César Hildebrandt Blog

agosto 10, 2007

Divino tesoro

Filed under: Artículos — cesarhildebrandt @ 9:01 pm

(La Primera) Divino tesoro
La juventud es esa época en la que soñamos hacer aquello que en la vejez lamentamos no haber hecho.

Jean de la Bruyere, que escribió un montón de aforismos inútiles, acertó quizás con este: “La mayoría de los hombres emplea la primera parte de su vida en hacer desgraciada el resto de ella”.

Y ya no digamos nada de los que piensan que los jóvenes tienen derecho a todo, que la lozanía otorga todas las patentes y que amamos a las jóvenes por lo que son y a los muchachos por lo que prometen ser.

Todo esto viene al caso después de leer a esa flor de parlamentaria que es la señorita Luciana León Romero. Como se sabe, ella escribe en un diario lo que brota de su inteligencia, que es mucho y válido. Fatalmente, lo hace cada semana y no a diario, como muchos quisieran y demandan. Veamos un ejemplo de su prosa:

“¿Cuál es entonces el reto? Primero, no olvidar el pasado. Segundo, mirar con optimismo el futuro. Tercero y fundamental, aprovechar el presente.”

Así escribe esta Rosa Luxemburgo de Alfonso Ugarte.

Y añade, más filósofa que nunca:

“Hoy todos los peruanos debemos trabajar con responsabilidad, con sentido de país, unidos trabajadores, profesionales, empresarios y gobernantes”.

Con lo que a la originalidad del contenido suma la audacia de su sintaxis y esa vibración castelariana que sólo habíamos podido imaginar mirando fotos de la Pasionaria, que fue heroína de la palabra también y a su modo.

Es imposible no citarla de nuevo (citarla en el buen sentido, claro está):

“Nuestro compromiso como políticos es contribuir a dignificar la política”.

Cuando leí esa frase pensé en la mediocridad con la que antes, antes de conocer a Luciana León como prosista, me había satisfecho. ¿Por qué no la había leído antes? ¿Qué clase de infortunio me había impedido encontrarme con tanta luz?

Y la seguí devorando (en el mejor sentido, por supuesto). No salía de mi asombro.

Respondiendo a una propia pregunta (¿qué hacer?, toda leninista ella), esta cumplida promesa intelectual del aprismo del siglo XXI se contesta:

“Trabajar para hacer del Perú un país desarrollado, reto que el presidente Alan García ha planteado como meta para este periodo de gobierno”.

¿Y acaso puede haber duda de que en estos cinco años de García llegaremos a ser un país desarrollado? ¿Es posible ser escépticos si el Apra cuenta con esta juventud brillante que todo lo puede y que nos llama a la acción? ¿No dan ganas de ponernos el overol y salir a las calles cantando la marsellesa con minúsculas, pensando en el ejemplo de Agustín Mantilla?

Yo había leído a la Beauvoir con goce, a Rocío con ganas, a Sonia Luz con nostalgia, a la Yourcenar con los ojos muy abiertos, a la Bronte con impaciencia, a la Christie con cálculo, a Ricarda Huch con cierto aburrimiento, a la Sagan excitándome, a la Nin con sorpresa y a la pequeña Lulú con absoluta entrega.

¿Qué decir de Luciana León Romero?

¿Acaso que convierte a la Storni en chancleta?

¿Acaso que avergonzaría a esa otra suicida apellidada Pizarnik, la que escribió eso de “mi cuerpo mudo se abre a la delicada urgencia del rocío”?

¿Cómo describir la emoción literaria que produce leer a Lucianita?

¿Cómo agradecerle al partido de Velázquez Quesquén que nos haya (o no Haya) bendecido con esta hechura japista?

¿Cómo pedirle al altísimo (el doctor García, claro está) que haga justicia con este fruto jugoso de la intelligentza posmoderna?

Anuncios

1 comentario »

  1. Tengo el orgullo de ser Peruana y soy muy feliz, de tener no sólo la magnificencia de su biodiversidad en mis ojos cada vez que los abro y sentir en mis pies descalzos su suelo fecundo y maternal, sino que tengo un crecimiento contínuo de mi pecho porque mi corazón crece y crece de esperanza y cariño cuando veo a mis hermanos peruanos que gritan nuestra identidad y nuestro Amor por el Perú, cada uno haciendo más fuertes sus potencialidades y sembrando día a día más semillas honestas y sanas en nuestros corazones. Gracias Gianmarco, Jaime Bayly, Juan Diego Florez, Gastón Acurio, Susana Baca, Hernando de Soto, Sofía Mulanovich, Chicas del Voley, del futbol, Lucho Horna, Emilio Córdova, Edgar Prado, usted César Hildebrandt y muchos otros que aman al Perú y perdonen si no los menciono (ahorita no tengo mucho tiempo); todos los mencionados son derrepente externos al Estado, pero también hay quien se atrevió, con admirable valentía y capacidad a ser salmón, por eso que me reservé un espacio para agradecer a Luciana León quien es una luz de esperanza viva y ahora realidad de un cambio en el cuerpo, en la sangre, en los intestinos del Estado y en la mente de los jóvenes peruanos, eso es hacer PATRIA. Tengo el gran orgullo de ser peruana y soy refeliz.

    Comentario por Indira — septiembre 19, 2008 @ 6:55 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: