César Hildebrandt Blog

diciembre 19, 2006

Libros que no eran para leerse

Filed under: Artículos — cesarhildebrandt @ 6:11 am

(La Primera) Libros que no eran para leerse
Don Genaro Delgado Parker entró a Panamericana por la puerta falsa, que en el Perú es la puerta favorita de los mandamases, y dijo:

¿Dónde están los libros de la sociedad?
–¿Qué sociedad? –debió preguntar uno de sus esbirros.
–La sociedad, imbécil, la empresa, los libros de actas –debió decir nuestro Marlon Brando con sus algodones en el maxilar inferior.

Los libros no estaban porque no podían estar tirados por allí. Se los había llevado el abogado Mario Mori Castro, que los tenía bajo custodia.

Hubiera sido necesario que, con una carta notarial, don Genaro se los solicitara.
Pero Genaro no le iba a escribir una carta pidiéndole nada a alguien próximo a Ernesto Shultz, su archienemigo, el suizo de Oxapampa como él mismo lo llamaba con desprecio.

Así que le dijo a alguien:
–Te vas a la comisaría de San Isidro y haces una denuncia por la pérdida de los libros societarios.

Pero Genaro, si no se han perdido
–Se han perdido para mí, carajo –debe de haber dicho con su languidez escalofriante don Genaro.

Ese alguien salió corriendo a la comisaría para hacer la denuncia respectiva.
Ese alguien se llama Francisco Flores Janampa y, en efecto, denunció el 30 de diciembre del año 2003 la desaparición de un libro de actas de junta general de accionistas, un libro de actas de directorio y un libro de matrícula de acciones de la empresa Panacom, RUC número 201603945.

Pero he aquí que Flores Janampa comete dos errores fatales: primero, se hace pasar como empleado de Panacom; y segundo, omite decir que su cliente, don Genaro, meses atrás, había solicitado a la administración Shultz la devolución de esos mismos libros que ahora daba por desaparecidos. Por lo que tanto don Genaro como Flores Janampa sabían que esos libros no estaban desaparecidos sino que permanecían bajo custodia de Mario Mori Castro.

Para resumir: lo que hace Flores Janampa es mentir a pedido de Genaro Delgado. Ahora bien, mentir en privado puede ser una actividad deliciosa y exonerada de repercusiones judiciales. Pero mentir en un documento público, tal como lo hizo Flores Janampa, es incurrir en un delito contra la fe pública en su modalidad de falsedad ideológica. Ese delito te puede llevar a la cárcel, a menos de que te llames Genaro, tengas un canalazo y te refugies en la provecta edad que te permite, sin embargo, seguir disfrutando de la navegación trasatlántica, entre otras mundanidades.

La fiscal que ha visto el caso –doctora Ludgarda Tacuri de Hannings– señala en su dictamen que Flores Janampa no era trabajador de Panacom S.A. –y por tanto no estaba facultado para formular ninguna denuncia sobre ninguna pérdida patrimonial de dicha empresa–, que Genaro Delgado sabía perfectamente que los libros societarios de Panacom no habían sido sustraídos por nadie –tal como lo demuestra la carta notarial firmada por él mismo pidiéndole a Mori el retorno de los libros, carta que data de marzo del 2003– y que toda la operación fue hecha con dolo premeditado, o sea a sabiendas de que lo que se hacía era ilegal y está penado.

Y lo que es peor: con esa declaración falsa en la mano, Genaro y Flores Janampa acuden a la notaría de Jorge Velarde Sussoni y abren nuevos libros, con lo que suman un nuevo delito –esta vez de tinte fundacional– en la administración del bien encargado –hay que tener en cuenta que don Vito, digo don Genaro, sólo era administrador judicial de Canal 5–.

La valiente fiscal de la vigésima Fiscalía Provincial concluye de esta manera: “Formula acusación penal contra Francisco Eduardo Flores Janampa y Genaro Delgado Parker como autores del delito contra la fe pública-falsedad ideológica en agravio de la Panacom S.A., solicitando se les imponga al primero cinco años de pena privativa de prisión…; y al segundo, seis años de pena privativa de la libertad, 365 días de multa y se les condene al pago de diez mil nuevos soles por concepto de reparación civil a favor de la empresa agraviada…”

Dicen que la fiscal general está recibiendo –por todos los canales, literalmente hablando– mil presiones para que obligue a la fiscal que se ha atrevido a cumplir con la ley a que se desista, se contradiga y deje de fregar.

Al régimen, que tanto predicamento tiene en la judicatura y en el sistema legal en general, no le conviene un escándalo como éste. Perdería una anuencia importante en esa orquesta de la unanimidad televisiva donde canta tan bien la intérprete andina Cecilia Valenzuela –alias “Madeinusa”, la niña mala que trepó el Misti y todas las cumbres que encontró a su paso, que ahora puede servirle el té a su prestamista Mayu Hume y que pronto heredará el cuchitril arequipeño “Café Valenzuela”, donde el Piojo, su santo padre, servía tazas humeantes y cambiaba dólares y euros hasta hace poco nomás– y donde baila tan lindo el danzante de tijeras y cachaciento descubridor de imposturas, Jaime Bayly –mi amigo, siempre–.

Anuncios

7 comentarios »

  1. Siempre será una delicia leer un artículo suyo, digo esto porque la indignación que produce una denuncia periodística también puede estar acompañada de una sonrisa por las ironías con la que usted sazona sus textos.

    Comentario por Américo — junio 27, 2007 @ 8:45 pm | Responder

  2. Gracias por seguir levantando una voz a pesar de todo. Estoy HARTAAAAAAAA! DESESPERAAAADA!!!de la corrupciòn en el Perù. ¿Podemos formar una sociaciòn anticorrupciòn para denunciar no sòlo a los pejes grandes, sino a todo abogado y notario corrupto, encubridor de delincuentes y hacedor de entuertos que perjudican a los ciudadanos decentes y honestos? mE REFIERO A LOS MILES DE CASOS DESEPERANZADOS QUE SUCEDEN CADA DÌA, CUANDO UN CIUDADANO SE QUEDA CON EL TELÈFONO EN LA MANO PORQUE EL NOTARIO NO SE DIGNA ACEPTAR SU DESFACHATEZ PARA DEJARSE CORROMPER.

    En cuanto al artìculo sobre actas, libros perdidos y notarios, ese notario Velarde Sussoni no sòlo abre libros nuevos, hace todo mal

    Ana Roncal

    Comentario por Ana Roncal — febrero 20, 2008 @ 7:07 pm | Responder

  3. Gracias por seguir levantando una voz a pesar de todo. Estoy HARTAAAAAAAA! DESESPERAAAADA!!!de la corrupciòn en el Perù. ¿Podemos formar una sociaciòn anticorrupciòn para denunciar no sòlo a los pejes grandes, sino a todo abogado y notario corrupto, encubridor de delincuentes y hacedor de entuertos que perjudican a los ciudadanos decentes y honestos? Me refiero a los miles de casoso desesperanzados de ciudadanos que cada dìa, se quedan con el telèfono en la mano, desconcertados ante el hecho de que un prepotente notario se niega a atenderlos despues de haber cometido sus maldades
    En cuanto al artìculo sobre actas, libros perdidos y notarios, ese notario Velarde Sussoni no sòlo abre libros nuevos, hace todo mal

    Ana Roncal

    Comentario por Ana — febrero 20, 2008 @ 7:18 pm | Responder

  4. Sr. Cesar Hildebrant, ante todo mis saludos, estoy muy sorprendido de un comentario poco agradable a mi empresa familiar 100% Arequipeña, CAFE VALENZUELA, me pareciera que usted esta confundiendo con la Sra Cecilia Valenzuela, como si fuera parte de la familia de nuestra empresa, nosotros la conocemos como periodista, pero para vuestra informacion le agradecere rectificarse con dicho comentario,ya que dicha periodista no tiene nada que ver con nuestra empresa, si bien es cierto que lleva nuestro mismo apellido,pero ello no es suficiente para relacionarlos con nosotros.
    Me parece que usted debe arreglar sus problemas con dicha Sra sin meter de por medio a terceros, y asi confundir a la audiencia.
    Agradecere tomar nota del contenido de este comentario, que recien me acabo de enterar al entrar a sus comentarios via interner, ahora que me encuentro de vacaciones.

    Saludos

    ECO. RONALD VALENZUELA VIALARDI
    GERENTE GENERAL
    CAFE VALENZUELA SRL

    Comentario por RONALD VALENZUELA VIALARDI — febrero 14, 2009 @ 2:06 am | Responder

  5. Podrá tener sus aciertos, pero esta persona no es un santo, hay que recordarle la fecha cuando se vendio por 50,000 dolares ante un Almirante para no difundir en su programa una denuncia en contra de este alto oficial de la marina. ¿Se acuerda Ud Sr …….?. Bueno esto sucedio hace muchos años atráz. Un simple recordatorio.

    Comentario por Julio Salazar R — junio 20, 2009 @ 2:12 am | Responder

  6. Don Genaro se valio de muchas personas para lograr sus cometidos, puede que tamnbin halla utilizado al personal del Estudio juridico que le veia sus casos para manipular a su antojo el canal 5.

    Comentario por Dario — septiembre 9, 2009 @ 4:02 am | Responder

  7. PRECISO COMENTARIO DON CESAR

    Comentario por GUILLERMO — agosto 1, 2014 @ 3:44 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: