César Hildebrandt Blog

febrero 2, 2007

Yegua de Troya

Filed under: Artículos — cesarhildebrandt @ 2:05 pm

(La Primera) Yegua de Troya
La doctora Hildebrandt estudió gratis en San Marcos. Se lo merecía por su talento privilegiado. Venía de un colegio particular, sin embargo.

Ahora, sesenta años después, la doctora Hildebrandt propone que los que vengan de un colegio particular pierdan la gratuidad de la enseñanza universitaria estatal.
¿Por qué no hizo esa propuesta durante el gobierno de su jefe político, Alberto Fujimori?

Porque Fujimori la habría mandado a callar de un sopapo.
Se lo propone entonces al Apra, que está en plan de Felipe González, como si este fuera el vecindario de Francia y Alemania y no el de Bolivia y Ecuador.

¿Es que la doctora Hildebrandt no sabe que hay colegios particulares muy discretos y cómodos en sus pensiones, colegios a los que acude gente modesta porque muchas veces los colegios nacionales no tienen cupo o porque los parroquiales sólo conciernen al vecindario que los rodea?

Claro que lo sabe. Lo que pasa es que la doctora Hildebrandt quiere ser la yegua de Troya, la caja china de las trampas del Chino. Si el Apra se atreve a hacer lo que Fujimori ni siquiera tocó, entonces tendremos, entre las clases D y E, la nostalgia rabiosa y con mocos por Fujimori, el jefazo de la doctora Hildebrandt.

Los chicos de Perú 21, que privatizarían todo como si fuera su propia ropa interior, están de acuerdo, claro. ¡Una Cepri para San Fernando, de una vez! –gritan los neoliberales que sirvieron en varias Cepris y hubiesen servido en varias comandancias de “General Victorioso”, (a) Hermosa Ríos.

Y hasta el ministro de Educación aprista, tentado de subirse a todos los coches que estén de moda, duda para pronunciarse.

Una cosa es que las universidades estatales se libren de los estudiantes crónicos y otra es que el dinero siga siendo, también en la educación superior, la barrera infranqueable de la legítima ambición. Una cosa es que los dirigentes senderistas sean barridos por la democracia en acción de los propios estudiantes y otra es que cavemos un poco más el abismo que separa a ricos y pobres.

¿Sabe la doctora Hildebrandt cuántos alumnos del Markham, el Roosevelt, el Peruano-Británico, el Newton, el Franco-Peruano, el Humboldt o el San Silvestre terminan ingresando a universidades estatales?

Claro que lo sabe. Sabe que son muy pocos, poquísimos. La inmensa mayoría de los estudiantes de los colegios ricos estudia luego en universidades de paga, que son salvajemente caras y exclusivas.

Y los que estudian en universidades estatales viniendo de colegios privados caros lo hacen porque la educación superior privada no atiende áreas como la ingeniería agrícola o porque sus familias han caído en desgracia económica y no pueden pagar tarifas tan discriminatorias.

El presupuesto para la educación en el Perú es el 3% del presupuesto total, uno de los más bajos de América Latina –incluyendo en la comparación a Bolivia  y Ecuador–. La doctora Hildebrandt desea que ese presupuesto baje aún más y que los requerimientos de la universidad pública sean cubiertos por sus alumnos.

Mientras se alegran con la propuesta de la doctora Hildebrandt, los chicos de Perú 21, ya alcanzados por el derechismo pulguiento de los propietarios de Ojo, plantean una encuesta muy pertinente a sus lectores: ¿Crees que los penales deben pasar a la administración privada?

Pero, muchachos, ¡los penales ya están privatizados! Pertenecen a una sociedad más o menos anónima que presiden Carechancho, Negroibarra, Hijoeputa y Tripaloca, distinguidos propietarios de Lurigancho y directores de la Federación de Pymes Carcelarias del Perú. ¿No lo sabían?

Anuncios

28 comentarios »

  1. Yo estudie en la agraria e iba en carro. siempre me pareció muy fresco no pagar nada igual que el que con las justas tenia para la combi. cuando se comenzó a pagar el estacionamiento, los queibamos en carro estuvimos de acuerdo, sólo algunos (que no iban a pagar) estuvieron en contra.
    Si se pone un mínimo (sólo cuentan colegios con pensiones de más de, por decir, S/. 500), se paga la tecera o cuarta parte y la plata se usa bien, no veo por que no hay porblema. En la agraria es más del 60% de colegio particulares…¿los pobres subvencionando a los ricos?

    Si el reglamento de la ley es inteligente, no veo el problema, pero claro que con Mr. H. nunca se gana

    Comentario por Rodrigo de Piérola — febrero 2, 2007 @ 4:15 pm | Responder

  2. Le he escuchado entre las patadas de su bozarron zarcastico y nazi y tambien la he visto hasta la hipocrecia teñida de cada mugrosa cana que aun le queda, y aun no lo puedo creer, es muy cierto todo lo que dice el estimado Cesar, pero hago incapie al mal de siempre, hasta cuando las universidades publicas, los hospitales, los colegios, y otras instituciones burocraticas, seguiram siendo administradas infelizmente por pinches bueyes de aula seudo academicos que no pasan de lo isofacto teórico, si asi es, señores. las universidades, los hospitales y los colegios tienen su centro epicentrico en la PESIMA, DEFICIENTE, PESTOSA Y NEFASTA ADMINISTRACION du sus improvisados y aprendices actores.

    No hace falta mirar en las Universidades el producto final de un lamentable proceso colegial, para querere hacer algo por la Educación en el País, hace falta rescatar el inicio del problema “Los alumnos y profesores de Primaria” creo a mi paracer de sentido comun.

    Comentario por COR — febrero 2, 2007 @ 8:01 pm | Responder

  3. En referencia a este tema, la parte que obvia la Sra. M.H. es aquella en la que de acuerdo a nuestra realidad un trabajo en el Perú – salvo los que forman parten de la PEA – es inestable, ello afecta considerablemente a los alumnos,que estudiaron en colegios particulares, cuyos padres cuentan con tan solo un contrato de trabajo temporal; no se puede excluir asi por asi diciendo “piña por el que no puede”, la educación es igual para todos y si es que una universidad nacional no cuenta con los recursos suficientes ,pues no tiene por qué afectar de manera directa a los universitarios; por lo contrario es el estado quién tendria que intervenir y no arinconar a los que poco tienen.

    Comentario por Luis Buitrón Ramirez — febrero 2, 2007 @ 10:24 pm | Responder

  4. Soy un estudiante de San Marcos que viene de un colegio estatal y que por lo tanto no se vería afectado en lo inmediato por dicha ley que impulsa el fujimorismo en el caso de que ésta fuera aprobada; sin embargo, el que se nos plantea es un problema de defensa de principios y derechos. Lo siento mucho si esta posición de principios no cuadra a aquellos que sí pueden pagar y que analizan la situación partiendo desde su bolsillo. La cuestión de fondo es que la educación que recibimos en la universidad nadie nos la da gratis, tanto a los que venimos de estatal como a los que vienen de particular; nuestra educación la pagamos nosotros mismos en muchos casos porque estudiamos y trabajamos (los que venimos de estatales como los que vienen de particulares) y pagamos impuestos que luego irán a llenar las arcas del Estado el cual tiene el DEBER de financiar la investigación académica en nuestras universidades. Lo que se pretende con esa ley es que nosotros mismos nos sigamos autofinanciando y hay un sector que sí puede pagar y de hecho acatará pero hay otro sector que estará en desacuerdo y se opondrá porque sencillamente no le conviene. ¿Cuál de los dos sectores verá sus intereses defendidos? El fujimorismo y el APRA son una cantidad importante de votos; unos cuantos votos más y listo. Una raya más al tigre en la retahíla de leyes privatistas en el marco de la política neoliberal que entró con fuerza a principios de los noventas y que se plasma en la actual Constitución: base legal del proyecto de ley del fujimorismo y el APRA, mientras las organizaciones estudiantiles duermen el sueño de los justos.

    Comentario por Rafael Machaca — febrero 3, 2007 @ 3:51 am | Responder

  5. …ya no causa asombro escuchar por algún medio de comunicación ese tipo de propuesta descabellada. La Educación Pública gratuita como derecho significa, en cualquier
    parte del Mundo, que el Estado se obliga a proveer oportunidades de formación básica y superior de calidad, para toda su población,
    independientemente de cualquier consideración económica, social, política, religiosa. No vende servicio, lo provee. El único mecanismo legítimo que debería poder aplicar la
    Universidad Pública a sus alumnos, es el de la calidad y el rendimiento académico. Eso es lo que se supone que se hace a través de los exámenes de ingreso, las evaluaciones periódicas y los reglamentos que establecen que se puede perder la matrícula por la
    repetición de un número determinado de cursos. No tiene sentido proponer que la solución sea que quién no rinde, pague, porque volvemos a lo mismo: no estamos buscando pretextos para sacarle plata a la gente, sino tratando que la inversión pública en Educación sea eficiente y provea de los mejores profesionales. Como se puede ver, lo que da la impresión de ser de sentido común, a veces no lo es tanto. Es que razonamos a partir del proceso ya iniciado de destrucción de la Educación Pública y de transformación del derecho a la Educación en mercancía. Que es a lo que están llamando
    modernización (los apristas y fujimoristas).

    Comentario por Bruno Chirinos Carpio — febrero 3, 2007 @ 4:46 am | Responder

  6. Qué bueno que César no se casa con nadie..!

    Comentario por El Puma — febrero 3, 2007 @ 5:27 am | Responder

  7. Martha Hildebrandt es la simetría perfecta..! Alma, conducta y ‘valores’… están genialmente dibujados en ese rostro espantoso. Su antipatía, que ella misma entre risas “reconoce”, es el mecanismo del que se cuelga para soportarse. De otra forma, -ha dicho- no podría verse al espejo.

    Por eso, en los cobros indecorosos de los congresistas, la doctora navega con bandera de pirata: No pierde..! Jugar al cinismo ha sido su divisa de los últimos 40 años, y ahí está registrado:

    Se hacía literalmente el dos escuchando a los velasquistas allá en los años 70’s. Carlos Delgado, Hugo Neira, Béjar, Grahan, Fernández Maldonado, Rodríguez Figueroa, etc, etc… la sacaban del marco, le subían la bilirrubina, la descuadraban.

    Uff…!

    Era vox populi sus orgasmos intelectuales cuando algún ideólogos echaba muela. Perdía los papeles, y en seguida los modales. Pálida, temblorosa, -cuentan- la tía caía en trance: Los ojos blancos, se retorcía, convulsionaba, chuequeaba la boca, babeaba, sacaba la lengua, contorsionaba, cerraba las piernas, los puños, ojos, boca, retorcía, alargaba el cuello, achicaba la nariz, transpiraba, temblaba, entonces con mucho cuidado había que sacarla del atolladero.

    Paños helados en distintas partes del cuerpo, diciéndole que Saltaperico estaba en camino, hecho un dandi venía hablarle de la revolución, el amor, Francia y la chercheta. Su rostro, entonces, comenzaba a relajarse, una tibia sonrisa aparecía por las comisuras de sus labios, la rigidez comenzaba a atenuarse y sonreía, y soltaba carcajadas por un buen rato; hasta que algo raro pasaba en su rostro, risas interminable, con estridencia, no había cómo pararla.

    Por aquella época era “revolucionaria”. Gracias a un exorbitante sueldo del Estado, militaba en los cambios estructurales, es decir, era “progre” . Se dedicaba en el INC además de adular a los militares, a editar libros revolucionarios. A cuanto socialista aparecía por su oficina, le editaba un libro. Bastaba que vertiera odio por el sistema democrático para que el INC de la doctora Martha Hildebrandt, con fondos públicos editara el mamotreto .

    Comentario por Cristina La Hoz — febrero 3, 2007 @ 6:06 am | Responder

  8. COMO SERA, COMO HACIAN EN LOS ANHOS 65, DONDE CADA UNIVERSIDAD NACIONAL TENIS SU FLOTA DE OMNIBUS, PARA CONDUCIR SUS ALUMNOS A CLASES !!, COMO HEMOS RETROCEDIDO, O ES QUE EL PRESUPUESTO ERA MUCHO MAYOR, YO RECUERDO HABER VISTO EN SAN MARCOS FLOTAS DE OMNIBUS QUE HACIAN COLA EN LA CUIDAD UNIVERSITARIA PARA LLEVAR A LOS ESTUDIANTES, HABIA COMEDOR Y RESIDENCIA DE ESTUDIANTES ! Y AHORA CON MAS ADELANTOS… QUE PASA !! MINISTRO CHANG, HAY QUE HACER ALGO PARA REDORAR LA “CLASE” ESTUDIANTIL ! NO CORTINAS DE HUMO ! EL FUTURO DEL PAIS DEPENDE DE LA CALIDAD DE LA ENSENHANZA ! A TODO NIVEL !

    Comentario por José Antonio — febrero 3, 2007 @ 7:00 am | Responder

  9. Una cita:

    ¿Quiénes eran esos que tan desaprensivamente, y lo peor de todo, sin necesidad, como diría el poeta, entregaron al extranjero las fuentes de riqueza del país? ¿Quiénes eran esos que mantuvieron al pueblo del país en la ignorancia, la pobreza y la miseria, mientras ellos no hacían otra cosa que pasear, divertirse, Viajar, añorar París-Londres y menospreciar todo lo nuestro, al mismo tiempo que lo malvendían a precio de baratillo? ¿Quiénes eran, y cómo eran esas gentes “bien”, esa “clase ilustrada”, esa oligarquía criolla, que viviendo aquí vivieron de espaldas al país y que hicieron lo indecible para crearnos, como pueblo, un complejo de inferioridad en cuanto se relacionara con nuestra capacidad de trabajo inteligente y de industria creadora, empeñados en convencernos de que sólo teníamos aptitud para ser labriegos y pastores? Y ellos, ¿para qué servían?.

    ARMANDO CASCELLA. La traición de la oligarquía. Capítulo I.

    Comentario por Julio — febrero 3, 2007 @ 5:36 pm | Responder

  10. “La doctora Hildebrandt estudió gratis en San Marcos. Se lo merecía por su talento privilegiado. Venía de un colegio particular, sin embargo.”

    Como verán esta frase es falsa, la misma Martha Hildebrandt la desmintió, entonces podemos decir que César H. cayó (o quién sabe que) en una mentira, ahora, ¿Con qué fin? Ustedes saquen sus conclusiones.

    SS.

    Comentario por Sebas Leuz — febrero 4, 2007 @ 2:33 am | Responder

  11. En la universidad nacional de Cusco las ventanas estan rotas, los salones pintados, y los baños con aromáticos olores a mrd y sin embargo la tricentenaria universidad devuelve dinero al Estado, no sé si esta figura se repita en otras universidades pero lo cierto es que tener dinero y no saber gastarlo es un problema peor, peor incluso que un país de pobres le pague millonadas a octagenarias que a pesar de los años de sabiduría no tengan nada

    La ley todavía no rige pero las lenguas no se detienen. “A mi hijo lo cambiaría para quinto y mejor que estudie en una academia ese año”.

    De aprobarse la ley en los campus seguro se escuchará Pero tu no pagas, Acaso es mi plata. Sin ley, los universitarios ya estan muy divididos por el color de su rostro o el inpredecible mote que es sello de calidad de quienes intentan hablar castellano como segunda lengua.

    Comentario por Jos Lui — febrero 4, 2007 @ 6:16 am | Responder

  12. No es una propuesta revolucionaria o realista, por decirlo asi, la de la doctora Hildebrant para mejorar la dificil situación de la formación superior en las universidades públicas peruanas, es mas bien otra propuesta más sin verdadera imaginación e intención de hacer todo lo posible por mejorar todo un sistema complejo y delicado que es la educación en el Perú, nuestro querido país lleno de desigualdades socio-económicas, culturales, con sistemas y modelos importados impuestos y que no se ajustan en nada a nuestra compleja situación de país multietnico.
    Lo que verdaderamente se necesita en nuestro país es dar credibilidad a las propuestas de peruanos célebres que se destacan y han destacado por sus propuestas y realizaciones en modo equilibrado y con el evidente objetivo de mejorar la calidad de nuestra sociedad, garantizar el futuro y progreso independiente de nuestro país atravez de la debida importancia que se debe dar a la educación en todos sus niveles.
    Esperemos que el ambiente cultural peruano se pronuncie ya sobre la delicada situación de la formación superior en nuestras universidades públicas y no se de espacio a propuestas insensatas o excludentes.

    Comentario por Franc — febrero 4, 2007 @ 6:44 pm | Responder

  13. Cesitar,primero fue la marta hildebrandt,luego rafael rey rey,luego el wagner .Y el comun denominador es que entre critica y critica,todos son inteligentes,a veces dignos,a veces coquetos.Mira cesar lo unico que estas haciendo es sembrar la confusion en la mente de tanto peruano ignorante.En otras palabras,le haces el juego al sistema que dices criticar.Vives de el.Vegetas con el.Te revuelcas con el.Critica:pero no les concedas nada porque nada valen.

    Comentario por Dante — febrero 10, 2007 @ 9:34 pm | Responder

  14. JAJAJAAJAJA LA IZQUIERDA RETROGRADA SIEMPRE QUERIENDO VIVIR DE LA MAMADERA DEL ESTADO! NO LES INTERESA QUE LAS UNIVERSIDADES ESTEN CAYENDOSE A PEDAZOS Y LOS COLEGIOS TAMBIEN GRACIAS AL IMBECIL DE VEL-ASCO! SOLO LES INTERESA VIVIR GRATIS Y QUE LAS UNIVERSIDADES SIGAN MANTENIENDO HOLGAZANES Y VAGOS INTECTUALOIDES DE IZQUIERDA APAÑADORES DE TERRORISTAS Y PROMOTORES DE LA MEDIOCRIDAD PERUANA. SALUDO SU PROPUESTA DRA. HILDREBRANT, QUE BUENO SABER QUE HAY NEURONAS ES SU FAMILIA!!! JAJAJAAAJAJA!

    Comentario por FILON — febrero 17, 2007 @ 3:33 pm | Responder

  15. muy bien dicho cesar

    Comentario por javier — febrero 24, 2007 @ 6:39 pm | Responder

  16. palmas para doña hulk por su PERFECT! idea en este curso llamado participacion politica.

    Comentario por Tefa — febrero 26, 2007 @ 2:40 am | Responder

  17. en las universidades estatales todos deberían pagar lo mismo, por algo son del estado, osea de todos nosotros. lo que yo digo es que se bajen los sueldos esos COMECHADOS, parasitos del estado, para que con esos recursos tengan plata para destinar a las universidades e institutos del país.

    Comentario por Jon Aguirre — marzo 28, 2007 @ 3:04 pm | Responder

  18. César, no veo claridad en tu mensaje, tiene mucha forma, sí, que me hastía. Soy estudiante de la “gran” sanmarquitos, la verdad que la calidad de la educación es un asco, con excepción de unos pocos, digo que allí nadie te va a enseñar nada, no sean imbéciles. En UNMSM como en otras universidades estatales, la cosa el estudio individual, ¿te dan separatas?, no, tu sacas copias, ¿te dan clases?, no, escriben unas cuantos datos y a la mierda, ¿a los profesores se les exige?, ni “cagando”, la mayoría son vacas sagradas que están ahí años sangrando, cobran y no van, osea vulgarmente “huevean”, ¿qué más?, ah, también ponen la nota que se les ocurre, ¿no que era de 0 a 20?, no, ponen lo que les da la gana, ¿es gratis?, “nica”, todo cuesta, la matrícula (excepto este año que cobraron 30 soles), laboratorio o seminarios, pasajes, refrigerio, copias, impresiones, trabajos, trámites, libros, útiles, saquen su cuenta. En un mes, yo estudiante de letras gasto aproximadamente 300 nuevos soles, en mi casa con las justas alcanza para pagar municipio, luz, agua, teléfono, compras, comida, pasajes. ¿Y salud e higiene?, bien gracias, no alcanza. ¿Eso es gratis?, hablen claro, tengan los huevos suficientes, esto sucede: Atrás de esta ley hay un plan neoliberal que consiste en la sistemática PRIVATIZACIÓN de las universidades, la mediocridad y entregar el culo al Imperialismo capitalista, ojo no soy marxista ni socialista, soy libre e independiente, soy sincero amigos, el Perú esta “hasta las huevas”, chaufa!

    Comentario por Has — abril 10, 2007 @ 5:46 am | Responder

  19. anda buscando visa amiguito

    Comentario por k@ntiano por mayoría de votos — abril 10, 2007 @ 9:00 pm | Responder

  20. martha h. ´no es ni intelectual ni nada

    Comentario por onomatopéyico — abril 13, 2007 @ 6:57 pm | Responder

  21. Estimado Cesar. yo como muchos jovenes que alguna vez estivímos en las aulas d las universidades en nuestro querido perú, nos vemos frustrados ante tanto abandono de la educacion. estudié en san agustin de aqp. y la verdad esta alma mater que se vendia como la mejor universidad del pais, no es,no le llega ni alos talones ala UNMSM que está por los suelos, solo sirve para hacer vida social,salir de casa para huevear alos padres que contanto esfuerzo solventan gastos.
    Ni que hablar de las universidades particulares, que se han convertido en antros de comercio de la educacion. basta que tengas tus 800. soles mensual, aprox. para que apruebes los cursos y salgas ¨profesional¨ conclusion..vamos para abajo…que pena..por el perú ..mientras tanto la tele basura nos idiotiza mas, con noticieros digitados, personajes amanerados, lideres de opinión como la sra. martha que solo piensan en hacerle el juego alos grandes transnacionales. que jamas estaran de acuerdo en que el populorum salga de la ignorancia.

    Comentario por ..elale — mayo 16, 2007 @ 2:05 pm | Responder

  22. la eduacacion en el PERU es un asco!!!! como dicen los profesores son vacas sagradas ( ,, no saben ni lo que enseñan sacan disque sus apuntes un cuaderno ya total amarillento , no s e sabe cuantas promociones ya vieron esos cuadernos ….

    muchos borrachos universitarios que mas van ha libar todo tipo de licores q estudiar y pàra colmo salen con las mejores notas …. y consiguen un buen trabajo … como asesores presidenciales o congresales ….. las universidadades solo generan corruptos eso es la gran verdad duela a quien el duela……..
    HAIL PERU RAZA QUECHUA

    Comentario por yawar tristitia — mayo 25, 2007 @ 1:02 am | Responder

  23. En mi modesta opinión, no importa donde haya estudiado la Sra. Marthita de lejos se nota que a Ud. las neuronas le vinieron por parte de madre…
    El punto es que esa propuesta no cabe dentro de nuestra sociedad, yo estudié en un colegio particular e ingresé con grandes méritos a una universidad nacional con mi realidad a cuestas, porque no tengo plata para pagar Católica o Cayetano. Si la tuviera pagaría por esas universidades, no hay duda, ya que la educación estatal es deficiente en todas sus facetas, hablemos mejor de una reforma educativa dentro de la universidad, que se acrediten las facultades, que tengan convenios en el extranjero, que contraten buenos profesores o que no le hagan la vida imposible a los pocos buenos profesores y que se dejen de nombrar a barrenderos como catedráticos o a profesores de colegio como decanos de una facultad de ciencias… Infraestructura, equipos, libros, revistas, etc… Sólo así valdría la pena “pagar” por una educación superior en las universidades nacionales.
    Además los padres de familia que pagan 100 soles en un colegio privado para que su hijo no salga pandillero o para que las probabilidades de que sea un fumón disminuyan, no tienen la culpa de la deficiencia de los colegios nacionales para dar una buena educación, no tienen la culpa de los malos profesores que maleducan a sus hijos, no tienen la culpa de querer algo mejorcito para ellos…
    Solo para terminar… ¡Qué buena concha doña Martha!

    Comentario por Andrea Yipmantin — julio 4, 2007 @ 5:18 pm | Responder

  24. No me parece justo que un alumno de colegio privado no tenga que pagar nada por la universidad. no se puede igualar al que tuvo la suerte de ir a un colegio privado con la inmensa mayoria de peruanos que van a colegios nacionales.

    Comentario por PAULJAEN — julio 10, 2007 @ 11:30 pm | Responder

  25. son las “bondades” de los gobiernos neoliberales

    Comentario por Peru re - evolución — julio 17, 2007 @ 8:07 pm | Responder

  26. La educacion en todos los niveles en el peru solamente la salvaremos con una autentica reforma y buena voluntad de querererradicar toda la pus,la corrupcion enquistada en el aparato estatal,el sistema actual no da mas.” la gallina que duerme arriba siempre la cagara a la que duerme abajo”
    REVOLUCION

    Comentario por jaime cerdan gil — julio 20, 2007 @ 2:14 am | Responder

  27. SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA
    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    SOY

    UNA LOKA

    DE ATAR Y UNA

    PENDEJA

    Comentario por Peru Re - Evolución — agosto 12, 2007 @ 1:18 am | Responder

  28. La fiesta del toreo es un arte, en el que toro y toreo se retan en las tardes de sol y moscas en un duelo de titánics en dónde el animal pone la bavura y el hombre la razón y el conocimiento. Desde esta perspectiva, y partiendo de la base de que el toro suifre pero el hombre también, es importante hablar y, lógicamente, saber de qué se habla. De lo contrario, es mejor callarse y marchar discreta y sigilosamente. Así evitaremos que se nos tache de ignorantes.

    Hace unos años, el Ajuntament de Barcelona ya intentó suprimir la fiesta de los toros en esa ciudad, y no lo consiguió. Ni lo conseguirá ningún politico que lo intenté.

    Aquella propuesta olía mal. Tan maloliente que casi me atrevería a decir que tras aquella decisión tan estúpida como trasnochada se encontraban los acólitos y simpatizantes de cierto líder político catalán (si es que se le puede calificar así, que lo dudo) de gafas rancias y bigote ajado.

    ¿Qué pretendían?, ¿Acaso aspiraban a convencernos de algo? Barcelona es una ciudad envidiable, sana y saludable… pero de ahí a que a los taurinos nos intentará vender esa moto va un abismo.

    Porque… una cosa es recomendar y otra prohibir. Basta recordar el Mayo de 68…Aconsejen, opinen, adviertan, pero, por favor, prohibido prohibir. Y menos todavía un espectáculo con una sabrosa tradición de más de dos siglos como es el arte de Cúchares.
    A ésos que se autodenominan anti taurinos, defensores a ultranza de los animales, ecologistas y no sé que más zarandajas, me gustaría preguntarles por qué no boicotean, por ejemplo, las peleas de gallos tan populares en las Islas Canarias, o la caza de ballenas y focas en distintas partes del mundo. Pero no. Callan y otorgan.

    Sepan ustedes que la existencia de la raza de toro de lidia va intrínsecamente ligada a la existencia de la Fiesta. O sea, sin toros, se acabó la fiesta. El toro bravo, ese animal bello y fiero, arrogante y bravo, viene al mundo en las dehesas castellanas, extremeñas o andaluzas con una exclusiva misión: retar al hombre en la plaza al son de un baile de titanics, como decía antes. Todo se vuelve tragedia y poder, fuerza y dominación.

    No perdamos la perspectiva. El toro bravo desafía al hombre en la plaza. Y este hombre, a veces de oro, otras de plata, se arriesga y se juega su vida cada tarde. Como reza la oda, a las cinco en punto en las tardes de sol y moscas.

    No sólo, pues, en esta bella tragedia sufre y padece el toro de lidia. El torero también. Su sangre se vierte en las plazas. Basta recordar al maestro Bienvenida, al inmortal Manolete o al malogrado Paquirri…

    Nadie duda de la crueldad de la fiesta, pero de ahí a que en las puertas de los alberos, en una soleada tarde de toros, a los aficionados se nos llame asesinos por ir a presenciar una corrida va un abismo. Eso ni es justo ni es de recibo.

    Pero aún iré más allá. Los anti taurinos (Más rebeldes y aburgesados que el resto de los mortales) han pensado que gracias a la Fiesta, ése, según ellos, horripilante y abominable espectáculo, hay muchas familias que pueden vivir. Y no me refiero precisamente a matadores consagrados que cobran cantidades exageradas. Me refiero a otras personas, muchas, que, con trabajos discretos y silenciosos, llevan un sueldo digno a su casa con el que poder vivir y, lo más cruel, poder llegar a fin de mes.

    Dejemonos de estúpideces, y seamos consecuentes con nuestras tradiciones y nuestra cultura.
    Y el que no estè contento… tiene una alternativa.

    La fiesta del toreo es un arte, en el que toro y toreo se retan en las tardes de sol y moscas en un duelo de titánics en dónde el animal pone la bavura y el hombre la razón y el conocimiento. Desde esta perspectiva, y partiendo de la base de que el toro suifre pero el hombre también, es importante hablar y, lógicamente, saber de qué se habla. De lo contrario, es mejor callarse y marchar discreta y sigilosamente. Así evitaremos que se nos tache de ignorantes.

    Hace unos años, el Ajuntament de Barcelona ya intentó suprimir la fiesta de los toros en esa ciudad, y no lo consiguió. Ni lo conseguirá ningún politico que lo intenté.

    Aquella propuesta olía mal. Tan maloliente que casi me atrevería a decir que tras aquella decisión tan estúpida como trasnochada se encontraban los acólitos y simpatizantes de cierto líder político catalán (si es que se le puede calificar así, que lo dudo) de gafas rancias y bigote ajado.

    ¿Qué pretendían?, ¿Acaso aspiraban a convencernos de algo? Barcelona es una ciudad envidiable, sana y saludable… pero de ahí a que a los taurinos nos intentará vender esa moto va un abismo.

    Porque… una cosa es recomendar y otra prohibir. Basta recordar el Mayo de 68…Aconsejen, opinen, adviertan, pero, por favor, prohibido prohibir. Y menos todavía un espectáculo con una sabrosa tradición de más de dos siglos como es el arte de Cúchares.
    A ésos que se autodenominan anti taurinos, defensores a ultranza de los animales, ecologistas y no sé que más zarandajas, me gustaría preguntarles por qué no boicotean, por ejemplo, las peleas de gallos tan populares en las Islas Canarias, o la caza de ballenas y focas en distintas partes del mundo. Pero no. Callan y otorgan.

    Sepan ustedes que la existencia de la raza de toro de lidia va intrínsecamente ligada a la existencia de la Fiesta. O sea, sin toros, se acabó la fiesta. El toro bravo, ese animal bello y fiero, arrogante y bravo, viene al mundo en las dehesas castellanas, extremeñas o andaluzas con una exclusiva misión: retar al hombre en la plaza al son de un baile de titanics, como decía antes. Todo se vuelve tragedia y poder, fuerza y dominación.

    No perdamos la perspectiva. El toro bravo desafía al hombre en la plaza. Y este hombre, a veces de oro, otras de plata, se arriesga y se juega su vida cada tarde. Como reza la oda, a las cinco en punto en las tardes de sol y moscas.

    No sólo, pues, en esta bella tragedia sufre y padece el toro de lidia. El torero también. Su sangre se vierte en las plazas. Basta recordar al maestro Bienvenida, al inmortal Manolete o al malogrado Paquirri…

    Nadie duda de la crueldad de la fiesta, pero de ahí a que en las puertas de los alberos, en una soleada tarde de toros, a los aficionados se nos llame asesinos por ir a presenciar una corrida va un abismo. Eso ni es justo ni es de recibo.

    Pero aún iré más allá. Los anti taurinos (Más rebeldes y aburgesados que el resto de los mortales) han pensado que gracias a la Fiesta, ése, según ellos, horripilante y abominable espectáculo, hay muchas familias que pueden vivir. Y no me refiero precisamente a matadores consagrados que cobran cantidades exageradas. Me refiero a otras personas, muchas, que, con trabajos discretos y silenciosos, llevan un sueldo digno a su casa con el que poder vivir y, lo más cruel, poder llegar a fin de mes.

    Dejemonos de estúpideces, y seamos consecuentes con nuestras tradiciones y nuestra cultura.
    Y el que no estè contento… tiene una alternativa.

    La fiesta del toreo es un arte, en el que toro y toreo se retan en las tardes de sol y moscas en un duelo de titánics en dónde el animal pone la bavura y el hombre la razón y el conocimiento. Desde esta perspectiva, y partiendo de la base de que el toro suifre pero el hombre también, es importante hablar y, lógicamente, saber de qué se habla. De lo contrario, es mejor callarse y marchar discreta y sigilosamente. Así evitaremos que se nos tache de ignorantes.

    Hace unos años, el Ajuntament de Barcelona ya intentó suprimir la fiesta de los toros en esa ciudad, y no lo consiguió. Ni lo conseguirá ningún politico que lo intenté.

    Aquella propuesta olía mal. Tan maloliente que casi me atrevería a decir que tras aquella decisión tan estúpida como trasnochada se encontraban los acólitos y simpatizantes de cierto líder político catalán (si es que se le puede calificar así, que lo dudo) de gafas rancias y bigote ajado.

    ¿Qué pretendían?, ¿Acaso aspiraban a convencernos de algo? Barcelona es una ciudad envidiable, sana y saludable… pero de ahí a que a los taurinos nos intentará vender esa moto va un abismo.

    Porque… una cosa es recomendar y otra prohibir. Basta recordar el Mayo de 68…Aconsejen, opinen, adviertan, pero, por favor, prohibido prohibir. Y menos todavía un espectáculo con una sabrosa tradición de más de dos siglos como es el arte de Cúchares.
    A ésos que se autodenominan anti taurinos, defensores a ultranza de los animales, ecologistas y no sé que más zarandajas, me gustaría preguntarles por qué no boicotean, por ejemplo, las peleas de gallos tan populares en las Islas Canarias, o la caza de ballenas y focas en distintas partes del mundo. Pero no. Callan y otorgan.

    Sepan ustedes que la existencia de la raza de toro de lidia va intrínsecamente ligada a la existencia de la Fiesta. O sea, sin toros, se acabó la fiesta. El toro bravo, ese animal bello y fiero, arrogante y bravo, viene al mundo en las dehesas castellanas, extremeñas o andaluzas con una exclusiva misión: retar al hombre en la plaza al son de un baile de titanics, como decía antes. Todo se vuelve tragedia y poder, fuerza y dominación.

    No perdamos la perspectiva. El toro bravo desafía al hombre en la plaza. Y este hombre, a veces de oro, otras de plata, se arriesga y se juega su vida cada tarde. Como reza la oda, a las cinco en punto en las tardes de sol y moscas.

    No sólo, pues, en esta bella tragedia sufre y padece el toro de lidia. El torero también. Su sangre se vierte en las plazas. Basta recordar al maestro Bienvenida, al inmortal Manolete o al malogrado Paquirri…

    Nadie duda de la crueldad de la fiesta, pero de ahí a que en las puertas de los alberos, en una soleada tarde de toros, a los aficionados se nos llame asesinos por ir a presenciar una corrida va un abismo. Eso ni es justo ni es de recibo.

    Pero aún iré más allá. Los anti taurinos (Más rebeldes y aburgesados que el resto de los mortales) han pensado que gracias a la Fiesta, ése, según ellos, horripilante y abominable espectáculo, hay muchas familias que pueden vivir. Y no me refiero precisamente a matadores consagrados que cobran cantidades exageradas. Me refiero a otras personas, muchas, que, con trabajos discretos y silenciosos, llevan un sueldo digno a su casa con el que poder vivir y, lo más cruel, poder llegar a fin de mes.

    Dejemonos de estúpideces, y seamos consecuentes con nuestras tradiciones y nuestra cultura.
    Y el que no estè contento… tiene una alternativa.

    La fiesta del toreo es un arte, en el que toro y toreo se retan en las tardes de sol y moscas en un duelo de titánics en dónde el animal pone la bavura y el hombre la razón y el conocimiento. Desde esta perspectiva, y partiendo de la base de que el toro suifre pero el hombre también, es importante hablar y, lógicamente, saber de qué se habla. De lo contrario, es mejor callarse y marchar discreta y sigilosamente. Así evitaremos que se nos tache de ignorantes.

    Hace unos años, el Ajuntament de Barcelona ya intentó suprimir la fiesta de los toros en esa ciudad, y no lo consiguió. Ni lo conseguirá ningún politico que lo intenté.

    Aquella propuesta olía mal. Tan maloliente que casi me atrevería a decir que tras aquella decisión tan estúpida como trasnochada se encontraban los acólitos y simpatizantes de cierto líder político catalán (si es que se le puede calificar así, que lo dudo) de gafas rancias y bigote ajado.

    ¿Qué pretendían?, ¿Acaso aspiraban a convencernos de algo? Barcelona es una ciudad envidiable, sana y saludable… pero de ahí a que a los taurinos nos intentará vender esa moto va un abismo.

    Porque… una cosa es recomendar y otra prohibir. Basta recordar el Mayo de 68…Aconsejen, opinen, adviertan, pero, por favor, prohibido prohibir. Y menos todavía un espectáculo con una sabrosa tradición de más de dos siglos como es el arte de Cúchares.
    A ésos que se autodenominan anti taurinos, defensores a ultranza de los animales, ecologistas y no sé que más zarandajas, me gustaría preguntarles por qué no boicotean, por ejemplo, las peleas de gallos tan populares en las Islas Canarias, o la caza de ballenas y focas en distintas partes del mundo. Pero no. Callan y otorgan.

    Sepan ustedes que la existencia de la raza de toro de lidia va intrínsecamente ligada a la existencia de la Fiesta. O sea, sin toros, se acabó la fiesta. El toro bravo, ese animal bello y fiero, arrogante y bravo, viene al mundo en las dehesas castellanas, extremeñas o andaluzas con una exclusiva misión: retar al hombre en la plaza al son de un baile de titanics, como decía antes. Todo se vuelve tragedia y poder, fuerza y dominación.

    No perdamos la perspectiva. El toro bravo desafía al hombre en la plaza. Y este hombre, a veces de oro, otras de plata, se arriesga y se juega su vida cada tarde. Como reza la oda, a las cinco en punto en las tardes de sol y moscas.

    No sólo, pues, en esta bella tragedia sufre y padece el toro de lidia. El torero también. Su sangre se vierte en las plazas. Basta recordar al maestro Bienvenida, al inmortal Manolete o al malogrado Paquirri…

    Nadie duda de la crueldad de la fiesta, pero de ahí a que en las puertas de los alberos, en una soleada tarde de toros, a los aficionados se nos llame asesinos por ir a presenciar una corrida va un abismo. Eso ni es justo ni es de recibo.

    Pero aún iré más allá. Los anti taurinos (Más rebeldes y aburgesados que el resto de los mortales) han pensado que gracias a la Fiesta, ése, según ellos, horripilante y abominable espectáculo, hay muchas familias que pueden vivir. Y no me refiero precisamente a matadores consagrados que cobran cantidades exageradas. Me refiero a otras personas, muchas, que, con trabajos discretos y silenciosos, llevan un sueldo digno a su casa con el que poder vivir y, lo más cruel, poder llegar a fin de mes.

    Dejemonos de estúpideces, y seamos consecuentes con nuestras tradiciones y nuestra cultura.
    Y el que no estè contento… tiene una alternativa.

    La fiesta del toreo es un arte, en el que toro y toreo se retan en las tardes de sol y moscas en un duelo de titánics en dónde el animal pone la bavura y el hombre la razón y el conocimiento. Desde esta perspectiva, y partiendo de la base de que el toro suifre pero el hombre también, es importante hablar y, lógicamente, saber de qué se habla. De lo contrario, es mejor callarse y marchar discreta y sigilosamente. Así evitaremos que se nos tache de ignorantes.

    Hace unos años, el Ajuntament de Barcelona ya intentó suprimir la fiesta de los toros en esa ciudad, y no lo consiguió. Ni lo conseguirá ningún politico que lo intenté.

    Aquella propuesta olía mal. Tan maloliente que casi me atrevería a decir que tras aquella decisión tan estúpida como trasnochada se encontraban los acólitos y simpatizantes de cierto líder político catalán (si es que se le puede calificar así, que lo dudo) de gafas rancias y bigote ajado.

    ¿Qué pretendían?, ¿Acaso aspiraban a convencernos de algo? Barcelona es una ciudad envidiable, sana y saludable… pero de ahí a que a los taurinos nos intentará vender esa moto va un abismo.

    Porque… una cosa es recomendar y otra prohibir. Basta recordar el Mayo de 68…Aconsejen, opinen, adviertan, pero, por favor, prohibido prohibir. Y menos todavía un espectáculo con una sabrosa tradición de más de dos siglos como es el arte de Cúchares.
    A ésos que se autodenominan anti taurinos, defensores a ultranza de los animales, ecologistas y no sé que más zarandajas, me gustaría preguntarles por qué no boicotean, por ejemplo, las peleas de gallos tan populares en las Islas Canarias, o la caza de ballenas y focas en distintas partes del mundo. Pero no. Callan y otorgan.

    Sepan ustedes que la existencia de la raza de toro de lidia va intrínsecamente ligada a la existencia de la Fiesta. O sea, sin toros, se acabó la fiesta. El toro bravo, ese animal bello y fiero, arrogante y bravo, viene al mundo en las dehesas castellanas, extremeñas o andaluzas con una exclusiva misión: retar al hombre en la plaza al son de un baile de titanics, como decía antes. Todo se vuelve tragedia y poder, fuerza y dominación.

    No perdamos la perspectiva. El toro bravo desafía al hombre en la plaza. Y este hombre, a veces de oro, otras de plata, se arriesga y se juega su vida cada tarde. Como reza la oda, a las cinco en punto en las tardes de sol y moscas.

    No sólo, pues, en esta bella tragedia sufre y padece el toro de lidia. El torero también. Su sangre se vierte en las plazas. Basta recordar al maestro Bienvenida, al inmortal Manolete o al malogrado Paquirri…

    Nadie duda de la crueldad de la fiesta, pero de ahí a que en las puertas de los alberos, en una soleada tarde de toros, a los aficionados se nos llame asesinos por ir a presenciar una corrida va un abismo. Eso ni es justo ni es de recibo.

    Pero aún iré más allá. Los anti taurinos (Más rebeldes y aburgesados que el resto de los mortales) han pensado que gracias a la Fiesta, ése, según ellos, horripilante y abominable espectáculo, hay muchas familias que pueden vivir. Y no me refiero precisamente a matadores consagrados que cobran cantidades exageradas. Me refiero a otras personas, muchas, que, con trabajos discretos y silenciosos, llevan un sueldo digno a su casa con el que poder vivir y, lo más cruel, poder llegar a fin de mes.

    Dejemonos de estúpideces, y seamos consecuentes con nuestras tradiciones y nuestra cultura.
    Y el que no estè contento… tiene una alternativa.

    La fiesta del toreo es un arte, en el que toro y toreo se retan en las tardes de sol y moscas en un duelo de titánics en dónde el animal pone la bavura y el hombre la razón y el conocimiento. Desde esta perspectiva, y partiendo de la base de que el toro suifre pero el hombre también, es importante hablar y, lógicamente, saber de qué se habla. De lo contrario, es mejor callarse y marchar discreta y sigilosamente. Así evitaremos que se nos tache de ignorantes.

    Hace unos años, el Ajuntament de Barcelona ya intentó suprimir la fiesta de los toros en esa ciudad, y no lo consiguió. Ni lo conseguirá ningún politico que lo intenté.

    Aquella propuesta olía mal. Tan maloliente que casi me atrevería a decir que tras aquella decisión tan estúpida como trasnochada se encontraban los acólitos y simpatizantes de cierto líder político catalán (si es que se le puede calificar así, que lo dudo) de gafas rancias y bigote ajado.

    ¿Qué pretendían?, ¿Acaso aspiraban a convencernos de algo? Barcelona es una ciudad envidiable, sana y saludable… pero de ahí a que a los taurinos nos intentará vender esa moto va un abismo.

    Porque… una cosa es recomendar y otra prohibir. Basta recordar el Mayo de 68…Aconsejen, opinen, adviertan, pero, por favor, prohibido prohibir. Y menos todavía un espectáculo con una sabrosa tradición de más de dos siglos como es el arte de Cúchares.
    A ésos que se autodenominan anti taurinos, defensores a ultranza de los animales, ecologistas y no sé que más zarandajas, me gustaría preguntarles por qué no boicotean, por ejemplo, las peleas de gallos tan populares en las Islas Canarias, o la caza de ballenas y focas en distintas partes del mundo. Pero no. Callan y otorgan.

    Sepan ustedes que la existencia de la raza de toro de lidia va intrínsecamente ligada a la existencia de la Fiesta. O sea, sin toros, se acabó la fiesta. El toro bravo, ese animal bello y fiero, arrogante y bravo, viene al mundo en las dehesas castellanas, extremeñas o andaluzas con una exclusiva misión: retar al hombre en la plaza al son de un baile de titanics, como decía antes. Todo se vuelve tragedia y poder, fuerza y dominación.

    No perdamos la perspectiva. El toro bravo desafía al hombre en la plaza. Y este hombre, a veces de oro, otras de plata, se arriesga y se juega su vida cada tarde. Como reza la oda, a las cinco en punto en las tardes de sol y moscas.

    No sólo, pues, en esta bella tragedia sufre y padece el toro de lidia. El torero también. Su sangre se vierte en las plazas. Basta recordar al maestro Bienvenida, al inmortal Manolete o al malogrado Paquirri…

    Nadie duda de la crueldad de la fiesta, pero de ahí a que en las puertas de los alberos, en una soleada tarde de toros, a los aficionados se nos llame asesinos por ir a presenciar una corrida va un abismo. Eso ni es justo ni es de recibo.

    Pero aún iré más allá. Los anti taurinos (Más rebeldes y aburgesados que el resto de los mortales) han pensado que gracias a la Fiesta, ése, según ellos, horripilante y abominable espectáculo, hay muchas familias que pueden vivir. Y no me refiero precisamente a matadores consagrados que cobran cantidades exageradas. Me refiero a otras personas, muchas, que, con trabajos discretos y silenciosos, llevan un sueldo digno a su casa con el que poder vivir y, lo más cruel, poder llegar a fin de mes.

    Dejemonos de estúpideces, y seamos consecuentes con nuestras tradiciones y nuestra cultura.
    Y el que no estè contento… tiene una alternativa.

    La fiesta del toreo es un arte, en el que toro y toreo se retan en las tardes de sol y moscas en un duelo de titánics en dónde el animal pone la bavura y el hombre la razón y el conocimiento. Desde esta perspectiva, y partiendo de la base de que el toro suifre pero el hombre también, es importante hablar y, lógicamente, saber de qué se habla. De lo contrario, es mejor callarse y marchar discreta y sigilosamente. Así evitaremos que se nos tache de ignorantes.

    Hace unos años, el Ajuntament de Barcelona ya intentó suprimir la fiesta de los toros en esa ciudad, y no lo consiguió. Ni lo conseguirá ningún politico que lo intenté.

    Aquella propuesta olía mal. Tan maloliente que casi me atrevería a decir que tras aquella decisión tan estúpida como trasnochada se encontraban los acólitos y simpatizantes de cierto líder político catalán (si es que se le puede calificar así, que lo dudo) de gafas rancias y bigote ajado.

    ¿Qué pretendían?, ¿Acaso aspiraban a convencernos de algo? Barcelona es una ciudad envidiable, sana y saludable… pero de ahí a que a los taurinos nos intentará vender esa moto va un abismo.

    Porque… una cosa es recomendar y otra prohibir. Basta recordar el Mayo de 68…Aconsejen, opinen, adviertan, pero, por favor, prohibido prohibir. Y menos todavía un espectáculo con una sabrosa tradición de más de dos siglos como es el arte de Cúchares.
    A ésos que se autodenominan anti taurinos, defensores a ultranza de los animales, ecologistas y no sé que más zarandajas, me gustaría preguntarles por qué no boicotean, por ejemplo, las peleas de gallos tan populares en las Islas Canarias, o la caza de ballenas y focas en distintas partes del mundo. Pero no. Callan y otorgan.

    Sepan ustedes que la existencia de la raza de toro de lidia va intrínsecamente ligada a la existencia de la Fiesta. O sea, sin toros, se acabó la fiesta. El toro bravo, ese animal bello y fiero, arrogante y bravo, viene al mundo en las dehesas castellanas, extremeñas o andaluzas con una exclusiva misión: retar al hombre en la plaza al son de un baile de titanics, como decía antes. Todo se vuelve tragedia y poder, fuerza y dominación.

    No perdamos la perspectiva. El toro bravo desafía al hombre en la plaza. Y este hombre, a veces de oro, otras de plata, se arriesga y se juega su vida cada tarde. Como reza la oda, a las cinco en punto en las tardes de sol y moscas.

    No sólo, pues, en esta bella tragedia sufre y padece el toro de lidia. El torero también. Su sangre se vierte en las plazas. Basta recordar al maestro Bienvenida, al inmortal Manolete o al malogrado Paquirri…

    Nadie duda de la crueldad de la fiesta, pero de ahí a que en las puertas de los alberos, en una soleada tarde de toros, a los aficionados se nos llame asesinos por ir a presenciar una corrida va un abismo. Eso ni es justo ni es de recibo.

    Pero aún iré más allá. Los anti taurinos (Más rebeldes y aburgesados que el resto de los mortales) han pensado que gracias a la Fiesta, ése, según ellos, horripilante y abominable espectáculo, hay muchas familias que pueden vivir. Y no me refiero precisamente a matadores consagrados que cobran cantidades exageradas. Me refiero a otras personas, muchas, que, con trabajos discretos y silenciosos, llevan un sueldo digno a su casa con el que poder vivir y, lo más cruel, poder llegar a fin de mes.

    Dejemonos de estúpideces, y seamos consecuentes con nuestras tradiciones y nuestra cultura.
    Y el que no estè contento… tiene una alternativa.

    La fiesta del toreo es un arte, en el que toro y toreo se retan en las tardes de sol y moscas en un duelo de titánics en dónde el animal pone la bavura y el hombre la razón y el conocimiento. Desde esta perspectiva, y partiendo de la base de que el toro suifre pero el hombre también, es importante hablar y, lógicamente, saber de qué se habla. De lo contrario, es mejor callarse y marchar discreta y sigilosamente. Así evitaremos que se nos tache de ignorantes.

    Hace unos años, el Ajuntament de Barcelona ya intentó suprimir la fiesta de los toros en esa ciudad, y no lo consiguió. Ni lo conseguirá ningún politico que lo intenté.

    Aquella propuesta olía mal. Tan maloliente que casi me atrevería a decir que tras aquella decisión tan estúpida como trasnochada se encontraban los acólitos y simpatizantes de cierto líder político catalán (si es que se le puede calificar así, que lo dudo) de gafas rancias y bigote ajado.

    ¿Qué pretendían?, ¿Acaso aspiraban a convencernos de algo? Barcelona es una ciudad envidiable, sana y saludable… pero de ahí a que a los taurinos nos intentará vender esa moto va un abismo.

    Porque… una cosa es recomendar y otra prohibir. Basta recordar el Mayo de 68…Aconsejen, opinen, adviertan, pero, por favor, prohibido prohibir. Y menos todavía un espectáculo con una sabrosa tradición de más de dos siglos como es el arte de Cúchares.
    A ésos que se autodenominan anti taurinos, defensores a ultranza de los animales, ecologistas y no sé que más zarandajas, me gustaría preguntarles por qué no boicotean, por ejemplo, las peleas de gallos tan populares en las Islas Canarias, o la caza de ballenas y focas en distintas partes del mundo. Pero no. Callan y otorgan.

    Sepan ustedes que la existencia de la raza de toro de lidia va intrínsecamente ligada a la existencia de la Fiesta. O sea, sin toros, se acabó la fiesta. El toro bravo, ese animal bello y fiero, arrogante y bravo, viene al mundo en las dehesas castellanas, extremeñas o andaluzas con una exclusiva misión: retar al hombre en la plaza al son de un baile de titanics, como decía antes. Todo se vuelve tragedia y poder, fuerza y dominación.

    No perdamos la perspectiva. El toro bravo desafía al hombre en la plaza. Y este hombre, a veces de oro, otras de plata, se arriesga y se juega su vida cada tarde. Como reza la oda, a las cinco en punto en las tardes de sol y moscas.

    No sólo, pues, en esta bella tragedia sufre y padece el toro de lidia. El torero también. Su sangre se vierte en las plazas. Basta recordar al maestro Bienvenida, al inmortal Manolete o al malogrado Paquirri…

    Nadie duda de la crueldad de la fiesta, pero de ahí a que en las puertas de los alberos, en una soleada tarde de toros, a los aficionados se nos llame asesinos por ir a presenciar una corrida va un abismo. Eso ni es justo ni es de recibo.

    Pero aún iré más allá. Los anti taurinos (Más rebeldes y aburgesados que el resto de los mortales) han pensado que gracias a la Fiesta, ése, según ellos, horripilante y abominable espectáculo, hay muchas familias que pueden vivir. Y no me refiero precisamente a matadores consagrados que cobran cantidades exageradas. Me refiero a otras personas, muchas, que, con trabajos discretos y silenciosos, llevan un sueldo digno a su casa con el que poder vivir y, lo más cruel, poder llegar a fin de mes.

    Dejemonos de estúpideces, y seamos consecuentes con nuestras tradiciones y nuestra cultura.
    Y el que no estè contento… tiene una alternativa.

    La fiesta del toreo es un arte, en el que toro y toreo se retan en las tardes de sol y moscas en un duelo de titánics en dónde el animal pone la bavura y el hombre la razón y el conocimiento. Desde esta perspectiva, y partiendo de la base de que el toro suifre pero el hombre también, es importante hablar y, lógicamente, saber de qué se habla. De lo contrario, es mejor callarse y marchar discreta y sigilosamente. Así evitaremos que se nos tache de ignorantes.

    Hace unos años, el Ajuntament de Barcelona ya intentó suprimir la fiesta de los toros en esa ciudad, y no lo consiguió. Ni lo conseguirá ningún politico que lo intenté.

    Aquella propuesta olía mal. Tan maloliente que casi me atrevería a decir que tras aquella decisión tan estúpida como trasnochada se encontraban los acólitos y simpatizantes de cierto líder político catalán (si es que se le puede calificar así, que lo dudo) de gafas rancias y bigote ajado.

    ¿Qué pretendían?, ¿Acaso aspiraban a convencernos de algo? Barcelona es una ciudad envidiable, sana y saludable… pero de ahí a que a los taurinos nos intentará vender esa moto va un abismo.

    Porque… una cosa es recomendar y otra prohibir. Basta recordar el Mayo de 68…Aconsejen, opinen, adviertan, pero, por favor, prohibido prohibir. Y menos todavía un espectáculo con una sabrosa tradición de más de dos siglos como es el arte de Cúchares.
    A ésos que se autodenominan anti taurinos, defensores a ultranza de los animales, ecologistas y no sé que más zarandajas, me gustaría preguntarles por qué no boicotean, por ejemplo, las peleas de gallos tan populares en las Islas Canarias, o la caza de ballenas y focas en distintas partes del mundo. Pero no. Callan y otorgan.

    Sepan ustedes que la existencia de la raza de toro de lidia va intrínsecamente ligada a la existencia de la Fiesta. O sea, sin toros, se acabó la fiesta. El toro bravo, ese animal bello y fiero, arrogante y bravo, viene al mundo en las dehesas castellanas, extremeñas o andaluzas con una exclusiva misión: retar al hombre en la plaza al son de un baile de titanics, como decía antes. Todo se vuelve tragedia y poder, fuerza y dominación.

    No perdamos la perspectiva. El toro bravo desafía al hombre en la plaza. Y este hombre, a veces de oro, otras de plata, se arriesga y se juega su vida cada tarde. Como reza la oda, a las cinco en punto en las tardes de sol y moscas.

    No sólo, pues, en esta bella tragedia sufre y padece el toro de lidia. El torero también. Su sangre se vierte en las plazas. Basta recordar al maestro Bienvenida, al inmortal Manolete o al malogrado Paquirri…

    Nadie duda de la crueldad de la fiesta, pero de ahí a que en las puertas de los alberos, en una soleada tarde de toros, a los aficionados se nos llame asesinos por ir a presenciar una corrida va un abismo. Eso ni es justo ni es de recibo.

    Pero aún iré más allá. Los anti taurinos (Más rebeldes y aburgesados que el resto de los mortales) han pensado que gracias a la Fiesta, ése, según ellos, horripilante y abominable espectáculo, hay muchas familias que pueden vivir. Y no me refiero precisamente a matadores consagrados que cobran cantidades exageradas. Me refiero a otras personas, muchas, que, con trabajos discretos y silenciosos, llevan un sueldo digno a su casa con el que poder vivir y, lo más cruel, poder llegar a fin de mes.

    Dejemonos de estúpideces, y seamos consecuentes con nuestras tradiciones y nuestra cultura.
    Y el que no estè contento… tiene una alternativa.

    La fiesta del toreo es un arte, en el que toro y toreo se retan en las tardes de sol y moscas en un duelo de titánics en dónde el animal pone la bavura y el hombre la razón y el conocimiento. Desde esta perspectiva, y partiendo de la base de que el toro suifre pero el hombre también, es importante hablar y, lógicamente, saber de qué se habla. De lo contrario, es mejor callarse y marchar discreta y sigilosamente. Así evitaremos que se nos tache de ignorantes.

    Hace unos años, el Ajuntament de Barcelona ya intentó suprimir la fiesta de los toros en esa ciudad, y no lo consiguió. Ni lo conseguirá ningún politico que lo intenté.

    Aquella propuesta olía mal. Tan maloliente que casi me atrevería a decir que tras aquella decisión tan estúpida como trasnochada se encontraban los acólitos y simpatizantes de cierto líder político catalán (si es que se le puede calificar así, que lo dudo) de gafas rancias y bigote ajado.

    ¿Qué pretendían?, ¿Acaso aspiraban a convencernos de algo? Barcelona es una ciudad envidiable, sana y saludable… pero de ahí a que a los taurinos nos intentará vender esa moto va un abismo.

    Porque… una cosa es recomendar y otra prohibir. Basta recordar el Mayo de 68…Aconsejen, opinen, adviertan, pero, por favor, prohibido prohibir. Y menos todavía un espectáculo con una sabrosa tradición de más de dos siglos como es el arte de Cúchares.
    A ésos que se autodenominan anti taurinos, defensores a ultranza de los animales, ecologistas y no sé que más zarandajas, me gustaría preguntarles por qué no boicotean, por ejemplo, las peleas de gallos tan populares en las Islas Canarias, o la caza de ballenas y focas en distintas partes del mundo. Pero no. Callan y otorgan.

    Sepan ustedes que la existencia de la raza de toro de lidia va intrínsecamente ligada a la existencia de la Fiesta. O sea, sin toros, se acabó la fiesta. El toro bravo, ese animal bello y fiero, arrogante y bravo, viene al mundo en las dehesas castellanas, extremeñas o andaluzas con una exclusiva misión: retar al hombre en la plaza al son de un baile de titanics, como decía antes. Todo se vuelve tragedia y poder, fuerza y dominación.

    No perdamos la perspectiva. El toro bravo desafía al hombre en la plaza. Y este hombre, a veces de oro, otras de plata, se arriesga y se juega su vida cada tarde. Como reza la oda, a las cinco en punto en las tardes de sol y moscas.

    No sólo, pues, en esta bella tragedia sufre y padece el toro de lidia. El torero también. Su sangre se vierte en las plazas. Basta recordar al maestro Bienvenida, al inmortal Manolete o al malogrado Paquirri…

    Nadie duda de la crueldad de la fiesta, pero de ahí a que en las puertas de los alberos, en una soleada tarde de toros, a los aficionados se nos llame asesinos por ir a presenciar una corrida va un abismo. Eso ni es justo ni es de recibo.

    Pero aún iré más allá. Los anti taurinos (Más rebeldes y aburgesados que el resto de los mortales) han pensado que gracias a la Fiesta, ése, según ellos, horripilante y abominable espectáculo, hay muchas familias que pueden vivir. Y no me refiero precisamente a matadores consagrados que cobran cantidades exageradas. Me refiero a otras personas, muchas, que, con trabajos discretos y silenciosos, llevan un sueldo digno a su casa con el que poder vivir y, lo más cruel, poder llegar a fin de mes.

    Dejemonos de estúpideces, y seamos consecuentes con nuestras tradiciones y nuestra cultura.
    Y el que no estè contento… tiene una alternativa.

    La fiesta del toreo es un arte, en el que toro y toreo se retan en las tardes de sol y moscas en un duelo de titánics en dónde el animal pone la bavura y el hombre la razón y el conocimiento. Desde esta perspectiva, y partiendo de la base de que el toro suifre pero el hombre también, es importante hablar y, lógicamente, saber de qué se habla. De lo contrario, es mejor callarse y marchar discreta y sigilosamente. Así evitaremos que se nos tache de ignorantes.

    Hace unos años, el Ajuntament de Barcelona ya intentó suprimir la fiesta de los toros en esa ciudad, y no lo consiguió. Ni lo conseguirá ningún politico que lo intenté.

    Aquella propuesta olía mal. Tan maloliente que casi me atrevería a decir que tras aquella decisión tan estúpida como trasnochada se encontraban los acólitos y simpatizantes de cierto líder político catalán (si es que se le puede calificar así, que lo dudo) de gafas rancias y bigote ajado.

    ¿Qué pretendían?, ¿Acaso aspiraban a convencernos de algo? Barcelona es una ciudad envidiable, sana y saludable… pero de ahí a que a los taurinos nos intentará vender esa moto va un abismo.

    Porque… una cosa es recomendar y otra prohibir. Basta recordar el Mayo de 68…Aconsejen, opinen, adviertan, pero, por favor, prohibido prohibir. Y menos todavía un espectáculo con una sabrosa tradición de más de dos siglos como es el arte de Cúchares.
    A ésos que se autodenominan anti taurinos, defensores a ultranza de los animales, ecologistas y no sé que más zarandajas, me gustaría preguntarles por qué no boicotean, por ejemplo, las peleas de gallos tan populares en las Islas Canarias, o la caza de ballenas y focas en distintas partes del mundo. Pero no. Callan y otorgan.

    Sepan ustedes que la existencia de la raza de toro de lidia va intrínsecamente ligada a la existencia de la Fiesta. O sea, sin toros, se acabó la fiesta. El toro bravo, ese animal bello y fiero, arrogante y bravo, viene al mundo en las dehesas castellanas, extremeñas o andaluzas con una exclusiva misión: retar al hombre en la plaza al son de un baile de titanics, como decía antes. Todo se vuelve tragedia y poder, fuerza y dominación.

    No perdamos la perspectiva. El toro bravo desafía al hombre en la plaza. Y este hombre, a veces de oro, otras de plata, se arriesga y se juega su vida cada tarde. Como reza la oda, a las cinco en punto en las tardes de sol y moscas.

    No sólo, pues, en esta bella tragedia sufre y padece el toro de lidia. El torero también. Su sangre se vierte en las plazas. Basta recordar al maestro Bienvenida, al inmortal Manolete o al malogrado Paquirri…

    Nadie duda de la crueldad de la fiesta, pero de ahí a que en las puertas de los alberos, en una soleada tarde de toros, a los aficionados se nos llame asesinos por ir a presenciar una corrida va un abismo. Eso ni es justo ni es de recibo.

    Pero aún iré más allá. Los anti taurinos (Más rebeldes y aburgesados que el resto de los mortales) han pensado que gracias a la Fiesta, ése, según ellos, horripilante y abominable espectáculo, hay muchas familias que pueden vivir. Y no me refiero precisamente a matadores consagrados que cobran cantidades exageradas. Me refiero a otras personas, muchas, que, con trabajos discretos y silenciosos, llevan un sueldo digno a su casa con el que poder vivir y, lo más cruel, poder llegar a fin de mes.

    Dejemonos de estúpideces, y seamos consecuentes con nuestras tradiciones y nuestra cultura.
    Y el que no estè contento… tiene una alternativa.

    La fiesta del toreo es un arte, en el que toro y toreo se retan en las tardes de sol y moscas en un duelo de titánics en dónde el animal pone la bavura y el hombre la razón y el conocimiento. Desde esta perspectiva, y partiendo de la base de que el toro suifre pero el hombre también, es importante hablar y, lógicamente, saber de qué se habla. De lo contrario, es mejor callarse y marchar discreta y sigilosamente. Así evitaremos que se nos tache de ignorantes.

    Hace unos años, el Ajuntament de Barcelona ya intentó suprimir la fiesta de los toros en esa ciudad, y no lo consiguió. Ni lo conseguirá ningún politico que lo intenté.

    Aquella propuesta olía mal. Tan maloliente que casi me atrevería a decir que tras aquella decisión tan estúpida como trasnochada se encontraban los acólitos y simpatizantes de cierto líder político catalán (si es que se le puede calificar así, que lo dudo) de gafas rancias y bigote ajado.

    ¿Qué pretendían?, ¿Acaso aspiraban a convencernos de algo? Barcelona es una ciudad envidiable, sana y saludable… pero de ahí a que a los taurinos nos intentará vender esa moto va un abismo.

    Porque… una cosa es recomendar y otra prohibir. Basta recordar el Mayo de 68…Aconsejen, opinen, adviertan, pero, por favor, prohibido prohibir. Y menos todavía un espectáculo con una sabrosa tradición de más de dos siglos como es el arte de Cúchares.
    A ésos que se autodenominan anti taurinos, defensores a ultranza de los animales, ecologistas y no sé que más zarandajas, me gustaría preguntarles por qué no boicotean, por ejemplo, las peleas de gallos tan populares en las Islas Canarias, o la caza de ballenas y focas en distintas partes del mundo. Pero no. Callan y otorgan.

    Sepan ustedes que la existencia de la raza de toro de lidia va intrínsecamente ligada a la existencia de la Fiesta. O sea, sin toros, se acabó la fiesta. El toro bravo, ese animal bello y fiero, arrogante y bravo, viene al mundo en las dehesas castellanas, extremeñas o andaluzas con una exclusiva misión: retar al hombre en la plaza al son de un baile de titanics, como decía antes. Todo se vuelve tragedia y poder, fuerza y dominación.

    No perdamos la perspectiva. El toro bravo desafía al hombre en la plaza. Y este hombre, a veces de oro, otras de plata, se arriesga y se juega su vida cada tarde. Como reza la oda, a las cinco en punto en las tardes de sol y moscas.

    No sólo, pues, en esta bella tragedia sufre y padece el toro de lidia. El torero también. Su sangre se vierte en las plazas. Basta recordar al maestro Bienvenida, al inmortal Manolete o al malogrado Paquirri…

    Nadie duda de la crueldad de la fiesta, pero de ahí a que en las puertas de los alberos, en una soleada tarde de toros, a los aficionados se nos llame asesinos por ir a presenciar una corrida va un abismo. Eso ni es justo ni es de recibo.

    Pero aún iré más allá. Los anti taurinos (Más rebeldes y aburgesados que el resto de los mortales) han pensado que gracias a la Fiesta, ése, según ellos, horripilante y abominable espectáculo, hay muchas familias que pueden vivir. Y no me refiero precisamente a matadores consagrados que cobran cantidades exageradas. Me refiero a otras personas, muchas, que, con trabajos discretos y silenciosos, llevan un sueldo digno a su casa con el que poder vivir y, lo más cruel, poder llegar a fin de mes.

    Dejemonos de estúpideces, y seamos consecuentes con nuestras tradiciones y nuestra cultura.
    Y el que no estè contento… tiene una alternativa.

    Comentario por José Jarne — agosto 14, 2007 @ 3:59 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: