

  47. Puntualmente, Dios y Alan son iguales, pues se creen perfectos y eso, como todos lo sabemos, es una tremenda tontería que solo puede caber en los mononeuronales como Jorge Del Castillo.

    Comentario por CESAR MARTINEZ — febrero 9, 2009 @ 9:57 pm | Responder

  48. ¿Como murio Haya?… la respuesta esta en los archivos de la revista Oiga…!!!

    REVELACIÓN DIEZ AÑOS DESPUÉS HAYA MURIÓ PRISIONERO – Oiga 10/07/89

    CONCLUIA el mes de diciembre de 1978 y los más altos dirigentes apristas protagonizaban una silenciosa pero feroz lucha por el control del partido. La precaria salud de Haya de la Torre, quien el 15 de noviembre había tenido que abandonar una plenaria de la Asamblea Constituyente, víctima de un malestar que sus allegados calificaron de “simple resfrío”, a lo que se añadía su avanzada edad (83 años), hacía revivir viejos enconos y guardadas discrepancias. Cuando el viejo líder cayó enfermo, los resortes políticos de las tendencias “conservadora” y “primigenia” del Apra impulsaron diversas acciones que la miopía de la prensa, sometida a los dictados del gobierno militar, no pudo registrar. Ningún alto dirigente del partido se movió de Lima y todos parecían estar sola y profundamente preocupados por la salud de Haya. Sin embargo, los “conservadores” cuyas cabezas visibles eran Townsend, Sánchez, Prialé, Heysen y Cox ordenaron celebrar convenciones regionales en las zonas que controlaban. Igual movimiento se registró en el sector de los “primigenios” que comandaban Villanueva y líderes juveniles como Carlos Roca, Alan García, Luis Negreiros y otros. Este sector controlaba las bases, pero carecía de poder en el aparato partidario. Algunas voces decían que Villanueva (quien hoy ayuda a Alan a imprimir el tono izquierdizante al partido) podía dejar sin sustento popular a los conservadores si éstos persistían en adueñarse del partido luego de la desaparición física de Haya de la Torre.

    Tal era la situación interna del Partido Aprista al comenzar el año 1979. Un año crucial porque, aunque no lo quisieran reconocer sus partidarios, estaba herido de muerte el viejo dirigente del partido que dominaba la Asamblea Constituyente (Acción Popular se había abstenido de intervenir en la redacción de la nueva Constitución que según el gobierno militar debía consolidar los “logros” de la revolución de octubre de 1968). La desaparición física de Haya de la Torre podía hacer trizas los planes de reinsertación del país en el sistema democrático, montados por los militares alrededor del anciano fundador del Apra. Entre otras cosas, el país esperaba con ansiedad conocer si la nueva Constitución le devolvería la libertad de expresión, sustento de las demás libertades cívicas.

    “Primigenios”, “Conservadores” y “Villa Mercedes”

    En la cúpula del Apra los “conservadores” querían que Haya se sometiera de inmediato a un tratamiento médico intensivo en la convicción de que su mal no era incurable; los “primigenios”, por el contrario, lo forzaban a que siguiera al frente de la Constituyente, sobreponiéndose a su enfermedad, y continuara sus conversaciones con el gobierno militar, que podían desembocar en un triunfo electoral del Apra, si se podía cerrar el paso a Acción Popular, partido que se había marginado de la Constituyente mas no del quehacer político.

    Sin embargo, estas dos fuerzas no estaban solas. En la penumbra había una tercera fuerza constituida por un hombre: Jorge Idiáquez, quien de oscuro guardaespaldas y chofer de Haya en los años 30 de las catacumbas y persecuciones apristas había pasado a convertirse en el secretario privado y hombre de la más absoluta confianza del Jefe. Idiáquez despertaba tal temor reverencial entre los propios apristas que muchos de ellos no lo llamaban por su nombre y se referían a él sólo como “Villa Mercedes”, la vieja casa vitartina donde era el amo todopoderoso. Cuando alguien preguntaba: ¿quién ha dado esta orden?, la respuesta era: “Villa Mercedes”.

    Silva Ruete, el Apra y la dictadura

    Por eso se consideró un triunfo de los “primigenios”, apoyados por “Villa Mercedes”, el hecho de que Haya de la Torre reapareciera en la Asamblea Constituyente el 3 de enero, luciendo un terno beige, radiante, y tomara su puesto para dirigir los debates. Su presencia era necesaria: la CGTP jaqueaba al gobierno con una huelga general protestando contra el alto costo de vida (la inflación de ese año de 1978 se dispara y se pronostica que llegará al 60 o 70 por ciento mientras Javier Silva Ruete, el Ministro de Economía que compró el activo y el pasivo del gobierno militar la había estimado en 4O%) y en la Constituyente parlamentarios de la izquierda marxista como Javier Diez Canseco, Ricardo Napurí, Hernán Cuentas, Genaro Ledesma y Víctor Cuadros, exigían “terminar con la Junta Militar y librar la batalla por la instauración de un gobierno popular”. A poco de asumir el Ministerio de Economía y Finanzas Silva Ruete había exigido a los militares, para imponer su “programa de reactivación económica”, la declaratoria de estado de emergencia en todo el país, suspensión de garantías constitucionales, clausura e revistas y periódicos no diarios, entre otras medidas.

    Si no con la complacencia, pero sí con el silencio del Apra, el gobierno militar detuvo a dirigentes políticos como Alfonso Barrantes (Presidente de la UDP) y clausuró revistas (Marka, Amauta, Kunan, El Tiempo, ABC y Caretas) sin que sus ministros civiles se opusieran. De ellos, algunos han muerto, otros prefieren el olvido y uno solo: Silva Ruete, sigue figurando hoy. Su participación en estos atentados a la libertad de expresión motivó la siguiente protesta de Alfonso Baella Tuesta, director de “El Tiempo”: “El Tiempo alienta el esclarecimiento de la conducta de los civiles en el manejo de los asuntos públicos que son de interés nacional. El debate de estos asuntos políticos y económicos ha sido guillotinado por el señor Silva Ruete. Yo protesto airadamente por este gesto antidemocrático”.

    Mueren Ravines y Beltrán, Haya recae

    EI 23 de enero muere en México, atropellado en una de las calles de su capital, Eudocio Ravines; tres meses antes, por un artículo sobre la situación de Nicaragua, unos jóvenes con el rostro cubierto al estilo sandinista le habían propinado una paliza en los jardines de Tlatelolco. Ravines murió a los 84 años; sus dioses eran Pinochet y Somoza. De comunista y antiaprista en los años 30 había pasado a anticomunista y proaprista en los años 60, para terminar como un liberal a ultranza. Otra fue la suerte que corrió Pedro Beltrán. Economista de la escuela manchesteriana, gestó el golpe militar que encumbró a Odría para años después contribuir a derribarlo; despojado por los militares de su periódico (“La Prensa”) y de su hacienda (“Montalván”, en Cañete), Beltrán se convirtió en un viajero impenitente y vino a morir al Perú. Como don Luis Miró Quesada y Manuel Mujica Gallo, Beltrán murió sin ver devuelto su diario.

    El 21 de febrero las huestes apristas de Trujillo esperan a Haya para celebrar en esa: ciudad -“la cuna” y “el bastión” del Apra- su aniversario y el Día de la Confraternidad. En Huanchaco habrá serenata a la medianoche; misa de salud al día siguiente, almuerzo en Huanchaco y comida en el chifa trujillano “El Gallo Rojo”; reparto de juguetes el 23 en Huanchaco y el 24 en Moche; almuerzo campestre de despedida el 25 en “Los Manguitos” de Moche y retorno a Lima en la noche. Pero la víspera del viaje, el 20, la sesión de la Asamblea tiene que ser suspendida abruptamente. Haya es llevado a un consultorio médico donde una junta de especialistas le detecta una grave dolencia. Nadie quiere pronunciar la palabra cáncer. La noche del miércoles 21, los apristas que estaban en Alfonso Ugarte creyendo que su líder había viajado a Trujillo, recibieron un baldazo de agua fría: Haya está muy mal en Villa Mercedes.

    Houston, la última esperanza

    Los “primigenios” y “Villa Mercedes” no se dan por vencidos y Haya reaparece el 27 en su despacho de la presidencia de la Asamblea Constituyente para informar a los periodistas que su estado de salud es satisfactorio y que las versiones en contrario son antojadizas. El martes 6 de marzo Haya asiste a la última plenaria de la Constituyente. El miércoles, a las 9.35 de la noche, Idiáquez lleva a Haya al local de Alfonso Ugarte. Venían de una reunión familiar y Haya le pidió a su secretario que lo llevara a la Casa del Pueblo porque tiene que dialogar con algunos dirigentes. Apenas se instala en su oficina se siente mal. Pálido y sudoroso le pide a Idiáquez que le eche aire porque siente mucho calor. “Me sofoco”, alcanzó a decir antes de sufrir un desvanecimiento. Apenas se recupera es llevado a Villa Mercedes. Cerca de la medianoche un equipo médico integrado por los doctores Guillermo Morales Stiglich, Luis Pinillos Ganoza y José Zegarra Puppi, al que se sumará después el doctor Castillo, especialista en enfermedades respiratorias, y el doctor Rómulo Zevallos Guillén, pariente de Ramiro Prialé y experto radiólogo, se esfuerzan por reanimar al paciente.

    Esa noche se decide enviarlo al Anderson Tumor Institute de Houston, Texas. El 10 de marzo se produce el viaje. Acompañan a Haya los médicos Fernando Cabieses, eminente neurólogo que recién se había incorporado al Apra, y Luis Pinillos Ashton, joven cancerólogo, hijo de su primo y médico de cabecera Luis Pinillos Ganoza; su sobrino Alfonso Ganoza de la Torre, Carlos Enrique Melgar y Jorge Idiáquez, “Villa Mercedes”. Ese día, Luis Alberto Sánchez, primer vicepresidente de la Asamblea Constituyente, asume la presidencia.

    La gran batalla por la libertad de prensa

    Haya de la Torre desaparece del panorama político justamente cuando en la Asamblea Constituyente se va a dar la gran batalla por la libertad de expresión. La escena es dominada por los “primigenios”. El dos de abril Carlos Roca rompe los fuegos y en su tesis sobre la libertad de prensa que desarrolla en la Asamblea, anuncia que en la sociedad del futuro que su partido se propone construir no habrá lugar para los sectores conservadores reaccionarios que tanto daño hicieron al Apra en el pasado; y que el despojo periodístico perpetrado por los militares no será reparado porque esos diarios eran de la oligarquía, que servía a intereses económicos que “gracias a Dios no van a retornar nunca al Perú”. “Los periódicos deben ser de quienes hacen el diario con su sudor”, sentenció Roca.

    Alan García recorre la misma senda. En un discurso lleno de elogios a los militares por haber “sabido a debido tiempo quebrar el espinazo de la oligarquía”, saluda la reforma agraria y otras transformaciones como “haber arrebatado el diario El Comercio a sus propietarios” y sentencia: “Por eso debemos decir… que no por una veleidad pasajera del gobierno de ahora el pueblo permitirá que ese diario sea devuelto a los Miró Quesada porque los Miró Quesada, ese diario, esta forma clánica de expresión familiar, pertenecen al pasado contra el cual el pueblo ha luchado y luchará”.

    El Apra, con el apoyo del PPC, propone la inclusión en la Constitución de un artículo precisando los motivos por los cuales puede ser expropiado un órgano de expresión: “Por causa de seguridad nacional declarada por la ley”, dice. El Apra quería “por causa de interés social” y luego propuso una fórmula intermedia: “por seguridad nacional e interés social”. Pero al final los apristas votaron en contra. En la calle los periodistas de las revistas clausuradas daban una encarnizada batalla contra el gobierno militar y llegaron a pedir el apoyo del canciller alemán Helmut Schmidt que visitó Lima en abril.

    Al socialdemócrata Schmidt le extrañó la posición del Apra, que para los efectos de recibir fondos de la socialdemocracia internacional se confesaba adicto a esa ideología. Con la mirada puesta en las elecciones del 80, Villanueva declaró a OIGA que la nueva Constitución no tendría ningún dispositivo sobre expropiación de la prensa. Pero insistió en que los medios de expresión son expropiables como cualquier empresa y que los diarios confiscados en 1974 debían seguir expropiados y entregados a sus trabajadores manuales e intelectuales.

    Haya de la Torre es secuestrado

    Haya retornó de Houston el 10 de abril, desahuciado por la ciencia médica. Las rejas de Villa Mercedes se cierran tras el ilustre paciente. Comienza la larga agonía y, también, su largo secuestro, para apartarlo de ojos y oídos extraños a los “primigenios” y, sobre todo, a “Villa Mercedes”

    El único aprista de la vieja guardia que ha escrito testimonios sobre el aislamiento forzado de Haya en Villa Mercedes es Luis Alberto Sánchez. En el sexto y último tomo de su obra autobiográfica se leen pasajes como éstos:

    “Testimonio Personal – Adiós á las Armas 1976-1987”

    “Yo iba a visitar a Víctor Raúl unas dos veces por semana y siempre los domingos para darle cuenta de nuestro trabajo y asegurarle que pasara lo que pasara yo tendría lista la Constitución en abril o mayo y que él la firmaría de todos modos. Víctor sonreía anchamente cuando le refería los detalles del trabajo. Sin embargo, advertí que no todos los rostros de los contertulios de Villa Mercedes eran tan amables. Alguna vez, ya en abril, cuando él descansaba respirando trabajosamente, noté que los habitantes de Villa Mercedes se habían retirado a diversas habitaciones, dejándome vagar solitario por la quinta con la única compañía de Valeriano, leal Mochero, vigilante de la casa. Después de un rato, me retiré en la misma soledad con la que había llegado: el presidente en ejercicio de la Asamblea Constituyente no tenía interlocutores en Villa Mercedes”.

    Lenin, Haya, Stalin, El Kremlin, Villa Mercedes…

    Haya de la Torre estaba secuestrado y no sólo eso, estaba también amenazado. Sánchez refiere: “Un mediodía, Víctor estaba sentado en la poltrona de su escritorio. Me ofreció asiento frente a él y empecé a darle cuenta de lo que pasaba en la Asamblea. Lo noté mejor que otras veces y me formuló preguntas. De pronto se quedó mudo. Tratando de explicarme su repentino silencio busqué en torno mío y pese a mi miserable visión distinguí una persona adicta a él, sentada cerca de nosotros. Cambiamos ya pocas palabras. Víctor se había refugiado en monosílabos. Me despedí”. ¿Quién podía aterrorizar a Haya al punto de hacerla enmudecer?

    “En uno de esos días, un alto miembro del partido llegó a mi oficina de la Asamblea y, entre charla y charla, me espetó esta airosa pregunta: ¿Quieres decirme, si lo recuerdas, cuánto tiempo duró Lenin después del atentado del que fue víctima en 1921? Enmudecí de pronto, después reaccionando respondí: duró tres años, rodeado de muchos que no fueron sus amigos y alejado de sus más fieles colaboradores. Stalin estuvo cerca, vigilando que nadie de valor se acercara a Vladimir IlIich, en cambio Trotzky y Zinoviev fueron mantenidos lejos. Miré al vacío…”.

    Villa Mercedes, el Kremlin. Haya de la Torre, Lenin. Pero Stalin, ¿quién? Sánchez no lo menciona por su nombre pero una lectura cuidadosa de su libro nos conduce a descubrir la identidad de ese personaje que tenía fuerzas suficientes para dirigir, según califica Sánchez: “las manipulaciones que tuvieron su centro en el apacible lugar en donde agonizaba lentamente, calladamente y aisladamente el hombre más importante, más sugestivo, más valioso, más decisivo del Perú del siglo XX”: Jorge Idiáquez Ríos.

    Jorge Idiáquez: la sombra de Haya

    Jorge Eliseo Idiáquez Ríos nació en Trujillo en 1907, o sea que era 12 años menor que Haya de la Torre. De oficio chofer y mecánico, se afilió al Apra en 1931, cuando contaba con 24 años de edad, y ya en 1933 se había constituido en el brazo derecho del jefe del Apra. Como su chofer, conocía a todos los personajes políticos con quien Haya se entrevistaba cuando vivía a salto de mata y como su guardaespaldas lo defendía a tiros cuando los agentes del siniestro Damián Mústiga descubrían su escondite.

    Los largos años de clandestinidad que pasó Haya convirtieron a Idiáquez en su confidente. El sabía de las reuniones de su jefe con Mariano Ignacio Prado Heudebert, Manuel Castagnola, José Quesada, Manuel Mujica Gallo, Augusto Benavides y otros para encontrar una salida al gobierno del general Oscar R. Benavides y cuando ésta falló, porque ninguno de los candidatos (ni Manuel Prado ni José Quesada) le daba seguridades para legalizar al Apra antes de los comicios, Idiáquez presenció las entrevistas de Haya con el general Antonio Rodríguez Ramírez, el de la fracasada revolución de los espiritistas del año 39. Aún en la clandestinidad, Haya se daba maña para visitar el Centro Esotérico Nacional que dirigía Augusto Benavides, pariente del general presidente, donde conoció a Manuel Cenzano, minero huancavelicano, y a César Atala. ¿Compartía Idiáquez la pasión de su jefe por el mundo del más allá? Es muy posible, como posible es también que esta creencia en los espíritus hermanara al político con su chofer. Casos se han dado, como el del general Juan Domingo Perón y su secretario “el brujo” López Rega, quien llegó a tener enorme ascendiente sobre el fundador del peronismo y su última esposa, Isabel Martínez de Perón.

    Barrantes: la izquierda no es alternativa…

    Pocas son las noticias que se filtran de Villa Mercedes sobre la salud de Haya, salvo las habituales respuestas de algunos dirigentes: “se va recuperando”. Se dice que ha perdido 18 kilos de peso, pero ha recuperado el apetito y da paseos por el jardín. Sin embargo, lo más preocupante son sus lagunas mentales y el estado de sopor del que no sale sino para evocar cosas del pasado. Un día, cuando llega su hermano Edmundo, lo llama y le dice: “Edmundo, acabo de estar en Trujillo. ¡Qué estupendo pueblo es Trujillo!”, Y se sume otra vez en el silencio.

    El 7 de junio, día de la Batalla de Arica, el presidente Morales Bermúdez va a la División Blindada y desde allí lanza una exhortación a trabajar, junto con las fuerzas civiles, en la instauración de una democracia sólida en el país. El clima socioeconómico es sumamente adverso para el gobierno militar: el programa económico de Silva Ruete se ha empantanado. La candidatura presidencial del general Morales Bermúdez se queda en el aire. Alfonso Barrantes declara que la izquierda no es alternativa para el 80. “Ningún marxista-leninista puede creer en la toma del poder por la vía electoral” dice, porque “no tiene cuadros que le permiten trabajar adecuada y eficazmente para solucionar los problemas del país y porque sería una irresponsabilidad improvisar en el gobierno”.

    “¡Dios mío, qué impotencia!”

    Mientras oficialmente el partido afirma que Haya se está recuperando y se mantiene al tanto de todo, los momentos que se viven en Villa Mercedes son sumamente dramáticos. Al cáncer pulmonar se le ha sumado la arterioesclerosis con todas sus secuelas: tiene dificultades en el habla, divaga, casi no reconoce a nadie y en sus escasos momentos de lucidez llora y exclama: “!Dios mío, qué impotencia!”.

    EI 29 de junio se cerraron las rejas de Villa Mercedes para Luis Alberto Sánchez. ¿El pretexto? Haber admitido días atrás que efectivamente Haya padecía de cáncer. LAS es el segundo expulsado del entorno de Haya. El primero fue el médico Fernando Cabieses, quien acompañó a Haya a Houston. Recién afiliado al Apra, bisoño en las artes de la política contesta una llamada telefónica que hace Sánchez al hospital donde está internado Haya y le comenta que allá se ha decidido convocar al XII Congreso del Partido y que Luis Alva Castro había sido llamado para recibir instrucciones. Sánchez se queda estupefacto. El, presidente de la Comisión Política del Comité Ejecutivo Nacional del PAP, no ha sido consultado y no cree que Haya sea el autor de la convocatoria porque antes de partir le había dicho a él y a Ramiro Prialé que lucharan por mantener la unidad del partido. Y un congreso convocado a espaldas de otros líderes no es precisamente la forma de mantener esa unidad.

    Cuando los médicos mienten

    Los “conservadores” tascan el freno. No quieren tener una confrontación con Idiáquez ni Villanueva hasta no hablar con Haya. Pero los “primigenios” se han adelantado y mantienen a Haya secuestrado en Villa Mercedes. la inauguración del Congreso aprista que ha sido fijada originalmente para el 5 de mayo, es anunciada súbitamente para el sábado 7 de julio. La Asamblea Constituyente debe acabar sus funciones el 14 y aunque ya la nueva Constitución está lista, todo se ha empantanado en un detalle: el partido quiere que Haya firme la Constitución, aunque eso no es necesario porque Haya está con permiso indefinido por razones de salud y quien ha venido ejerciendo la presidencia efectiva de la Asamblea es Luis Alberto Sánchez.

    Este Congreso es vital porque en él se fijarán las pautas para la elección del candidato aprista a las elecciones generales del 80 y, sobre todo, se sabrá qué corriente se quedará con el partido. El día seis de julio, Sánchez convoca a los médicos que atienden a Haya a la Asamblea Constituyente, para que éstos informen sobre su real estado de salud. Villa Mercedes hierve de ira. Asisten los doctores José Zegarra Puppi, Luis Pinillos Ganoza y Manuel Pizarro. Todos coinciden: Haya está muy restablecido de su dolencia y se encuentra física y mentalmente en óptimas condiciones que le permitirán firmar la Constitución. Gruesas mentiras. Sánchez dice en su libro: “Supe que alguno de ellos (los médicos) se sintió profundamente molesto por mi invitación a expresarse en público… “.

    Haya no firmó la Constitución

    EI 12 de julio se realizó la pantomima de la firma de la Constitución por un Haya que casi ya había entrado en agonía. Para eliminar testigos incómodos, Idiáquez mandó a Townsend a hablar con Luis Bedoya Reyes, de quien se dice se oponía a la ceremonia en privado y exigía la presencia de toda la mesa directiva de la Asamblea, periodistas, observadores, etc. Dice Townsend que cuando regresó a Villa Mercedes, “ya se había retirado el Oficial Mayor, Sr. Luis Chacón, que llevaba el ejemplar firmado por el presidente. Le acompañaba el Edecán de Víctor Raúl, Coronel José Ugaz, mi paisano (de Ferreñafe), y otros funcionarios”.

    Por su parte, Sánchez dice: “…los únicos personeros de la Asamblea admitidos para ese efecto, el señor Chacón y el Comandante Brain Valencia. Parece que en el acto estuvieron también presentes Villanueva e Idiáquez”.

    Wilbert Bendezú Carpio sostiene en su libro “Los últimos días de Víctor Raúl”: “El Oficial Mayor del Congreso Luis Chacón, Jorge Idiáquez, Luis Negreiros y Andrés Townsend, observan el momento histórico”.

    Lo cierto es que ninguno de ellos estuvo presente en el acto, si es que éste se produjo, y que el Oficial Mayor Chacón llegó a Villa Mercedes ese día sin llevar ni siquiera un portafolio bajo el brazo.

    Los misterios de una golpiza y un mensaje

    Sánchez recibe el documento en el local de la Asamblea. Hay euforia general y se organiza una manifestación. Sánchez se coloca detrás de una gran bandera nacional, franqueado por su secretario Alberto Franco y Carlos Roca; a un lado están Alva Castro, Prialé, Cox, Heysen, Villanueva.

    Cuando la manifestación está recorriendo la tercera cuadra de la avenida Abancay, Sánchez la abandona para irse a su casa y en esos momentos es agredido y arrojado al suelo. El agresor fue dominado y casi molido a golpes pero, extrañamente, no fue entregado a la policía. Desapareció porque, como lo comprobó después Sánchez, su atacante era un miembro del Partido. Villa Mercedes había hablado.

    Haya no pudo haber firmado la Constitución porque sus signos vitales se estaban apagando y apenas respondían. Por las mismas razones no pudo escribir el mensaje que al día siguiente, sábado 7, leyó Armando Villanueva durante la inauguración del XII Congreso y que, según LAS, “muy breve, lucía un estilo diferente al que Víctor Raúl usaba en sus escritos y discursos”. ¿Un mensaje tan apócrifo como la firma de Haya en el original de la Constitución? ¿Para eso habían servido los papeles sellados que emisarios de Villa Mercedes sacaban subrepticiamente de las oficinas de Haya en la Asamblea Constituyente, burlando la vigilancia de su secretario privado, Miguel López Cano?

    Dentelladas de lobos y una muerte solitaria

    Lo cierto es que mientras Haya agonizaba en el Congreso la fraternidad aprista había desaparecido y todos querían apoderarse de los despojos del partido. Sánchez trató de impulsar la candidatura de Ramiro Prialé a la cual, según él, Haya había dado su consentimiento antes de viajar a Houston, pero fue derrotado. Villanueva obtuvo 522 votos y fue ratificado como Secretario General Colegiado del Partido, mientras que Sánchez fue ratificado por 512 votos como presidente de la Comisión Política y el derecho de integrar la Secretaría Colegiada con voz y voto. Pero Villanueva hizo aprobar una moción según la cual las representaciones políticas tendrían relación directa e inexcusable con los votos obtenidos en el Congreso. Y como él obtuvo la mayor votación se aseguró la nominación como candidato presidencial del Apra, porque el candidato natural agonizaba.

    Ya nada de esto molestará a Haya, que ha recibido la extremaunción de manos del obispo Augusto Beauzeville. Villanueva e Idiáquez se han apoderado de Villa Mercedes y ellos deciden quiénes entran y quiénes no pueden entrar. El jueves 2 de agosto, al filo de la medianoche, Villanueva sale hasta las rejas de Villa Mercedes donde aguarda una nube de periodistas, apristas y curiosos y exclama: “¡Víctor Raúl ha muerto! ¡Viva Víctor Raúl!”. Poco después se sabría que el anciano fundador del Apra, el partido más conflictivo de nuestra historia republicana, murió a las 10.30 de la noche. Ningún familiar estuvo a su lado para recoger su postrer suspiro. Sólo los médicos y Jorge Idiáquez en la cabecera. Sánchez cuenta: “Poco después he sabido detalles de la muerte. Edmundo Haya llegó a Villa Mercedes mas no pudo entrar al cuarto en que agonizaba su hermano”. Sólo pudo hacerla cuando Víctor Raúl Haya de la Torre ya no era hombre de este mundo.

    Comentario por jhon bazan aguilar — febrero 17, 2009 @ 8:28 pm | Responder

  49. Buenas noches, quisiera saber como escribir en este blog, estoy tratando de ingresar un material, pero me aparece la palabra “discarded” ¿qué hago? Saludos. Carlos Gamero

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 13, 2009 @ 12:18 am | Responder

  50. Estimado señor Hildebrandt, reciba mis saludos. El problema es que no sé qué hacer; quiero copiar de un archivo doc y pegar un material en este blog, importante para denunciar una infamia que se ha cometido contra mi persona, por favor ruego me faciliten una explicación de cómo puedo hacer esto. Por favor le ruego me permita colocar lo que le estoy diciendo, en bien de mi honorabilidad como periodista y como persona. ¿Se puede? Saludos. Carlos Gamero

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 13, 2009 @ 12:23 am | Responder

  51. 2/11. RELATO MI HISTORIA PARA QUE EL DESCAMINADO QUE ME HA DIFAMADO A TRAVÉS DE FALSAS IDENTIDADES EN ESTE BLOG “JUÍCIO A FUJIMORI” ENTIENDA SU INGRATITUD POR LA AMISTAD SINCERA QUE MI SEÑORA Y YO LE BRINDAMOS (¿VERDAD SEÑOR JHON BAZÁN AGUILAR?)
    ——————————————————————————————————–
    Estimado señor Hildebrandt:
    Después de esperar inútilmente un buen tiempo para que en el blog del señor Ricardo Gil Lavedra, los “personajes aludidos” (unos tales “Ricardo Fernandini” y “Percy Buzaglo”), que se dirigen a mi persona de tan mala manera, ejerzan sus descargos solicitados por quien esto escribe, he terminado descubriendo que todo esto fue un burdo montaje de un tercer individuo, de nombre Jhon Bazán Aguilar, participante de su blog, quién mediante la artimaña que describo a continuación pretendió sorprender a todos, y a mí, utilizando identidades falsas y encima, utilizar una de estas identidades falsas para recordarme de la forma más burda una penosa historia. Pero el hecho de que los supuestos señores “Ricardo Fernandini” y “Percy Buzaglo” se hayan quedado “mudos” después de mis intervenciones en aquel foro –del señor Lavedra- (y ya han pasado largas semanas de ello), las calumnias e infamias vertidas en este me obligaron a intervenir en aquel foro –cosa que no me hubiera gustado hacer, pero lo he tenido que hacer- me dice una (o) dos cosas… o que estos indicados hayan estado levantando falso testimonio contra mi persona con oscuros intereses o que, acaso, como yo sospecho -y esta ” extraña mudez” parece corroborarlo-, se trataría de “otra persona” que, al parecer, suplantó dos identidades para insultar y calumniar y vejar mi honra, y lo que es peor, juzgar sin saber y sin dar lugar a una defensa de mi parte (a menos que esa persona ya me conozca, lo cual refuerza mis sospechas); esto con el agravante de que tal persona, coludido en falsas identidades, se atrevió a atacar como un cobarde a otra persona indefensa, como yo, y encima por la espalda, golpeando y escondiendo la mano, con la mayor de las desvergüenzas, sin mostrar el más mínimo pudor por la decencia ni la cara, y ocultándose en el anonimato -pero que no parece ser tan “anónimo” que digamos, dada la forma cómo “ese alguien” parece haberse ocultado detrás de las aludidas dos presuntas identidades falsas (o serán personas verdaderas pero de ninguna forma creo que han sido “ellos” los agresores, sino más bien, se trataría de “él”: quiero decir, de una persona con nombre propio, y conocida por quien esto escribe y por muchas otras personas que lo conocieron para su mala suerte. Todo esto me da a indicar que este individuo no es otro que alguien de nombre Jhon Peter Martín Bazán Aguilar, abogado de profesión, identificado con DNI # 25674008, quien puso sus palabras en la boca de dos identidades (“Ricardo Fernandini” y “Percy Buzaglo”) sin ningún consentimiento de parte de estas personas. Se trata de la mismísima persona que alguna vez creí un amigo, la persona en la que tanto confié, la persona que me consideraba “un hermano”, la persona que me decepcionó –en realidad nos decepcionó, a mi señora y a mí, que le ofrecimos nuestra casa y nuestra amistad sincera-, la persona que nos engañó como lo hizo con tantos otros, la persona que acabó con mi gran sueño de conseguir un trabajo en una revista como Oiga o en algún otro medio, la persona que me estafó y me hizo perder años con el cuento del empleo, de la misma forma como engañó a otros que soñaban con un trabajo y un crecimiento profesional y personal. Fue una persona para la cual un amigo es aquel de quien puede aprovecharse para sus incomprensibles fines y nada más. Este individuo, que dice ser de cualquier parte –en un blog afirma ser “argentino”, en otro, que es “peruano”, y en otros, qué es de quien sabe qué lugar-, ese “alguien” que dice estar casado con una tal Nicole Leigh -cosa por cierto bien dudosa, por cuanto, que yo sepa, Nicole Leihg es una artista muy conocida en USA y tiene su propia vida familiar-. Es una “persona” que, además, dice vivir en Maryland, al parecer para sentirse lejos de la justicia de los hombres de este país de absurdos llamado Perú. Con engaños, este hombre se aprovechó de nuestra buena fe y confianza por más de dos años, y ahora se nota que está utilizando sistemáticamente falsas identidades, repito, -lo cual creo es lo más cercano a la verdad- y de la peor forma; en el blog de dhperu, Jhon Bazán Aguilar se escuda en dos identidades –y quién sabe cuales otras más que desconozco, por desgracia— para hablar mal de mi persona, y lo está haciendo públicamente, como se puede apreciar en el contenido de este blog dedicado al juicio a Fujimori. Estas identidades tan mal utilizadas son, como decía, las de “Ricardo Fernandini” y la de “Percy Buzaglo”. El primero de ellos es un contador financiero que labora en la sede central de un banco en San Isidro, a quién no conozco personalmente aunque tengo sus referencias; con este señor me pude comunicar telefónicamente, como detallo en el blog aludido, para indagar sobre el contenido de los posts que aparecieron bajo su supuesta firma, bajo la cual este indicado afirmaba “conocerme” –lo cual es mentira, como se verá a continuación—. La otra persona que “me atacó” en este blog es un “señor” que supuestamente firma con el nombre de “Percy Buzaglo”; en la realidad, esta persona es un empresario muy conocido que al parecer radica en la ciudad de Miami; se trata de un amigo muy cercano a Jhon Bazán Aguilar; casualmente, este prójimo hasta llamaba por teléfono a mi casa desde Estados Unidos para conversar con Bazán, cuando todavía éramos amigos y tenía toda sus cosas ocupando nuestra sala y comedor.

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 13, 2009 @ 3:52 pm | Responder

  52. (Repito el post que debió figurar previo al anterior. Debido a la extensión de este texto lo he dividido en 11 partes, todas numeradas, a partir de este, que ahora inserto. Gracias de corazón.)

    Jesús María, 12 de marzo de 2009

    Estimado señor César Hildebrandt

    1/11. Le ruego me permita colocar en su blog el contenido que sigue en los posts a continuación de este que, como usted podrá comprender, no solo es de justicia, sino que permite o al menos me ayuda a reivindicarme de las infamias que se ha vertido contra mi persona en otro blog dedicado a Alberto Fujimori (http://blog.dhperu.org/?p=284), titulado “El juicio a Fujimori”, donde un participante actual de su foro -Dios y el doctor García-, de nombre Jhon Bazán Aguilar ha estado uso fraudulento de dos identidades falsas (las de un tal “Ricardo Fernandini” y “Percy Buzaglo”)con el objeto de hacerme daño moral y profesionalmente. Es una larga carta redactada tras investigar las fuentes del contenido de dichos posts de quien escribe bajo tales identidades, que me han causado tanto malestar en el citado blog -que ruego por favor revise en el hipervínculo que he insertado arriba de estas líneas-, y las correspondientes aclaraciones a cada calumnia, injuria, infamia, verdida sin justificación alguna.

    Por favor, le ruego me permita insertar este material en su blog -(https://cesarhildebrandt.wordpress.com/2007/09/04/dios-y-el-doctor-garcia/), pues lo traté de hacer en dhperu, sin éxito, pues al parecer me han bloqueado el acceso después de mis últimas intervenciones, donde solo quería compartir con los lectores un trabajo periodístico mío.

    De todas formas se lo mando a usted para que vea el tamaño del agravio que se ha cometido contra mi honorabilidad. Por cierto, como yo respondí en ese blog a tales posts, apresuradamente, no expliqué bien muchas cosas que, aquí, abajo, explico. La verdad es que a través del blog dhperu se ha cometido un exceso por parte de una persona que ahora está participando en su foro, señor Hildebrandt, el tal Jhon Bazán Aguilar, y usted, o ustedes, señores moderadores,supongo, por ser defensores de los derechos humanos, no pueden avalar impidiendo que me pueda expresar en defensa propia.

    Quiero aclarar que la entrada del post que sigue a este (2/11) lo dirigí a dhperu, por lo que quedó como quedó, en letras mayúsculas.

    Gracias por entender mi situación, que Dios los bendiga.

    Carlos Gamero Esparza
    DNI # 07773714

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 13, 2009 @ 4:26 pm | Responder

  53. 3/11. La verdad, señor Hildebrandt, es que los textos de los posts publicados por estas “dos personajes” en ese blog (lo cito entre comillas por razones obvias, como se verá a continuación), en un comienzo me confundieron. Hago, por cierto, un mea culpa, pues me dejé llevar por la indignación y “respondí” a los agravios de estos “señores” con mensajes donde cuento la verdad pero que fueron dirigidos por error a las personas equivocadas. Me irritó mucho la forma desalmada y despiadada como se me atacaba, se me insultaba y se me calumniaba, con el claro propósito para hacer daño a mi honra y a mis principios éticos y morales como persona y como periodista. Pero después, releyendo una y otra vez el contenido de tales mensajes, y del contenido del resto del blog, pude comprender que en realidad todo parecía ser obra de una tercera persona que se habría hecho pasar por los señores “Ricardo Fernandini” y “Percy Buzaglo” para hacerme daño cobardemente. ¿Su nombre?: el ya citado Jhon Peter Martín Bazán Aguilar, un participante de ese foro dedicado a Fujimori, y ahora participante este foro, donde se habla de Alan García. Él es quien está detrás de todo, haciendo mal uso de identidades falsas para insultar, calumniar, difamar y levantar falso testimonio en contra de mi persona, valga la redundancia. Se trata, pues, del mismísimo “abogado” y “empresario” que en sus blogs y otros sitios Web similares se autodenomina “Editor General” y “Gerente General” de una empresa llamada “Editorial Periodística Oiga” (sic), dueña de una tal “revista Oiga” –que, por cierto, no existe-, quien me está haciendo daño de la manera más ruin a través de aquel medio y de otros, insultándome o suplantando mi identidad, plagiando mis trabajos, atribuyéndose autorías que no le corresponden, etc., etc. Y lo está haciendo a pesar de la amistad sincera que tuvimos, a pesar de haberle brindado, conjuntamente con mi señora esposa, una confianza, un hogar amigo y un apoyo moral incondicional en sus momentos más difíciles. Lo está haciendo pese a habernos conocido, valga redundancia, a mi señora y a mí como “sus mejores amigos”. Fue una amistad sincera de nuestra parte hacía él que, a decir verdad, este señor terminó tratando de la forma más vulgar. Y tal como se han dado las circunstancias en aquel foro de dhperu, y lo que ahora dice en el presente foro, donde incluso ha publicado un material de mi autoría con su crédito, aquel donde se habla de Alan García y Galsky (revisar los posts 29 a 32 firmados por Jhon Bazán en su blog, señor Hildebrandt, y verá unos números entre paréntesis, son las notas que yo inserté en un libro que Bazán y yo estuvimos co-escribiendo, pero que se echó a perder por lo que le voy a relatar), creo ver confirmado lo que yo ya me temía. Por tal motivo, quiero tener en este medio –este foro- acceso al beneficio de la duda –creo es mi derecho, por ser este foro el lugar donde se han vertido semejantes infamias contra mi persona—, pues la duda es uno de los peores enemigos de la mentira. Esto en razón de que las aludidas “personas” siguen “mudas” desde el pasado mes de diciembre del 2008, pese a mis justos requerimientos para que se me explique la razón de tales actitudes. Se trata, pues, de agravios con nombre propio, repito –no son “ellos”, pues, como parecía, sino de “él”, quien disfrazado de “ellos” ataca y agravia. La “mudez” de estas “personas” –y la del participante que firma bajo el nombre de “Jhon Bazán Aguilar”— (hasta la fecha) ha persistido desde que yo inicié mis intervenciones en aquel blog dhperu, da pues, mucho que pensar. Y pensar que en un principio, yo solo quería compartir uno de mis trabajos periodísticos con los lectores de ese blog, dedicado precisamente a Alberto Fujimori y la publicación por la revista Oiga del siniestro “Plan Verde”, que configuró una denuncia de Paco Igartua (julio de 1993) contra la dictadura que se le venía encima al Perú.

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 13, 2009 @ 4:28 pm | Responder

  54. 4/11. En estos posts, señor Hildebrandt, tales “personas” me insultan y acusan y, lo que es peor, prejuzgan unos hechos que me afectaron laboralmente y profesionalmente y como ser humano. Con todo respeto, señor Hildebrandt, y con el respeto que se merece el contenido en de sus blogs donde usted viene realizando una estupenda labor en defensa de la verdad y los principios del verdadero periodismo, quisiera explicarle algo: se trató de unos hechos desgraciados e injustos que literalmente me dejaron moralmente devastado, sin derecho a un acto de justicia, sin el más mínimo respeto por mi situación de discapacidad ni por mi dignidad humana. El inmerecido despido al que se refiere quien firma bajo el nombre de “Ricardo Fernandini” no fue por lo que esta “persona” dice, “por incompetente”, sino que fue el corolario a años de maltratos morales y sicológicos, en los que se ninguneaba mi labor periodística y mis reportajes de investigación eran entregados a otras personas, como si de buitres intelectuales se tratara, y mis artículos eran plagiados o les cambiaban mi crédito por el de otro periodista. Mi despido sucedió de repente, abruptamente, sin previo aviso, con la mayor alevosía y ventaja por parte de mis empleadores, los “queridos primos hermanos” Agóis, un 30 de septiembre de 2004. Este hecho, señor Hildebrandt, y lo denuncio desde este mi rincón donde nunca dejaré de luchar por el periodismo ético y moral, y por la verdad, como el que practicaba ese egregio hombre de prensa que fue don Francisco Igartua, me dejó literalmente desamparado, amenazado por los “representantes legales” de EPENSA para que yo no encontrara forma alguna de defensa y, lo más triste, sin una consoladora mano amiga en mi ahora ex trabajo –nadie de los que decían ser “amigos” en EPENSA asomó la nariz para ver qué me estaba sucediendo en aquellos dolorosos momentos, salvo los amigos de la sección donde yo laboraba, en el Archivo Periodístico de esta empresa, que se portaron como gente de verdad—. Fue algo humillante. Recuerdo el día en que me despidieron, ese desgraciado 30 de septiembre de 2004, haber visto a quien había sido mi “jefe”, un tal Omar Zavallos Velarde –un mal dibujante y pésimo “editor” de la sección Metro Lima, de OJO— reírse a carcajadas cuando, al parecer, se había enterado de los despidos. Nunca olvidaré tampoco la forma vulgar como mi señora esposa fue prácticamente vejada en las puertas de EPENSA, al día siguiente de que me anunciaran que ya no trabajaba en allí, el 1º de octubre de ese año: por recomendación de la mamá de los Agóis, mi tía Olga Banchero Rossi, mi esposa y yo acudimos a EPENSA, pero en las puertas de la empresa habían colocado un ejército de guachimanes armados, algunos hasta rastrillaban sus pistolas, y el jefe de seguridad de EPENSA, un tal “Rafo”, se burló de mi señora cuando ella le exigió me dejen, por lo menos, retirar mis cosas de mi escritorio en el Archivo Periodístico de la empresa, donde yo había estado trabajando desde mayo de ese año: solo me dejaron entrar para sacar mis cosas quince días después. Tampoco olvidaré las amenazas de la entonces jefa de personal de EPENSA, quien me conminó a firmar “mi renuncia”, diciendo que si no lo hacía no me iban a dar nada y me iban a presionar utilizando no se qué asesores legales y que yo no tenía derecho a nada porque ese era “un cese colectivo” porque la empresa estaba “en crisis” (sic), entre otras cosas. En EPENSA tampoco me quisieron reconocer derechos laborales que tenía, no respetaron mi situación humanitaria por discapacidad, y la liquidación que me dieron fue una burla a la inteligencia humana. Fue algo que no se lo deseo ni a mi peor enemigo. Fuera de mi entonces centro de labores nadie me ayudó en nada, moralmente, espiritualmente, salvo el apoyo maravilloso de mi esposa y el de su familia. Me pude levantar de nuevo gracias a estas personas bondadosas, ángeles que Dios puso a mi lado, y el apoyo moral de dos amigos españoles que en todo momento estuvieron espiritualmente cerca de mí. Todo esto sucedió en aquel septiembre de 2004 por obra y (des)gracia de los hermanos Agóis, en especial del “Gerente General” de EPENSA, un tal Enrique Agóis Banchero, aquel que firmó mi carta de despido y me la envió como documento notarial a mi domicilio, sin sobre ni nada. Fue una “carta notarial” infame tramitada en la notaría Renzo Alberti, un amigo de la familia de mi madre y de los Agóis, que un desaprensivo mensajero arrojó bajo la puerta del edificio donde yo vivía con mi esposa, en San Isidro. Mis malos parientes y peores empresarios, líderes de una empresa tan mediocre como EPENSA –una verdadera deshonra para quien fuera su fundador, ese caballero llamado Luís Banchero Rossi— pasaron de esta forma por encima de la sangre y del parentesco. No les importó nada. Ellos, mis primos hermanos, enterraron así años de unión familiar. Pensar que ellos, tanto Lucho, como Quico, Carlos, Rossana y Mariella Agóis Banchero Rossi, crecieron y jugaron conmigo cuando éramos niños, por ser su madre, doña Olga Banchero Rossi, prima hermana de mi mamá desde que nacieron en Cajamarca –incluso fueron vecinas en la misma calle y en la misma cuadra y en el mismo barrio—, y uno de sus hermanos, Lucho Banchero Rossi, fue mi padrino de bautismo y fundador de EPENSA. Ellos fueron los culpables de esta desgracia que comenzó primero con los maltratos que sufrí durante años, desde que EPENSA fue “reestructurada” en el año 2000, hasta que terminaron con mi despido, en el 2004. Mientras estas cosas sucedían, ellos, los hermanos Agóis Banchero, actuando con la mayor alevosía y ventaja, se coludieron con la impunidad y guardaron un silencio cómplice que fue una ofensa que rayó en la indignidad humana, silencio al que se sumaron los hijos de Enrique Agóis y, sobre todo, su esposa, doña Nilda Hatton de Agóis. Cuando les correspondía comportarse con decencia, los Agóis actuaron como los peores patanes de barrio. Rodearon de guachimanes y guardaespaldas armados la calle Jorge Salazar Araoz, en La Victoria, donde se ubica EPENSA, y alrededor de ella, y bajo la amenaza y la coacción obligaron a los despedidos a firmar cartas de aceptación de su despido intempestivo, entre ellos quien esto escribe. Nunca olvidaré la miserable actitud de la esposa de Enrique Agóis Banchero, Nilda Hatton de Agóis, quien siempre me decía… “te quiero mucho Carlitos”. Ella, tras mi despido, guardó un sospechoso silencio, mostrando con esto una indiferencia insultante, hasta ahora. La “señora” Nilda de Agóis, a quien ya no considero “prima” política, se escondió como una rata, se encerró en su nido dorado, primero en su bunker de La Molina y luego en su departamento del malecón de Chorrillos. Todo ello de la forma más indigna cuando, se supone, de alguna manera tenía que dar la cara y no lo hizo jamás. También me indigna la indiferencia de la familia de mi parte materna, y de otros amigos, que se “escondieron” cuando todo pasó. Pero el comportamiento de mi “prima” Nilda de Agóis fue lo peor, y con ella la de su “ilustre” marido, el tal Enrique Agóis Banchero. A ambos yo les consideraba buenas personas y jamás se me había pasado por la cabeza que serían capaces de cometer tanta maldad; yo los consideraba unas personas especiales, pero, ¡qué lástima, me equivoqué! ¡La verdad cómo me arrepiento haber invitado a estos miserables Agóis-Hatton a mi graduación de 1990, cuando terminé mi carrera de periodismo con honores! ¡Cómo me arrepiento de haberlos invitado a mi boda, aquel maravilloso 14 de enero del 2000! Todos los Agóis estuvieron allí (tengo fotos). Y, sin embargo, a la hora de la hora no les importó nada, actuaron como actuaron, como si se creyeran omnipotentes. Por allí se dijo que en mi despido fui víctima de una calumnia de parte de una persona que alguna vez fue mi “amiga” y también mi ocasional jefa por un tiempo en el diario OJO, una tal Esperanza “Pocha” Rodríguez, quien para malograr mis trabajos periodísticos, como parte de esa deliberada campaña de maltrato sicológico que se urdió contra mí persona por esos años (2000-2004), contó con la complicidad de otra “periodista”, de nombre Roxana Silva, redactora de la desaparecida “revista” semanal Mujer Actual, de OJO, en realidad un pasquín donde la señora “Pocha” Rodríguez hacia plagiar o piratear mis trabajos y los de otros. Ni qué decir que esto no era nada comparado con los maltratos que recibí de parte de otro amigazo de Enrique Agóis Banchero, un sujeto que ya cité, de nombre Omar Zevallos Velarde, en su momento editor de la sección Metro Lima, del diario OJO. Por cierto, este periódico ahora se llama “Nuevo OJO”, seguramente un “lavado” de logo y marca de parte de los Agóis con el propósito de evadir la responsabilidad que ellos tienen con la justicia y con la moral nacional no solo por sus actos de corrupción sino porque tienen decenas de procesos judiciales por abusos y atropellos cometidos contra sus trabajadores y periodistas –amén de vivir ahogados en millonarias deudas impagas con el SAT y con la SUNAT—, además de los reiterados despidos arbitrarios de personal disfrazados de “ceses colectivos”, y qué demás… Los maltratos sicológicos se cometieron con total impunidad, y llegaron al punto de causarme graves problemas de salud y emocionales, en medio de la indiferencia de la familia de mi madre, parientes de sangre de los Agóis y, finalmente, los maltratos que me “brindó” quien fue mi último jefe cuando me hicieron “bajar” al Archivo Periodístico de EPENSA, un señor de nombre César Lengua, quien como jefe de Comunicaciones, me hizo cambiar de puesto, me hizo dejar OJO para ubicarme en otra sección. Todo como parte de un plan urdido para dejarme afuera de la empresa.

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 13, 2009 @ 4:31 pm | Responder

  55. 6/11. Señor Hildebrandt, lo que creo es que estas “personas” (“Fernandini” y “Buzaglo”) que me “juzgan y condenan” tan arteramente como falsamente, y encima me calumnian de tan mala forma, en realidad están actuando en nombre del “padre putativo” de tales juicios tan destemplados, es decir, de un “señor” de nombre Jhon Peter Martín Bazán Aguilar. Se nota a las claras que estos “dos señores” no son precisamente “dos personas –“Fernandini” y “Buzaglo”— sino que ambos no son otra cosa que una misma persona – este es, repito hasta la saciedad, Jhon Bazán Aguilar—, quien ha escrito bajo identidades falsas con la sola intención de dañar mi honra. Una pena, pues, que pueda haber gente de semejante catadura moral. Y, que conste, yo no tengo nada contra este señor (Bazán), solo estoy muy dolido por su comportamiento para con nosotros, sus amigos, o eso era lo que él nos daba a entender cuando nos tenía sumido en su telaraña de mentiras.
    Después de la última vez que nos vimos, cuando mi señora y yo ya vivíamos en Jesús María, este señor, Bazán, primero se “desapareció” tras ofrecernos el oro y el moro, cuando le pedí que cumpla con sus promesas y me pague por mis trabajos realizados para él. Después, para mi sorpresa, abrió varios blogs dedicados a la revista Oiga y a Francisco Igartua Rovira, y empezó a participar en otros sitios de discusión. Así fue como Bazán se adjudicó como suyos capítulos enteros del citado libro que lastimosamente no verá la luz, textos enteros que yo había preparado con tanto esfuerzo para la obra de la que supuestamente éramos co-autores, es decir, ¡Oiga!… ¡Don Paco! Ante mi desazón, vi como todos mis trabajos terminaron siendo colgados en Internet y con créditos que no eran los míos. Así fue como este libro murió antes de nacer por culpa de la insensatez de Bazán. Luego descubrí como poco a poco comenzaba a publicar los trabajos redactados por mí para el citado libro, que eran confidenciales por mutuo acuerdo. Seguidamente, a mediados del mes de agosto pasado (2008), Jhon Bazán me llamó por teléfono cuando yo ya había descubierto otros “plagios”, esta vez a mis trabajos redactados para la revista Oiga que nunca salió (la del 28 de noviembre del 2006). Yo estaba tan molesto que le colgué el teléfono. Luego le escribí una carta a él y a su íntimo amigo, Lino Bolaños, para exigir explicaciones, pero jamás me respondieron. ¡Para remate, ese Jhon Bazán Aguilar, de la forma más desvergonzada, terminó colocando mis otras creaciones periodísticas, que yo las había redactado para Oiga, en su sitio de Internet personal y en otros varios blogs atribuyéndose una autoría que no le correspondía, destruyendo con ello un libro y unas creaciones periodísticas, sin el menor remordimiento.

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 13, 2009 @ 4:39 pm | Responder

  56. 7/11. Continuando con esta triste trama, este señor Bazán después ahora se dedicó a atacar, a insultar, a difamar, utilizando identidades falsas, como ha ocurrido en el foro de dhperu –solo los cobardes hacen eso—. Bazán ha usurpado las identidades de dos personas honorables (al menos eso es lo que creo). Señor Hildebrandt, siento mucho haber tenido que escribir todo esto en defensa de mi dignidad humana, pero lo que ha sucedido no es justo. Menos lo es que se aluda a hechos que tanto daño me hicieron –mi inmerecido despido de EPENSA— como justificación para hacerme más daño del que ya me han hecho. Nadie es Dios ni juez y parte para juzgar a nadie sin fundamento alguno, y menos de la forma como este señor, Jhon Bazán Aguilar, lo ha hecho en aquel foro dhperu, en el sitio dedicado al juicio a Alberto Fujimori –que espero sea condenado pronto por sus crímenes-; nadie tiene derecho a hacer lo que Bazán ha hecho, así sea a título propio o a través de “X” identidades de “X” personas, y menos aún difamar, calumniar e insultar de la forma como se ha hecho. Por lo tanto pienso y creo que tengo derecho a un principio de equidad, que sino de defensa de mi honorabilidad, cuando me atacan por la espalda. Por tanto, he tenido que escribir todo esto, pues no puedo quedarme callado ni de brazos cruzados cuando veo que me agreden impunemente y me hacen acusaciones falsas y encima todo esto está en Internet. ¿Es esto justo señor Hildebrandt? Así como usted dice defender los derechos humanos y practica un periodismo serio y objetivo, defendiendo siempre la verdad por encima de todo ¿alguien alguna vez defenderá los derechos humanos de personas como nosotros (los periodistas y hombres de prensa honestos, y los jóvenes sinceros que aspiran a practicar la carrera de la comunicación social), que caen en las manos cochinas de tanto empresario o empleador inmoral y sin escrúpulos que se viven a costa del esfuerzo ajeno, explotando sin remordimiento a sus empleados con jornadas agobiantes y sueldos de hambre y amenazas de despido arbitrario para que se queden callados?, ¿alguien alguna vez defenderá a quienes son obligándolos a laborar en las condiciones más inhumanas, sin derecho laboral alguno ni nada por el estilo? Ahora está sucediendo eso en EPENSA, donde han echado a casi todos los periodistas de oficio para contratar, que si no “reclutar” practicantes y jóvenes egresados a quienes explotan miserablemente tanto en Nuevo OJO, como en Correo y El Bocón… ¿se puede vivir acaso con un sueldo de 350 ó 400 nuevos soles en jornadas de 12 a 14 horas diarias y a veces más, con remuneraciones impagas o atrasadas, sin pago de horas extras, sin pago del CTS, ni nada? Se nota que hay sujetos de saco y corbata enquistados en los medios de prensa que, cuales delincuentes del papel periódico, difaman, calumnian e injurian cuando se ven descubiertos en sus malas artes, como ha pasado con Jhon Bazán y los Agóis Banchero, verdaderas vergüenzas para nuestro periodismo tan venido a menos por culpa de esta gentuza.

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 13, 2009 @ 5:00 pm | Responder

  57. 8/11. Y, por último, ¿quién nos defiende, señor Hildebrandt, de quienes, amparados en las sombras del anonimato (como ha ocurrido en ese foro de dhperu, a nombre de un ahora participante de su blog, señor Hildebrandt), se apropian de identidades ajenas, o acaso las inventan, y atacan a mansalva, injurian y difaman de la forma más traicionera? La verdad, lo que ha pasado me ha dolido en el alma señor Hildebrandt, y por eso he tenido que escribir todo esto, con su permiso. Para mí es intolerable que unas personas desconocidas hagan escarnio de mi sufrimiento. Cuando me acusan de haber sido despedido por “incompetente”, me recuerdan todo lo que sucedió en EPENSA y así lo relato en el blog dhperu y ahora en este –espero que por lo menos este relato le sirva a alguien de aliciente, y sepa de quién defenderse si es que cae en las manos de empresarios sinvergüenzas como es el caso de los hermanos Agóis Banchero, dueños de EPENSA, o de explotadores inescrupulosos como Jhon Bazán Aguilar—, para que vean, a fin de cuentas, qué tan “incompetente” era yo. Cuando me acusan de haber “insultado” a alguien como a un “figuretti” de apellido Potestá, pueden leer el foro de este “periodista” para que vean que no hay insulto alguno de mi parte, que esta acusación ha sido una calumnia más, y eso que este “periodista” ya borró todas mis intervenciones, para que no quede huella escrita de mí, al menos en el blog opotesta…

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 13, 2009 @ 5:02 pm | Responder

  58. 9/11. Aquí, señor Hildebrandt, solo hay verdades que duelen tanto como me ha dolido a mí el comportamiento de ciertos prójimos a quienes creía ser buenas personas, entre estos gente muy familiarmente cercana a quien esto escribe. Se trata de personas que luego hicieron y hacen daño sin importarles nada, y publican sus insultos y ataques sin interesarles el daño moral que están causando. Cuando me acusan de haber “apoyado” a alguien como Jesús Reyes Muñante, tuve que contar lo que me sucedió con Jhon Bazán, para que los que tienen el cerebro del tamaño de una hormiga entiendan que no era tal ese “apoyo” ni menos, esa persona no era tal sino otra a quien yo nunca mencioné. Cuando me acusan de “haber escrito mucho”, me ha indignado ver como nadie dice nada de todas las barbaridades que ponen allí, en el blog de Potestá –y no los han borrado como han hecho con mis intervenciones—, Patty Rivas y Miguel Rivas, amigos de Jhon Bazán, y menos han borrado los posts de Jhon Bazán, que también metió su cuchara y su bocota. Toda una sarta de infamias e infundios. Y cuando me hablan de EPENSA, me reventó otra vez el indio, el cholo y el negro, pues la alusión a mi injusto despido me hace recordar la miseria humana de los Agóis Banchero, no la puedo tolerar ¡qué se han creído que son, sinvergüenzas!, y he tenido que contar, valga redundancia, lo que me hicieron, todo el dolor que tuve que aguantar tanto tiempo, tragándome el sapo, y ver la brutalidad, la indiferencia y la impunidad que rodeaba todo en esos días tan tristes. Yo sé que le di lo mejor de mi talento, del poco que tengo y que Dios me regaló, a EPENSA durante tantos años, yo sé que le di grandes satisfacciones al diario OJO en sus buenos tiempos, y sé que también se lo di al diario Correo cuando laboré en el suplemento Suceso. Ha sido una hermosa y apasionante carrera periodística, hasta que mis primos se metieron con Fujimori y Montesinos y Enrique Agóis Banchero se trajo en 1998 a su gentuza de Arequipa (Carlos Manrique Negrón, a quien puso de director de OJO, sacando a ese gran profesional que era Agustín Figueroa, y su “amiguete”, Omar Zevallos Velarde, quien fungió de “jefe” en los suplementos dominicales de OJO y luego fue el peor editor que ha tenido el diario OJO, mantenido en su cargo por el favoritismo que le daban mis primos Agóis Banchero con la colaboración de la señora Nilda Hatton de Agóis… horrible.

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 13, 2009 @ 5:06 pm | Responder

  59. 10/11. Estimado señor Hildebrandt, en las manos de Dios pongo su transparencia y su justicia (para que usted obre con sabiduría y certeza con este texto que le estoy ingresando a su blog). Espero que no me borre este contenido a pesar de ser una cruda pero necesaria recordación de verdades que duelen, que a mí me laceraron el alma sin esperanza de justicia ni nada. ¿Es esto justo, señor Hildebrandt? Por favor, póngase la mano al pecho y piénselo por tantas víctimas de estas ratas del periodismo peruano, por estos malos elementos dueños de ciertos diarios, periódicos y revistas, y no me borre este escrito. Que estas líneas sirvan de escarmiento para unos (si es que todavía quedan decentes en el empresariado periodístico peruano), y para los que asesinaron la dignidad patria y embarraron a la Prensa Peruana con su estiércol, allá por los 90s, y encima no respondieron al llamado de la experiencia cuando, a través de las páginas de Oiga, se denunció la existencia del siniestro “Plan Verde”, desoyendo al maestro Paco Igartua, un verdadero hombre de prensa, ante el cual me quito el sombrero. ¡Y qué lástma!… no hay en ninguna calle ni plaza ningún recordatorio para un verdadero peruano, salvo una solitaria placa en Miraflores que lo menciona tras la devolución de los diarios en 1980.

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 13, 2009 @ 5:08 pm | Responder

  60. 11/11. Estimado Señor Hildebrandt, pongo a Dios por testigo de los hechos y testimonios aquí descritos; y espero que Su Justicia haga su trabajo; yo sólo sé que esa Justicia existe, y es IMPLACABLE; que ni los hermanos Agóis con toda su “omnipotencia”, ni Jhon Bazán Aguilar con sus “Ricardo Fernandini” o “Percy Buzaglo” –personajes bajo cuyos “nombres” se me injuria y calumnia—, ni el “señor periodista” Orazio Potestá, por su actitud tan cínica como hipócrita y tan poco ética ante mis escritos en su blog (que ya fueron malamente borrados), se sientan tan seguros. La Justicia de Él existe. Dios, como Padre Justo y Misericordioso, es más grande que la miseria humana de ciertos hijos de vecino. Perdónalos Señor, pues no saben lo que hacen.
    Que Dios los bendiga a todos, incluso a quienes me han apuñalado por la espalda.
    Muy Atentamente.
    Carlos Gamero Esparza
    DNI # 07773714

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 13, 2009 @ 5:13 pm | Responder

  61. estoy muy feliz. ante todo estoy muy agradecido por las verdades que dice acerca de la corrupcion que hay en el pais , que los de saco y corbata malgastan todo nuestro dinero de todos los peruanos
    primero este señor alejandro toledo para mi un mal presidente solo mencionarle una de sus faltas graves “la hora cabana ” (osea ala hora que el deseaba llegar ……..tarde ) ante una reunion tarde como siempre veia por television cuando salia a dar una conferencia y como siempre tarde , que ejemplo nos puede dar alos peruanos.
    segundo fujimori esta bien que haya eliminado el terrorismo

    pero no matar a gente inocente de la cantuta ,no a engañar ala sociedad que cuando que cuando salian las toneladas de coca quemada por television
    en verdad eran quemadas pero era solo harina .

    tercero alan garcia ni que hablar , en su primer gobierno se equivoco no hizo una buena gestion
    la devaluacion de la moneda , la escasez de productos . recuerdo que mi mama hacia las colas para poder adquirir productos ,

    y cuarto odio alos militares no kisiera tener a chavez aca en le peru .
    apoyemos el capitalismo peruano que estos empresarios tomen conciencia
    y que no se dediquen solo a llenarse los bolsillos que con las utilidades obtenidas de la ventas
    inviertan , innoven y este pais sera mas competitivo . mi nombre es jairo omar h. t. sjl tengo 22 años

    Comentario por juniorrr — marzo 14, 2009 @ 6:13 am | Responder

  62. Estimado señor Hildebrandt, estimados señores moderadores, por favor, les ruego me permitan insertar el material que falta, me refiero al post que numeré como el 5/11, que por motivos que desconozco no se inserta hasta ahora, a pesar de que en varias ocasiones me sale el mensaje de que este texto ya se ingresó, pero no aparece en el blog como debería ser. ¿Acaso debo pedir otra vez permiso para que unas aclaraciones, que son muy importantes para quien esto escribe, sobre el tema que tanto me inquieta y afecta, y del que quiero dejar todo claro, sean publicadas? De nuevo les agradeceré sean comprensivos, pues hace varios días estoy en esto, y el material no se inserta. Gracias.

    Comentario por Carlos Andrés Gamero Esparza — marzo 15, 2009 @ 4:02 pm | Responder

  63. El texto que sigue a continuación lo he dividido en tres partes, a ver si se inserta. Gracias.

    Comentario por Carlos Andrés Gamero Esparza — marzo 15, 2009 @ 4:05 pm | Responder

  64. 5/11a. Lo que faltaba ingresar era el post que no figura en el texto sobre el asunto de Jhon Bazán. Aquí contaba que en el blog del señor Ricardo Gil Lavedra, dhperu, dedicado al Juicio a Fujimori, una persona que ye he mencionado varias veces, de nombre Jhon Bazán Aguilar, colocó en boca de otros dos individuos unas acusaciones infundadas contra quien esto escribe. En primer lugar, el supuesto “Ricardo Fernandini” me acusa de ser “el conflictivo de la avenida Brasil”, cuando, a decir verdad, esto es una gran mentira. ¿Cómo sabe, señor Hildebrandt, este señor “Fernandini”, que yo vivo en la avenida Brasil? ¿Cómo se enteró, quién se lo dijo, quien es el chismoso que le pasó el “dato”, y este “señor” no lo explica? Seguro que tenía que ser Jhon Bazán Aguilar quien realmente me dice esto a través de una identidad mentirosa de apellido “Fernandini”; de otro modo no me lo explico, salvo que “otra persona”, como ya insinuaba, haya tomado otra identidad, en este caso la del aludido “señor Fernandini” para decirme semejante barbaridad. La verdad, señor Hildebrandt, no me explico a qué viene este “señor Fernandini” con esto que supuestamente ha escrito en el blog dhperu con la mayor desvergüenza, siendo quien lo afirma alguien a quien no conozco, ni creo que este individuo me conozca a mí. En otra parte de ese blog, ese señor “Fernandini” dice “te conozco…”, cosa que él mismo me lo negó después cuando lo llamé por teléfono (otro punto en contra de Bazán). Quiero aclarar que yo siempre defendí mis convicciones éticas y morales, nunca me ha gustado la injusticia ni la mentira, menos la hipocresía, y estas cosas no me gustan. Se me acusa, igualmente, de haber sido despedido “por incompetente”, cuando todo el mundo sabe, pero callan -“el que calla, otorga”…-, que se trató de la peor de las injusticias cometidas por mis primos hermanos, dueños de EPENSA. Haber laborado casi 18 años en esta empresa ¿es eso “incompetencia”?…, que hayan cerrado los suplementos durante la “reestructuración” de la empresa en el 2000 ¿es eso “incompetencia”?. Pensar que “Ojo contigo”, el dominical de OJO, lo re-lanzaron de nuevo, ese mismo año en que lo cerraron, por un tiempo, hasta el 2001, pero nunca me dejaron colaborar allí, es más, cuando veía que se me marginaba, reclamé, y Mario Ghibellini y Begoña Velasco, quienes fungían de “editores” de suplementos, se lavaron las manos diciéndome que “Carlos Manrique Negrón (el director) es quien escoge el tema y el redactor, tienes que decirle a Manrique, Carlitos…”, y allí quedó la cosa. No fuí donde el director porque este individuo jamás me quiso recibir en su oficina, su secretaria, de nombre Carla, se burlaba de mí diciéndome que el “director” estaba “ocupado” (la verdad, estaba ocupado, recibiendo… a quien sabe quienes, en su despacho (porque yo lo vaía haciendo “nada”, viendo televisión, con las piernas cruzadas sobre su escritorio, en fin…); Manrique nunca se interesó por mi trabajo en estos años desde que llegó de Arequipa (1998); solo me tomaba en cuenta si era por algo que le interesaba o le convenía para sus intereses mezquinos y personales; y una vez tuvo el desparpajo de decirme que yo no hacía tal o cual trabajo que supuestamente “me había encargado” (una vez hice una investigación, se lo mandé por e-mail, y él no sé qué hizo con el artículo –aquí conservo los correos y los chats que intercambié con este señor Manrique), y encima me negó que yo se lo había enviado—. La verdad es que yo le remitía todo lo que hacía, pues mi supuesto “jefe”, Omar Zavallos (para mí un jefe es una persona que se gana el respeto por sus propios méritos, que respeta y se hace respetar, y Zevallos no era nada de eso), se hacía el que no sabía nada. Manrique, pues, se “olvidaba” hasta de que yo existía.

    Comentario por Carlos Andrés Gamero Esparza — marzo 15, 2009 @ 4:06 pm | Responder

  65. No, en cinco partes… no ingresa, pues. Saludos, gracias mil.

    Comentario por Carlos Andrés Gamero Esparza — marzo 15, 2009 @ 4:07 pm | Responder

  66. El texto que sigue abajo lo he dividido en 6 partes en lugar de tres, pues sigue en sus trece, no lo entiendo. Gracias.

    Comentario por Carlos Andrés Gamero Esparza — marzo 15, 2009 @ 4:09 pm | Responder

  67. 5/11a. Lo que faltaba ingresar era el post que no figura en el texto sobre el asunto de Jhon Bazán (5/11). Aquí contaba que en el blog del señor Ricardo Gil Lavedra, dhperu, dedicado al Juicio a Fujimori, una persona que ye he mencionado varias veces, de nombre Jhon Bazán Aguilar, colocó en boca de otros dos individuos unas acusaciones infundadas contra quien esto escribe. En primer lugar, el supuesto “Ricardo Fernandini” me acusa de ser “el conflictivo de la avenida Brasil”, cuando, a decir verdad, esto es una gran mentira. ¿Cómo sabe, señor Hildebrandt, este señor “Fernandini”, que yo vivo en la avenida Brasil? ¿Cómo se enteró, quién se lo dijo, quien es el chismoso que le pasó el “dato”, y este “señor” no lo explica? Seguro que tenía que ser Jhon Bazán Aguilar quien realmente me dice esto a través de una identidad mentirosa de apellido “Fernandini”; de otro modo no me lo explico, salvo que “otra persona”, como ya insinuaba, haya tomado otra identidad, en este caso la del aludido “señor Fernandini” para decirme semejante barbaridad. La verdad, señor Hildebrandt, no me explico a qué viene este “señor Fernandini” con esto que supuestamente ha escrito en el blog dhperu con la mayor desvergüenza, siendo quien lo afirma alguien a quien no conozco, ni creo que este individuo me conozca a mí. En otra parte de ese blog, ese señor “Fernandini” dice “te conozco…”, cosa que él mismo me lo negó después cuando lo llamé por teléfono (otro punto en contra de Bazán). Quiero aclarar que yo siempre defendí mis convicciones éticas y morales, nunca me ha gustado la injusticia ni la mentira, menos la hipocresía, y estas cosas no me gustan. Se me acusa, igualmente, de haber sido despedido “por incompetente”, cuando todo el mundo sabe, pero callan -“el que calla, otorga”…-, que se trató de la peor de las injusticias cometidas por mis primos hermanos, dueños de EPENSA. Haber laborado casi 18 años en esta empresa ¿es eso “incompetencia”?…, que hayan cerrado los suplementos durante la “reestructuración” de la empresa en el 2000 ¿es eso “incompetencia”?.

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 15, 2009 @ 4:13 pm | Responder

  68. 5/11b. Pensar que “Ojo contigo”, el dominical de OJO, lo re-lanzaron de nuevo, ese mismo año en que lo cerraron, por un tiempo, hasta el 2001, pero nunca me dejaron colaborar allí, es más, cuando veía que se me marginaba, reclamé, y Mario Ghibellini y Begoña Velasco, quienes fungían de “editores” de suplementos, se lavaron las manos diciéndome que “Carlos Manrique Negrón (el director) es quien escoge el tema y el redactor, tienes que decirle a Manrique, Carlitos…”, y allí quedó la cosa. No fuí donde el director porque este individuo jamás me quiso recibir en su oficina, su secretaria, de nombre Carla, se burlaba de mí diciéndome que el “director” estaba “ocupado” (la verdad, estaba ocupado, recibiendo… a quien sabe quienes, en su despacho (porque yo lo vaía haciendo “nada”, viendo televisión, con las piernas cruzadas sobre su escritorio, en fin…); Manrique nunca se interesó por mi trabajo en estos años desde que llegó de Arequipa (1998); solo me tomaba en cuenta si era por algo que le interesaba o le convenía para sus intereses mezquinos y personales; y una vez tuvo el desparpajo de decirme que yo no hacía tal o cual trabajo que supuestamente “me había encargado” (una vez hice una investigación, se lo mandé por e-mail, y él no sé qué hizo con el artículo –aquí conservo los correos y los chats que intercambié con este señor Manrique), y encima me negó que yo se lo había enviado—. La verdad es que yo le remitía todo lo que hacía, pues mi supuesto “jefe”, Omar Zavallos (para mí un jefe es una persona que se gana el respeto por sus propios méritos, que respeta y se hace respetar, y Zevallos no era nada de eso), se hacía el que no sabía nada. Manrique, pues, se “olvidaba” hasta de que yo existía. En el fondo, este señor solo hacía peliculina, teatro, cuando estaba delante de mis primos Agóis para “encargarme trabajos” (¿?). Yo los hacía rápido, lo mejor que podía, se los entregaba, pero él después se desentendía con ello, ni siquiera “se acordaba” (¿?), esa es la verdad. Total, tras mi conversación con Begoña Velasco y Mario Ghibellini, me quedé sin nada qué hacer, ante mi desesperación, y se lo comenté a mis primos, pero ellos no hicieron nada. Lo toleraron todo: maltratos, gritos, amenazas… de parte de Omar Zevallos. Me tuvieron sin hacer nada casi tres años, y yo no sabía qué hacer. Cuando proponía temas, se burlaban de mí, era horrible, y mi supuesto jefecito de la sección MetroLima, el tal Omar Zevallos Velarde, llegó a prohibirme que le hablara, que todo se lo mandara por e-mail (correos que, por cierto, jamás respondía), y me trataba mal cuando me acercaba a la redacción. Habían puesto mi computadora en el tercer piso de EPENSA, cuando la redacción de OJO estaba en el segundo piso. A todo esto no pueden llamarlo “incompetencia”. Entonces ¿a qué viene este señor “Fernandini” con eso de “incompetencia”? ¿No será acaso que a “él” (Fernandini), o a “alguien” (Bazán) que se hizo pasar por “él” (Fernandini) se le ocurrió decirme semejante absurdo? Eso es lo que me tinca.

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 15, 2009 @ 4:15 pm | Responder

  69. 5/11b.Pensar que “Ojo contigo”, el dominical de OJO, lo re-lanzaron de nuevo, ese mismo año en que lo cerraron, por un tiempo, hasta el 2001, pero nunca me dejaron colaborar allí, es más, cuando veía que se me marginaba, reclamé, y Mario Ghibellini y Begoña Velasco, quienes fungían de “editores” de suplementos, se lavaron las manos diciéndome que “Carlos Manrique Negrón (el director) es quien escoge el tema y el redactor, tienes que decirle a Manrique, Carlitos…”, y allí quedó la cosa. No fuí donde el director porque este individuo jamás me quiso recibir en su oficina, su secretaria, de nombre Carla, se burlaba de mí diciéndome que el “director” estaba “ocupado” (la verdad, estaba ocupado, recibiendo… a quien sabe quienes, en su despacho (porque yo lo vaía haciendo “nada”, viendo televisión, con las piernas cruzadas sobre su escritorio, en fin…); Manrique nunca se interesó por mi trabajo en estos años desde que llegó de Arequipa (1998); solo me tomaba en cuenta si era por algo que le interesaba o le convenía para sus intereses mezquinos y personales; y una vez tuvo el desparpajo de decirme que yo no hacía tal o cual trabajo que supuestamente “me había encargado” (una vez hice una investigación, se lo mandé por e-mail, y él no sé qué hizo con el artículo –aquí conservo los correos y los chats que intercambié con este señor Manrique), y encima me negó que yo se lo había enviado—.

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 15, 2009 @ 4:18 pm | Responder

  70. Sorry, el post 5/11b, se repitió dos veces, por razones jenas a mi voluntad, de todas formas, mil disculpas!

    Comentario por Carlos Andrés Gamero Esparza — marzo 15, 2009 @ 4:21 pm | Responder

  71. De nuevo mil disculpas por la repetición del texto signado con el 5/11b.

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 15, 2009 @ 4:23 pm | Responder

  72. 5/11c.La verdad es que yo le remitía todo lo que hacía, pues mi supuesto “jefe”, Omar Zavallos (para mí un jefe es una persona que se gana el respeto por sus propios méritos, que respeta y se hace respetar, y Zevallos no era nada de eso), se hacía el que no sabía nada. Manrique, pues, se “olvidaba” hasta de que yo existía. En el fondo, este señor solo hacía peliculina, teatro, cuando estaba delante de mis primos Agóis para “encargarme trabajos” (¿?). Yo los hacía rápido, lo mejor que podía, se los entregaba, pero él después se desentendía con ello, ni siquiera “se acordaba” (¿?), esa es la verdad. Total, tras mi conversación con Begoña Velasco y Mario Ghibellini, me quedé sin nada qué hacer, ante mi desesperación, y se lo comenté a mis primos, pero ellos no hicieron nada. Lo toleraron todo: maltratos, gritos, amenazas… de parte de Omar Zevallos. Me tuvieron sin hacer nada casi tres años, y yo no sabía qué hacer. Cuando proponía temas, se burlaban de mí, era horrible, y mi supuesto jefecito de la sección MetroLima, el tal Omar Zevallos Velarde, llegó a prohibirme que le hablara, que todo se lo mandara por e-mail (correos que, por cierto, jamás respondía), y me trataba mal cuando me acercaba a la redacción. Habían puesto mi computadora en el tercer piso de EPENSA, cuando la redacción de OJO estaba en el segundo piso. A todo esto no pueden llamarlo “incompetencia”. Entonces ¿a qué viene este señor “Fernandini” con eso de “incompetencia”? ¿No será acaso que a “él” (Fernandini), o a “alguien” (Bazán) que se hizo pasar por “él” (Fernandini) se le ocurrió decirme semejante absurdo? Eso es lo que me tinca. Todo esto de mi brutal despido fue, pues, la secuela de los abusos y atropellos que cometieron mis primos y sus “acólitos” (Manrique, Zevallos, Nilda Hatton de Agóis, los hijos de Enrique Agóis, Carlos Sattui Meza, etc…), en especial el “Gerente General” de EPENSA, Enrique Agóis Banchero, quien puso su rúbrica en las cartas de despido más injuriosas que uno se pueda imaginar. No hubo contemplaciones (aquel día, 30 de septiembre de 2004, salieron abruptamente 70 personas, entre estas uno de los co-fundadores de EPENSA, el dibujante Carlos Roose -el inolvidable “Crose”-, quien casi muere de la impresión que esto le causó. También despidieron a un compañero del Archivo Periodístico, a quien le faltaban tan sólo 3 días para jubilarse. Y a mí me metieron en la lista a última hora…).

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 15, 2009 @ 4:26 pm | Responder

  73. 5/11c. (Segundo intento)La verdad es que yo le remitía todo lo que hacía, pues mi supuesto “jefe”, Omar Zavallos (para mí un jefe es una persona que se gana el respeto por sus propios méritos, que respeta y se hace respetar y no maltrata a su gente, y Zevallos no era nada de eso), se hacía el que no sabía nada. Manrique, pues, se “olvidaba” hasta de que yo existía. En el fondo, este señor solo hacía peliculina, teatro, cuando estaba delante de mis primos Agóis para “encargarme trabajos” (¿?). Yo los hacía rápido, lo mejor que podía, se los entregaba, pero él después se desentendía con ello, ni siquiera “se acordaba” (¿?), esa es la verdad. Total, tras mi conversación con Begoña Velasco y Mario Ghibellini, me quedé sin nada qué hacer, ante mi desesperación, y se lo comenté a mis primos, pero ellos no hicieron nada. Lo toleraron todo: maltratos, gritos, amenazas… de parte de Omar Zevallos. Me tuvieron sin hacer nada casi tres años, y yo no sabía qué hacer. Cuando proponía temas, se burlaban de mí, era horrible, y mi supuesto jefecito de la sección MetroLima, el tal Omar Zevallos Velarde, llegó a prohibirme que le hablara, que todo se lo mandara por e-mail (correos que, por cierto, jamás respondía), y me trataba mal cuando me acercaba a la redacción. Habían puesto mi computadora en el tercer piso de EPENSA, cuando la redacción de OJO estaba en el segundo piso. A todo esto no pueden llamarlo “incompetencia”. Entonces ¿a qué viene este señor “Fernandini” con eso de “incompetencia”? ¿No será acaso que a “él” (Fernandini), o a “alguien” (Bazán) que se hizo pasar por “él” (Fernandini) se le ocurrió decirme semejante absurdo? Eso es lo que me tinca. Todo esto de mi brutal despido fue, pues, la secuela de los abusos y atropellos que cometieron mis primos y sus “acólitos” (Manrique, Zevallos, Nilda Hatton de Agóis, los hijos de Enrique Agóis, Carlos Sattui Meza, etc…), en especial el “Gerente General” de EPENSA, Enrique Agóis Banchero, quien puso su rúbrica en las cartas de despido más injuriosas que uno se pueda imaginar. No hubo contemplaciones (aquel día, 30 de septiembre de 2004, salieron abruptamente 70 personas, entre estas uno de los co-fundadores de EPENSA, el dibujante Carlos Roose -el inolvidable “Crose”-, quien casi muere de la impresión que esto le causó. También despidieron a un compañero del Archivo Periodístico, a quien le faltaban tan sólo 3 días para jubilarse. Y a mí me metieron en la lista a última hora…).

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 15, 2009 @ 4:28 pm | Responder

  74. El texto 5/11c, se repitió otra vez, por favor, mil disculpas de nuevo.

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 15, 2009 @ 4:31 pm | Responder

  75. 5/11d. Se me acusa, además, de haber “insultado” a Orazio Potestá, ¡mentira!, ¡ese individuo ofendió mi inteligencia! y todo fue porque en su blog le pregunté por qué “periodistas” como él no hicieron nada cuando Paco Igartua denunció en las páginas de Oiga (1993) la existencia del “Plan Verde”. Eso fue lo que no le gustó a Potestá, se notaba que tal “recuerdo” o le avergonzaba o le temblaba, creo que se le salieron los muñecos, se le destaparon los sesos, no sé… a Orazio Potestá; por otro lado, también se molestó cuando le hablé lo que yo sentía sobre los Agóis: era evidente que este señor Potestá le tiene “pleitesía” a mis primitos hermanos Agóis Banchero Rossi, pues, además, estuvo colaborando en Correo. Tampoco le gustó que le hablara del acoso de la SUNAT contra Oiga durante el fujimorato; no solo no le gustó sino que se burló de mí sugiriéndome que busque en el archivo de su blog un reportaje de él sobre este tema, cosa que era mentira. Luego vino lo que vino. Se molestó tanto que hasta me escribió un mail de forma intimidatoria. Yo le devolví, claro, el “favor”, pues a mí nadie me viene con majaderías, así tenga los pergaminos del cielo o del infierno. Actitudes a todas luces muy extrañas, sobre todo teniendo en cuenta que Orazio Potestá empezó en la Oiga de Paco Igartua su “ilustre” carrera periodística. Hasta el mismo Jhon Bazán, cuando todavía era mi amigo (agosto de 2008), se burló de él en una conversación que tuvimos vía Messenger (Bazán y yo), y me puso un emoticón donde se ve a un muñeco postrándose como adorando a un dios. Y sin embargo él puso todo lo que puso en el blog opotesta, pero no lo borraron como a mí. Estos fueron los motivos de mis desencuentros con Potestá. Ya no he vuelto a ingresar en su foro, y todo el contenido de la página dedicada a Igartua en su blog se quedó “congelado” en agosto del año pasado. Cambiando de tema, “Percy Buzaglo” me acusa de ser conocido como un “topo” en EPENSA. ¡Calumnia! ¿Qué es lo que pretende esta “persona” con semejante e infamante calificativo? ¿Que yo era un espía? ¿Pero de quién? La verdad, no lo entiendo, no se me dice “de quién” ni el “cómo” podría ser esto posible, y sin embargo se me calumnia arteramente. Nada más falso, eso jamás pasó por mi cabeza, no va con mis principios morales. “Buzaglo” me acusa también de haber “apoyado a Jesús Reyes Muñante” -parece que este “amigo”, el señor Jhon Bazán Aguilar, disfrazado como “Percy Buzaglo” tramó otra calumnia contra mi persona, pues de otro modo no me explico la contradicción que explicaré a continuación. Yo no tengo nada de fujimontesinista, Fujimori nunca fue santo de mi devoción, pero tampoco creo que el señor Reyes papá lo haya sido, al menos durante los años previos al cierre de la revista Oiga (1995) que es la época a la que yo me refería cuando hablé de él en el blog de Potestá, cuando hablé de mi apoyo a este periodista que fue subdirector de Oiga, el brazo derecho de Paco Igartua por muchos años. Don Jesús Reyes Muñante más bien fue una víctima más del acoso y la persecusión que la revista Oiga sufrió durante el gobierno de Fujimori. Esto no tiene nada que ver con el hecho de si su hijo haya sido o no adicto a Fujimori. Yo no iba a eso. Yo me refería al papá y no al hijo. Aún así, esta “persona”, el señor “Buzaglo” me señala en el post dhperu de la forma más ruin que yo “apoyé” a Reyes Muñante como si yo hubiera cometido un crimen, cuando casualmente, quien me comentó en varias oportunidades haberle “encargado” a Jesús Reyes Muñante la corrección del libro que habíamos compuesto, es decir, ¡Oiga!… Don Paco! Por cierto, el contenido de la Web citada por el falso “Percy Buzaglo” como “prueba” en mi contra, cuyo enlace aparece en el blog dhperu (http://www.pj.gob.pe/noticias/noticias.asp?codigo=1034&opcion=detalle), me hace pensar que que la persona que escribió esta infamia (“…y quien en Jesus Reyes Muñante…” -sic-) debía ser un analfabeto o acaso no sabe leer bien y, peor aún, tampoco escribir bien, pues el referido sitio no alude a ningún Jesús Reyes Muñante sino al ex-director del diario “Referéndum”, José Reyes Apesteguia, quien fue procesado por el Poder Judicial por corrupción y por pertenecer al entorno de la “prensa chicha” manipulada por Montesinos. Nada que ver, pues, con la Oiga de Paco Igartua. ¡Imagínese, entonces, señor Hildebrandt, qué contrasentido! ¡Si el señor Reyes Muñante fuera o hubiera sido un fujimontesisnista convicto y confeso, entonces cómo rayos se le va a encargar la corrección de una obra cuyo contenido no habla nada bien de la corrupción fujimontesinista y su relación con el cierre de la revista Oiga, que era el libro del que Bazán y yo éramos co-autores! ¡Qué absurdo, pués! Jhon Bazán me dijo también que le había pedido a este viejo amigo de Paco Igartua que “lo edite”. Así estaba yo, con la idea de que Reyes estaba arreglando el libro, hasta que un día mi esposa y yo descubrimos que todo esto había sido una mentira más de Bazán (por cierto, tengo guardadas mis conversaciones con Jhon Bazán, via Messenger, donde hablamos de la edición del libro ¡Oiga!… Don Paco!).

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 15, 2009 @ 4:36 pm | Responder

  76. 5/11e. Luego, el mismo “Percy Buzaglo” (con todo el tufillo de Jhon Bazán) me acusa de “haber llenado el blog de Potestá” de insultos (otra calumnia) y de “textos kilométricos” (¿?) Pero la verdad fue que yo no era la única persona en hacerlo. ¿Ha visto usted, señor Hildebrandt, todo lo que escriben Jhon Bazán, Patty Rivas y Miguel Rivas? en el blog de Orazio Potestá (http://opotesta.wordpress.com/2008/01/18/igartua/#comment-101), donde Potestá ya borró todas mis intervenciones, pero de muy mala manera? Y a ellos no los juzgan a pesar de toda la basura que ellos pusieron. ¿Qué es esto, entonces? Y resulta curioso, pues Orazio Potestá hizo lo que quiso con mis intervenciones en su blog, como decía (gracias a Dios guardé una copia de mis intervenciones antes de ser borradas).

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 15, 2009 @ 4:38 pm | Responder

  77. 5/11f. A modo colofón, espero que con esto quede todo aclarado; allá quedan los involucrados en estos hechos con su (sucia) conciencia. Gracias de corazón por permitirme decir la verdad en torno a este asunto que tanto daño me ha hecho por parte de gente sin moral, que por desgracia conocí.
    Yo sé, y lo repito: de Dios es la Justicia. Y a falta de la justicia humana, a Él tendrán que dar cuenta de sus actos.
    Carlos Gamero Esparza.

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — marzo 15, 2009 @ 4:53 pm | Responder

  78. Fe de erratas: Reinserto este post 5/11e con una corrección en el parrafo 11 (supresión de palabra “ellos”). Graicas.
    5/11e. Luego, el mismo “Percy Buzaglo” (con todo el tufillo de Jhon Bazán) me acusa de “haber llenado el blog de Potestá” de insultos (otra calumnia) y de “textos kilométricos” (¿?) Pero la verdad fue que yo no era la única persona en hacerlo. ¿Ha visto usted, señor Hildebrandt, todo lo que escriben Jhon Bazán, Patty Rivas y Miguel Rivas? en el blog de Orazio Potestá (http://opotesta.wordpress.com/2008/01/18/igartua/#comment-101), donde Potestá ya borró todas mis intervenciones, pero de muy mala manera? Y a ellos no los juzgan a pesar de toda la basura que pusieron. ¿Qué es esto, entonces? Y resulta curioso, pues Orazio Potestá hizo lo que quiso con mis intervenciones en su blog, como decía (gracias a Dios guardé una copia de mis intervenciones antes de ser borradas).

    Comentario por Carlos Andrés Gamero Esparza — marzo 16, 2009 @ 4:36 pm | Responder

  79. SI ALAN LLEGA AL CIELO, LOS ANGELES TENDRIAN QUE INVADIR UN AREA DEL INFIERNO PARA VIVIR TRANQUILOS.

    Comentario por JUAN — marzo 31, 2009 @ 10:49 pm | Responder

  80. LA TRILOGIA PERFECTA, CESAR: ALAN, PADRE; CIPRIANI, HIJO; FUJIMORI, ESPIRITU SANTO. OBVIAMENTE LA VIRGEN KEIKO; Y SIN MAS NI MAS, CARLOS RAFFO NO TENDRIA OTRA OPCION QUE ASUMIR EL PAPEL DE SAN JUDAS. PERO ELLO NO ES LO GRAVE, CESAR, LO GRAVE ES QUE TENDRIAMOS QUE CONVOCAR UNA ASAMBLEA MUNDIAL PARA REDACTAR UNA NUEVA BIBLIA Y CLONARIAMOS ALGUN CABELLO DE MOISES PARA OBLIGARLO A REDACTAR LOS NUEVOS DIEZ MANDAMIENTOS.

    Comentario por JUAN — marzo 31, 2009 @ 10:59 pm | Responder

  81. Que encontrariamos,si algun dia investigariamos el contenido encefálico de ALAN, EL CHINO FUYIMORI(se pronuncia asi)VLADI MONTESINOS ABIMAEL GUZMAN,MARTHA CHAVES,ADOLF HITLER,ETC. ETC.¿tienen el mismoADN? ¡No! nesecitamos ,la ayuda de la ciencia bastaria oler y de seguro que el olor nauseabundo seria el mismo,perdonen por este momento tan absurdo (ojala noesten cenando)…

    Comentario por aldo louis — abril 18, 2009 @ 1:49 am | Responder

  82. Estimados señores: Debido al contenido infamatorio e injurioso contra mi persona vertido por el señor Jhon Bazán Aguilar a través de las identidades falsas que ya he mencionado en este medio, publicados en el blog dhpero, en su foro dedicado al Juicio a Fujimori (http://blog.dhperu.org/?p=284), quiero informarles que los referidos posts supuestamente firmados por un tal “Ricardo Fernandini” y un tal “Percy Buzaglo” utilizados por el mal amigo Jhon Bazán quien, además de plagiar contenidos periodísticos de mi autoría en el blog dhperu aludido, utilizó su falso anonimato para insultar, difamar y calumniar con el claro propósito de perjudicar a quien esto escribe de la forma más vil, traicionera; se trata de textos cuya historia relato en este blog “Dios y el doctor García”. Estos textos tan injuriosos, gracias a Dios, han sido borrados a solicitud mía, por los perjuicios morales y profesionales que esto me venía causando. Agradezco al señor César Hildebrandt, ilustre colega mío, y a los moderadores del presente foro su paciencia, su comprensión y el haberme permitido explayar mi caso en estas líneas, en las que me vi obligado a participar toda vez que aquí también se estaba mellando mi dignidad humana con la publicación de contenidos periodísticos de mi autoría irregularmente firmados por el señor Jhon Bazán Aguilar como si fueran suyos –es evidente, lo repito por enésima vez, que el señor Jhon Bazán Aguilar, además de insultarme como se ha visto, pretendió usurpar mi identidad y robarse mi creación intelectual-. Este individuo quiso sorprender a medio mundo plagiando textos ajenos y colocando posts infamantes firmados por las falsas identidades o alias de los “señores” Fernandini y Buzaglo ya citados, en el sitio dhperu.org, los cuales ya fueron suprimidos a petición de quien esto escribe. Saludos cordiales. CGE.

    Comentario por Carlos Gamero Esparza — junio 5, 2009 @ 4:35 pm | Responder

  83. Estimado Cesar,

    Ahora mismo me encuentro lejos de mi patria y de mi familia, forjandome un futuro en Europa, quiero que sepa que siempre he sido su mas grande admirador, hombres y seres humanos como Ud. falta en Perú, yo mientras tanto seguiré su ejemplo para soñar y creer que algun día cualquier joven con ganas de cambiar nuestro Perú pueda hacerlo, mientras tanto, quiero recomendarle un libro que estoy seguro que lo sabra valorar muchisimo y es “Conversaciones con Dios” de Neal Donald Walsch.

    Muchas gracias

    Que Dios lo cuide

    Saludos

    Ing. Fernando Urquizo Rios
    Barcelona – España

    Comentario por Fernando — junio 26, 2009 @ 4:08 pm | Responder

  84. HOLA SEÑOR HILDEBRANT HABLAR DE ALAN GARCIA ES AHBLAR DE CORRUPCION Y AUTORITARISMO DICTATORIAL A NOSOTROS LOS PERUANOS NOS TIENEN AHORCADOS SI NO PORQUE SUBIO TANTO LAS COSAS SI NO ERA NECESARIO SI TENIAMOS BUENA ECONOMIA ES UN LADRON

    Comentario por RUBEM — julio 22, 2009 @ 9:48 pm | Responder

  85. Buen dia sr. Cèsar Hildebrant

    Primero quiero expresar mi admiraciòn hacia su persona por su destacable trabajo periodistico. Soy periodista aùn joven, y como tal tambièn he seguido los pocos aciertos que realiza el gobierno del señor Alan Garcìa P., es triste percibir que este señor no haya cambiado en nada la situaciòn politica del Perù, muy por el contrario, esta agrupaciòn populista, solo ha ingresado a gobernarnos para satisfacer del mayor de los intereses. Alan Garcìa, es demagogo, populista y un inexperto para manejar el paìs, – porque no tiene el equipo idoneo para hacerlo-, y no puedo dejar de mencionar, tambièn un soberbio. Los hombres de prensa, los que estamos o no en la cancha, debemos continuar con nuestro trabajo decir la verdad y no sòlo contar la noticia sino decirlo a profundidad ante las malas acciones de un gobierno desubicado.

    Es bueno su retorno sr. Hildebrant, ahora en la tv., la verdad q me harte de ver los noticieros ligh de las 10 de la noche.
    Que todo sea por el paìs, ahora tenemos que generar conciencia para las proximas elecciones, para que casos como Alan Garcia, o Fujimori no vuelvan a suceder. Por el bien del paìs, de nuestra sociedad y de lo que podamos dejar a nuestras generaciones. Saludos.

    Comentario por yovana — julio 30, 2009 @ 7:25 pm | Responder

  86. Las ratas siempre son ratas, igual Montesionos Fujimori y Alan sus hijos estudias en USA con nuestro dinero, Gabriela Garcia Nores hizo esperar a la Promo de Meidicina de la UP San Martin porque papa Alan no tenia tiempo, y el colmo, como no pudo ir su hijita lo represento!! como una graduando puede entregar diplomas? no fue primero puestos pero fue 1ra en ser atendida NO HACE CESIGRA y esta en USA con todo pagado US $ 15,000 mensuales

    Comentario por Kelita — octubre 5, 2009 @ 10:01 pm | Responder

    • TOTAL CIERTO, REAL, EL APRA CON SU CABECILLA ALAN GARCIA (a) “Caballo loco”, ESTAN SAQUEANDO EL PAIS NUESTRO, POR ESO SU HIJA PUEDE HACER LO QUE SE LE VIENE EN GANA EN LA UNIVERSIDAD / LOS PERUANOS SABEMOS QUE ALAN GARCIA, NUNCA TRABAJÓ, DE DÓNDE SACA TANTO DINERO PARA SU HIJA, AUNQUE SABEMOS TAMBIEN QUE LA UNIVERSIDAD SAN MARTIN ES DE PROPIEDAD DEL AHORA MILLONARIO GARCIA Y SU MINISTRO CHANG / TAMBIEN SABEMOS QUE LA BANDA APRISTA ESTA ALIADA A LA DE FUJIMORI-MONTESINOS, QUE DESGRACIA DE NUESTRO PERU…!!! LOS PERUANOS DEBEMOS ESTAR VIGILANTES PARA NO SE VAYAN A ROBAR NUEVAMENTE LAS BARRAS DE ORO TAL COMO SUCEDIO CON EL MANTO DEL SEÑOR DE SIPAN Y QUE SE OCULTO CON SIETE LLAVES, TAMBIEN NO VAYAN A ROBAR Y LUEGO VENDER NUEVAMENTE NUESTROS AVIONES DE GUERRA (Mirague), ESTOS CABECILLAS (Alan y Fujimori), ESTAN UNIDOS POR EL MISMO CORDON UMBILICAL.

      Comentario por KINGSER — marzo 2, 2010 @ 6:06 pm | Responder

  87. En mi opinión García no es el peor de los males, sólo el más gordo. Peores son los pobres compatriotas que siguen a pie juntillas esos cuentos de la edad oscura. Qué desinrazón!. Yo, por eso, me cago en dios, en su puta madre y en la madre que parió a too los curas. Por ver si algún sortilegio les despierta el espíritu atontado por la religión, y empezamos…

    Comentario por katon — abril 9, 2011 @ 6:37 pm | Responder

  88. Mientras no se invierta en educación, seguiremos teniendo a estos sacha dirigentes, de lo contrario no podrían gobernar.
    Y con respecto a García, la gente le puede disculpar, robos, desfalcos, mentiras, crímenes, pero jamás le perdonaría que no estuviera presente en misa de gallos o le pusiera flores al cristo morado. De ahí su astucia, bribonería e hipocrecía.
    Gabriela Cuba

    Comentario por Gabriela Cua — septiembre 24, 2012 @ 12:06 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: