César Hildebrandt Blog

noviembre 7, 2006

Hasta la vista, baby

Filed under: Artículos — cesarhildebrandt @ 1:52 pm

(La Primera) Hasta la vista, baby
Nunca terminaré de entender la mentalidad de nosotros, los latinoamericanos. En el asunto de los indocumentados, por ejemplo, todos los países de la última Cumbre han defendido la inmigración clandestina como si de un derecho se tratara, como si las leyes internacionales no rigieran –o no debieran regir– para esta disparatada parte del mundo.

Puede decirse que los espaldas mojadas son víctimas del hambre. Puede decirse que los que cruzan la frontera mexicana están deseosos de compartir la llamada sociedad de las oportunidades y de soñar el sueño de la autorrealización.

Muy bien. Todo eso está muy bien. Puede hasta decirse que el TLC, al empeorar la agricultura mexicana, ha hecho más activas las mafias de coyotes encargadas de hacer pasar a miles de temerarios por esa frontera acribillada de sensores y perros bravos.

Puede también decirse que la historia de los Estados Unidos en su relación con México –una historia de guerras de pillaje, mutilaciones territoriales vastísimas, abusos sin nombre e intervenciones violentas cuando no abiertamente coloniales– justifica la actitud de muchísimos incursores que hoy acuden, desesperados, al país que le debe parte de su grandeza al México saqueado y recortado, al México que contuvo a California y a Texas, al México que Hollywood redujo a los belfos de Pancho Villa y a la resistencia de El Álamo.

Puede decirse también que los peruanos, ecuatorianos, salvadoreños o dominicanos que entran como sea y no salen nunca se están cobrando alguna revancha o que sus remesas de divisas están parando la olla de algunos presupuestos centroamericanos y que, en todo caso, están ejerciendo el derecho del libre tránsito de las personas y son, a fin de cuentas, la viva encarnación de la globalización de la economía.

Todo eso y más puede decirse. Pero lo que no puede decirse es que al defender la inmigración ilegal se está defendiendo el imperio de la ley.

A mí me parece peligroso que algunos sectores conservadores de los Estados Unidos demuestren simpatía por el trasiego clandestino de personas y que lo hagan en nombre de una vaga caridad. Tengo la impresión de que a esos sectores lo que les interesa es que el derecho internacional sea discrecional, es decir inexistente.

Porque con el mismo derecho con que se apoya la lenta invasión de un país por legiones de inmigrantes subrepticios, con ese mismo argumento de cambalache mundial e inexistencia de fronteras podría respaldarse la injerencia “democratizadora” en un país soberano y “peligroso” para los intereses de los Estados Unidos.

¿Cuál es al final la diferencia entre una invasión por goteo y una a torrentadas? ¿No se trata, en ambos casos y a la larga, del intento de asesinar la identidad de un país?

¿O es que alguien se va a creer la monserga de los desarraigados que claman por la extinción de las diferencias y el sancochado en olla común de una sola (y mejor si es gringa) cara de la humanidad? ¿O me van a decir que un Estados Unidos que no sea anglosajón de cabo a rabo será el mismo país que fundaron sus patriarcas?

¿O me van a hacer creer que una España totalmente africanizada es un homenaje al antiguo reino de Aragón? ¿O que una Alemania turca será felicitada por Kant desde la tumba? Hombre, si la cultura es compleja y rica es, precisamente, porque somos distintos, cada uno con lo suyo, cada paisaje con sus colores y cada pueblo con sus virtudes y sus sombras, todos aproximándose sin desaparecer esencialmente, todos jugando un rol que sólo puede entenderse mirando el conjunto desde lo más alto. Somos surtidos y es una bendición la torre de Babel.

Pero Latinoamérica siempre apuesta de un modo extraño. Por un lado acusa a los Estados Unidos de ser la causa de muchos de sus males. Por el otro defiende a quienes lo invaden cruzando aguas vigiladas y rompiendo alambradas.

Lo que no saben sus líderes de foto y babas es que con esas migraciones multitudinarias América Latina reconoce ante el mundo el fracaso de sus partidos, de sus políticas, de sus clases dirigentes y de su modelo económico. Y lo que sale de todo eso son toneladas de hipocresía y doblez típicas del llamado “carácter latino”: la ley sólo vale si me vale y sólo la cumpliré si no me cabe otra cosa.

Países enormes, minas interminables, praderas riquísimas: todo echado a perder por esa mentalidad de marginales, alentada por los “líderes” que piensan que con la diáspora del hambre se sacan de encima algo de esas masas que no huirían del continente si viviéramos en países serios donde la ley –la nuestra y la de los otros– se respetara. Que no huirían si hubiésemos construidos países en vez de aeropuertos, economías en lugar de latifundios, propósitos comunes en vez de guerras de caudillos.

Anuncios

22 comentarios »

  1. !Quien habla! Todos los dias tratando de fregar al Presidente y intentar bajar la moral de los peruanos, y el señor Hildebrant habla de “propositos comunes” !Plop!

    Comentario por Silvestre — noviembre 7, 2006 @ 3:23 pm | Responder

  2. Acabo de leer este articulo. Qué nausea ver al Hildebrandt reaccionario, parece que siguiera trabajando para el fachofranquista ABC, o que acabara de leerse el Mein Kampf. Si pusiéramos este discursete en boca de Le Pen, Haider, el Vlams Blok, el PPD danes, Nicolas Sarkozy, o el fantoche ridiculo de Rajoy, quedaria perfecto. Pero bueno, que podemos esperar, si mañana regresa a su fase progre, pasado sera socialdemocrata, y la proxima semana volvera a ser el de ahora: un facho en brutal ciclotimia periodistica. Cereza en el pastel: El ridiculo argumento de la “doblez latina”, que guarda una total desconexion con el sentido del articulo, lo que prueba que el autor del mismo ya quemó.

    Huachafísima y retrógrada la frase de “la España de Aragón” (amenazada por “esos africanos” que huyen del hambre y de las matanzas y que no pueden esperar a que se arreglen sus paises -o sea, de aca a 40 años viéndolo de manera optimista-), cuando la España de las diversidades y contradicciones es la España real, la España rica e interesante.

    El autor asi deja de ver que, en el fondo, la inmigracion irregular es producto de la conspiracion entre una pesima politica migratoria de los paises del primer mundo, y la pobreza del tercer mundo. Una pesima politica migratoria se traduciria por ejemplo en la inmigracion cero, o en una inmigracion en la cual los excesivos controles son vallas demasiado altas como para ser franqueadas. La tesis planteada en este articulo es precisamente el origen de la inmigracion clandestina: el cierre de las fronteras .

    Si tan nacionalista y defensor de la identidad de los paises y de las torres de babeles es el sr Hildebrandt, entonces que deje de tener novia española. O que se vaya para la Alemania de su apellido paterno (aunque allá lo consideren como lo que es, un mestizo más, un sudaca como todos nosotros). En suma, este artículo demuestra lo sofista, simplista y reductor que puedes ser, y que la chapa que alguna vez le pusieron en un programa comico, no dista, precisamente, de la realidad.

    Comentario por Sandra Alemán — noviembre 7, 2006 @ 5:56 pm | Responder

  3. ¿QUE ACABO DE LEER EN LOS PERIODICOS?¿QUE SADDAM HUSSEIN VA A SER EJECUTADO POR CRIMENES CONTRA LA HUMANIDAD AL HABERSELE ENCONTRADO CULPABLE POR LA MATANZA DE 148 CHIÍTAS EN 1982 EN UN PUEBLO AL NORTE DE BAGDAD?… Y YO ME PREGUNTO … ¿DE CUANTOS ASESINATOS ES RESPONSABLE ALAN GARCIA?. EMPEZEMOS SÓLO POR LOS MUERTOS EN LA MATANZA DE ACCOMARCA -ENTRE NIÑOS, ANCIANOS Y MUJERES EMBARAZADAS-:
    Lorenza Balboa Gamboa, Juliana Baldeón García, Fortunata Baldeón Gutiérrez, Ceferino Baldeón Palacios, Marisol Baldeón Palacios, Justina Baldeón Pulido, Ramírez Nerio Baldeón, María Baldeón Reza, Agustín Chávez Baldeón, Tomaza Chuchón Castillo, José Chuchón Janampa, Filomeno Chuchón Teccsi, Angélica de la Cruz Baldeón, Félix de la Cruz Sulca, César Flores Balboa, Miguel Flores Balboa, Gerbacio Flores Baldeón, María Magdalena Flores Baldeón, Gertrudis Gamboa de la Cruz, Alejandro Gamboa Herrera, Hugo Gamboa Lozano, Richard Gamboa Lozano, Víctor Gamboa Lozano, Edilberta Gamboa Medina, Eugenia Gamboa Medina, Francia Gamboa Pulido, Isidro Gamboa Pulido, Néstor Gamboa Pulido, Wálter Gamboa Pulido, Delfina Gamboa Quispe, Pastor Gómez de la Cruz, Lorenza Janampa de la Cruz, Silvestra Lizarbe Solís, Clotilde Lozano Baldeón, Felícitas Martínez Baldeón, Delfina Mendoza Baldeón, Delia Mendoza Baldeón, Lourdes Mendoza Baldeón, Dámasa Ochoa Janampa, Toribio Ochoa Janampa, Celestino Ochoa Lizarbe, Edwin Ochoa Lizarbe, Gerardo Ochoa Lizarbe, Ernestina Ochoa Lizarbe, Víctor Eugenio Ochoa Lizarbe, Albino Palacios Quispe, Leandra Palacios Quispe, Aquilino Parez Báez, Esther Paulina Parez Palomino, Baciliza Pariona Baldeón, Édgard Pulido Baldeón, Víctor Pulido Lozano, Máxima Pulido Romero, Cornelio Quispe Baldeón, Benedicta Quispe Martínez, Julia Quispe Martínez, Pelayo Quispe Palacios, Leonidas Quispe Pariona, Cornelia Ramírez Baldeón, Primitiva Ramírez Baldeón, Máximo Sulca de la Cruz, Bonifacia Sulca Teccsi.
    ¿SABEN POR QUÉ SE REPITEN LOS APELLIDOS? PORQUE EN MUCHOS CASOS SE TRATABA DE FAMILIAS ENTERAS, ABUELOS, TIOS, SOBRINOS, NIETOS, RECIÉN NACIDOS, NADIE SE ESCAPÓ DE LA MATANZA. LEAN ESTO:
    “…tres efectivos militares ingresaron a la casa de Emilia Chuchón Teccsi realizando disparos asesinando a su padre José Chuchón Janampa de 65 años de edad y a su madrastra María Baldeón Reza de 54 años de edad. Asimismo, miembros de la patrulla “Lince”7 entraron en la choza de Clemente Baldeón Tecce, llevándose a su esposa Leandra Palacios Quispe y a su hijo de un mes de nacido. Igualmente, se llevaron a su vecina Baciliza Pariona Baldeón que se encontraba embarazada y a sus tres menores hijos, incendiando la casa antes de retirarse…”
    “…todos los pobladores fueron reunidos en la zona conocida como
    Hatunpampa. En este lugar, los hombres y las mujeres fueron separados, siendo los hombres
    sometidos a maltratos y golpeados con la culata de los fusiles. Seguidamente, las mujeres
    habrían sido arrastradas hasta una chacra que los testigos identifican porque había un árbol de
    molle, donde habrían sido violadas sexualmente.
    Alrededor de las once de la mañana todas las personas reunidas en Hatunpampa (50
    personas aproximadamente) fueron llevadas por los militares a la casa de César Gamboa de la
    Cruz, que se encontraba ubicado en el sector de Apuspata, a una distancia de 300 metros. En
    este lugar, un grupo de mujeres y niños fueron introducidos en la cocina -ambiente rústico
    cercado con piedras y techado con retama- y el grupo más grande de personas en una casa de
    adobe, que contaba con una puerta de madera y estaba techado con tejas. Una vez que todos los
    pobladores se encontraban en el interior de la casa, el SubTeniente Telmo Hurtado ordenó a su
    personal de tropa disparar contra ellas.
    El propio Telmo Hurtado, además de dar la orden de disparar, lanzó una granada
    provocando una explosión y el incendio de los lugares donde se encontraban las personas
    detenidas. Consumado el asesinato, y con el fin de impedir la identificación como responsables
    de los hechos y dar la apariencia que se trataba de un ataque de Sendero Luminoso, Telmo
    Hurtado ordenó a su personal que recogieran todos los elementos o sustancias utilizadas.
    Después de estos hechos, los integrantes de la patrulla militar revisaron nuevamente las
    casas y chozas de los pobladores, encontrando a una persona de avanzada edad a quien
    asesinaron. Asimismo, encontraron a tres niñas, que eran hermanas, las metieron en la casa del
    señor Alejandro Quispe, donde les dispararon, para luego incendiar la casa”.
    SEÑOR PRESIDENTE ALAN GARCIA: ¿POR QUÉ EL CRIMINAL TELMO HURTADO NO FUE JUZGADO Y CONDENADO DURANTE SU PRIMER GOBIERNO? ¿POR QUÉ INCLUSO CONTINUÓ EN EL EJÉRCITO Y SIGUIÓ ASCENDIENDO COMO SI NADA HUBIERA SUCEDIDO? ¿QUIEN O QUIENES LO OCULTARON Y LO AYUDARON A HUI? Y AHORA A USTED LE PREOCUPA LA VIOLACIÓN DE MUJERES Y NIÑAS Y PIDE LA PENA DE MUERTE PARA LOS VIOLADORES Y ASESINOS ¿POR QUÉ NO HIZO NADA EN 1985? ¿O ES QUE NO LO DEJAN DORMIR TRANQUILO, SEÑOR PRESIDENTE, LOS GRITOS DESGARRADORES DE TODAS ESAS INOCENTES VICTIMAS QUE FUERON CRUELMENTE ASESINADAS DURANTE SU PRIMER GOBIERNO?.

    Comentario por Alberto Rodriguez — noviembre 7, 2006 @ 6:30 pm | Responder

  4. A PARTE DE FELICITAR AL ARTICULISTA…. IBA A ESCRIBIR UN COMENATRIO, PERO LEYENDO EL TERCER COMENTARIO, SE ME FUERON LAS GANAS, SI, ES CIERTO, COMO EN ESTE PERU Y CON GENTE “TAN ILUSTRADA”, CON TANTO ESTUDIANTE QUE SE VE EN LAS CALLES….. COMO SE PUDO RE-ELEGIR A ESTE SUJETO QUE AHORA RIGE LOS DESTINOS DE LA PATRIA !! ES INCREIBLE, Y SE VEN YA LOS HECHOS, Y SE VERAN LAS NO EXTRADICCIONES DE FUJIRATA, LAS PRESCRIPCIONES DE MANTILLA, DE OTROS QUE ESTAN REFUGIADOS EN CHILE, LAS “DESTITUCIONES” DE FISCALES O PROCURADORES, QUE TENIAN A CARGO LOS CASOS “AGUDOS” DE 7 SUELAS Y SUS SECUACES….QUE TENDRA QUE DECIR TOLEDO, CUANDO LUEGO DEL FALLECIMIENTO DE PANIAGUA, DIJO: AHORA QUE PANIAGUA FALLECIO, AHORA PUEDO HABLAR…????? QUE SABRA DE LOS ENTRIPADOS DE ESTE GOBIERNO, Y LAS CORTINAS DE HUMO, Y LA CORRUPCION Y EL CAMBIO “TOTAL” DEL P.J.; EN FIN LOS APRISTAS QUE PRECEDEN EL TERCER COMENTARIO, ME DAN ALGUNA RESPUESTA SOBRE LA REELECCION DE 7 SUELAS Y SU EQUIPO.

    Comentario por José Antonio — noviembre 7, 2006 @ 7:33 pm | Responder

  5. Respecto a los 2 ultimos comentarios, coincido y mucho con ellos, he estudiado en una universidad nacional y luego una maestría en una particular, y de todos los amigos universitarios que tengo, no conosco a alguién que haya votado por Alan García. Pero bueno,
    democraticamente hablando no solo los universitarios eligen presidentes…escribo esto con mucha pena, pues un par de amigos de la universidad (UNI) ya partieron a trabajar al extranjero, fuga de talentos que le dicen.

    Comentario por Peruanito de a Pié — noviembre 7, 2006 @ 9:21 pm | Responder

  6. Señor Hildebrandt,
    Qué feo acercamiento intelectual con el fascismo. Me hace usted pensar en su hermana. Qué feo.
    Recomiendo el lúcido análisis de Sandra en el comentario Nro. 2.
    Qué feo, César, qué feo.

    Comentario por Sudaca — noviembre 7, 2006 @ 11:48 pm | Responder

  7. Completamente de acuerdo con César, aunque parezca algo muy duro… es la verdad y no traten de maquillar nuestra realidad, mas bien pensemos en mejorar nuestras deficiencias.
    Sigue Cesar….sigue

    Comentario por Abelardo — noviembre 8, 2006 @ 1:01 am | Responder

  8. Aprovechando este tema quería invitarlos a mirar un sitio que reúne las columnas de un personaje que pretende interpretar la política peruana Aldo Mariátegui. Es un sitio democrático en que además se recogen los comentarios que se le hacen a su persona con altura de mira.
    Los invito a conocerlo

    http://aldomariategui.blogspot.com/

    Comentario por Alditus — noviembre 8, 2006 @ 1:41 am | Responder

  9. A pesar de su nostalgia un poco excesiva por la “España de Aragón” este artículo básicamente dice la verdad. No podemos seguir la senda de evadirnos de las leyes y nuestra propia responsabilidad. Lo que tenemos que hacer es cambiar los gobiernos de nuestras patrias y hacer que se nos respete internacionalmente, no con gobiernos corruptos que se super-rebajan frente a las transnacionales, quienes en lugar de invertir mas, invierten menos puesto que nos ven como desesperados.

    Comentario por Antonio — noviembre 8, 2006 @ 3:20 am | Responder

  10. Peruanito de a Pié , tienes maestría y escribes “conosco”?
    Es lo único que quería escribir por el momento.

    Comentario por Bunny — noviembre 8, 2006 @ 4:44 am | Responder

  11. A Hildebrandt no se lo puede ignorar. Tiene defensores ciegos o detractores rabiosos. Eso también demuestra que lo vigilan al milímetro, cuidándole cada palabra, cada frase ridícula, que todos tenemos, pues a fin de cuentas somos humanos, o no?. La lectura del artículo me dejó un saldo negativo : veo que Hildebrandt tiene un lado reaccionario y casi fascista y que apoya tácitamente la idea de naciones cercadas, en nombre de una pureza cultural. Parece el ideario de “Mi lucha”, es cierto. Pero cuando afirma que Estados Unidos no sería lo mismo si no fuera anglosajón de cabo a rabo no miente, pues sería otra nación, quién lo puede negar. Me parece que lo que quiso decir, detrás de esa retórica equívoca y , es verdad, huachafa, es que no nos deben hacer favores o darnos su “caridad”, como lo afirma. Y va al meollo: si nuestros gobernantes no fueran tan mediocres, si no gobernaran el país como si se tratara de una chacra, si no existieran mafias en lugar de partidos, si las leyes fueran leyes y no rollos de papel higiénico, no habría esta diáspora.

    Comentario por Bunny — noviembre 8, 2006 @ 5:28 am | Responder

  12. Y que tiene que ver una Maestría con que te equivoques con una palabra?, por eso estamos como estamos, estupidos que solo critican la forma y no el fondo.

    Comentario por Peruanito de a Pié — noviembre 8, 2006 @ 1:28 pm | Responder

  13. BUNNY Y PERUANITO DE PIE nos dan un claro ejemplo de la izquierda caviar: discuten y se dividen hasta el infinito.
    Si juntas dos izquierdistas, estos comiensan a peliar y forman TRES partidos….

    Comentario por Silvestre — noviembre 8, 2006 @ 2:00 pm | Responder

  14. ¿Es duro escuchar la verdad? y parece que a algunos como a Sandra Aleman les arde pero hasta en el alma. Porque tanta hipocresia, es la pura verdad. Ya me canse de escuchar como se raja de los gringos,,que esto que lo otro,,pero a la primera que puedan alli es donde quisieran estar. Es verdaderamente creible que tengamos derecho de meternos ilegalmente a un pais y reclamar que se nos de buen trato, seguros y hasta nacionalidad y hay personas que defienden esto ..plop, el mundo al reves. Que horror osea ahora somos facistas por defender el poco honor que nos queda, porque no tenemos el valor de luchar por mejorar nuestros paises y si acurrucarnos a las faldas de los que si supieron hacerlo y despues exigirles derechos. Que verguenza que existan personas que esto les paresca facistoide y les de nauseas. La verdad que leer esos comentarios da nauseas.

    Comentario por Poluco — noviembre 8, 2006 @ 2:48 pm | Responder

  15. Hildebrandt se olvida mencionar el problema y negocio del tráfico de personas que genera billones de dolares para mafias, politicos orruptos y medios corruptos.

    Nuestros medios de comunicación “social” hacen mutis de esta tragedia, son miles los niños y adolescentes desaparecidos en el Perú ( http://peruanosdesaparecidos.org/ ) que son raptados, mujeres que con el engaño del marido europeo, contrato de trabajo en corea del sur, una vez allá on esclavizadas y prostituidas…

    ¿Y que hacen nuestros medios? En vez de hacer campaña para prevenir estas maldades por el contrario incentivan el mercado del sexo con las caratulas de El Chino, Ajá o con la sección relax-pedofila del Trome/comercio: “nenitas fogozas realizan todas tus fantasias…”

    Aqui un informe que encontre en la red:

    Informe sobre víctimas tráfico personas

    Observados 89 países, 14 han mejorado

    El Departamento de Estado de Estados Unidos dio a conocer el 5 de junio su informe más reciente sobre Tráfico de Personas, investigación que “representa la resolución de todo el gobierno de Estados Unidos de detener esta agresión horrorosa a la dignidad de hombres, mujeres y niños”, dijo el secretario de Estado Colin Powell.

    El informe, que es un requisito impuesto por la Ley de Protección a las Víctimas del Tráfico 2000, observa la situación del tráfico de seres humanos en 89 países. Desde que el año pasado se preparó el primer informe, 14 naciones han mostrado mejoras en el cumplimiento de ciertas normas mínimas para combatir el tráfico, tal como las especifica la ley. Esas normas incluyen enjuiciar a quienes perpetran el tráfico, proteger a las víctimas y educar al público acerca de esta actividad criminal. A continuación una traducción extraoficial de las palabras de Powell al presentar el informe:

    SECRETARIO POWELL: Buenos días, señoras y señores. Estoy aquí hoy para presentar el Segundo Informe Anual del Departamento de Estado sobre Tráfico de Personas. La Ley de Protección a las Víctimas del Tráfico que ordena preparar este informe condena el tráfico como una forma moderna de la esclavitud. Este informe representa la resolución de todo el gobierno de Estados Unidos de detener esta agresión horrorosa a la dignidad de hombres, mujeres y niños.

    Los traficantes hacen presa de los miembros más vulnerables de nuestra familia humana, violan sus derechos más fundamentales, los someten a la degradación y la miseria. Cada año, se estima que de 700.000 a 4 millones de personas, por medio del fraude, la coerción y el secuestro liso y llano son víctimas de los traficantes. La abrumadora mayoría de las víctimas son mujeres y niños. Los traficantes los fuerzan a menudo a practicar la pornografía y la prostitución, sometiéndolos a terrible atropello mental y físico y poniéndolos en peligro de contraer enfermedades devastadoras como el VIH/SIDA.

    El tráfico no exceptúa a ningún país, incluso el nuestro. Cada año se trafica en Estados Unidos con aproximadamente 50.000 personas. Aquí y en el extranjero las víctimas del tráfico trabajan y se esfuerzan en condiciones inhumanas en prostíbulos, talleres explotadores, campos y hasta en casas particulares.

    El Informe Anual sobre Tráfico de Personas arroja una luz muy necesaria sobre este problema mundial. Usamos la información que recopilamos para reforzar la voluntad de la comunidad internacional de combatir este crimen inconcebible. Acogemos complacidos y alentamos el intercambio vital de información con otros países, organizaciones no gubernamentales e individuos. Estados Unidos procura trabajar con todas las naciones para documentar esta forma atroz de explotación y cooperar con ellas para ponerle fin de una vez para siempre.

    Me complace anunciar que, en el año transcurrido desde el último informe, Corea del Sur, de acuerdo con las normas del informe, ha hecho grandes progresos para mejorar su historial. Rumanía e Israel también han colaborado con nosotros para fortalecer significativamente sus esfuerzos contra el tráfico. Esperamos que otros países den pasos similares.

    Los países que hacen esfuerzos serios para ocuparse del problema encontrarán un socio en Estados Unidos, listo a ayudarlos a diseñar y aplicar programas efectivos. Pero los países que no hacen tales esfuerzos quedarán a partir del año próximo sujetos a las sanciones que contempla la Ley de Protección a las Víctimas del Tráfico.

    Por nuestra parte, el presidente Bush ha instruido a todas las agencias pertinentes de Estados Unidos que combinen fuerzas para erradicar el tráfico y ayudar a rehabilitar a sus víctimas. De conformidad con la Ley de Protección a las Víctimas del Tráfico, el presidente ha establecido un grupo de trabajo interagencial para coordinar nuestras actividades en el país y el extranjero. Este año presidí la primera reunión de funcionarios a nivel de gabinete, integrantes del grupo de trabajo. Desde esa importante reunión, nuestros equipos han venido trabajando estrechamente unidos para intensificar los esfuerzos del gobierno de Estados Unidos y mantener la cuestión bajo intensa atención.

    Esperamos que el Informe sobre Tráfico de Personas de este año galvanice la acción en todo el mundo. Si la comunidad mundial colabora, a incontables miles de personas se les ahorrará el atropello y la desesperación, y aquellos que ya son víctimas podrán recibir ayuda para que vuelvan a una vida de dignidad y libertad.

    A continuación una traducción extraoficial de algunos fragmentos del informe:

    LEY DE PROTECCION A LAS VICTIMAS DEL TRAFICO 2000

    INTRODUCCION AL INFORME SOBRE TRAFICO DE PERSONAS

    JUNIO DE 2002

    Examen del problema

    En el transcurso del año por lo menos 700.000 hombres, mujeres y niños — y posiblemente tantos como un millón — fueron comprados, vendidos, transportados y retenidos contra su voluntad en todo el mundo, en condiciones similares a las de la esclavitud. En esta forma moderna de la esclavitud, conocida como “tráfico de personas”, los traficantes utilizan amenazas, intimidación y violencia para obligar a las víctimas a participar en actos sexuales o trabajar en beneficio financiero de los traficantes, en condiciones comparables a las de la esclavitud. Se trafica con hombres, mujeres y niños en el comercio internacional del sexo con propósitos de prostitución, turismo sexual y otros servicios sexuales comerciales y en situaciones de trabajo forzado en talleres explotadores, obras en construcción y establecimientos agrícolas. La práctica puede revestir también otras formas, inclusive el secuestro de niños y su reclutamiento en las fuerzas gubernamentales o de los ejércitos rebeldes, la venta de mujeres y niños con fines de servidumbre doméstica y el uso de niños como mendigos callejeros y guías de camellos.

    Los traficantes llevan a menudo a sus víctimas de sus comunidades de origen a otras áreas — dentro de su país o a países extranjeros — donde la víctima queda aislada y es incapaz de hablar el idioma o no está familiarizada con la cultura. En muchos casos, las víctimas no tienen documentos de inmigración o tienen documentos fraudulentos provistos por los traficantes. Lo que es más importante, las víctimas pierden el apoyo de parientes y amigos, quedando así más vulnerables a las demandas y amenazas de los traficantes. Las víctimas pueden también quedar expuestas a una gama de problemas de salud, inclusive la violencia doméstica, el alcoholismo, el impacto de problemas psicológicos, el VIH/SIDA y otras enfermedades transmitidas sexualmente. En estas situaciones las víctimas no saben cómo escapar de la violencia o dónde acudir en busca de ayuda. Las víctimas pueden optar por no recurrir a las autoridades por miedo a ser encarcelados o deportados, especialmente porque los gobiernos de algunos países tratan a las víctimas como si fueran criminales. En otros países no hay protección para las víctimas que se presentan para ayudar en el encausamiento de los traficantes.

    Los traficantes reclutan y encuentran víctimas potenciales de diversas maneras. Los traficantes se anuncian en periódicos locales ofreciendo buenos empleos y paga elevada en ciudades atractivas. Usan también agencias fraudulentas de empleo, viajes y concertación de matrimonios para atraer a hombres y mujeres jóvenes a las redes del tráfico. En la aldea local un traficante puede hacerse pasar por un “amigo de un amigo”, reunirse con la familia y convencer a los padres de que sus hijos estarán seguros y que el “amigo” los atenderá mejor. Los traficantes engañan a menudo a los padres haciéndoles creer que a sus hijos se les enseñará una destreza u oficio útil, pero los niños terminan esclavizados en pequeños talleres, fincas agrícolas o la servidumbre doméstica. Los traficantes les prometen también a los padres que se casarán con sus hijas, pero a las muchachas se las obliga a prostituirse. En algunas situaciones violentas, los traficantes pueden secuestrar o raptar a sus víctimas.

    Las causas del tráfico

    La inestabilidad política y económica aumenta grandemente la probabilidad de que un país se convierta en una fuente de víctimas del tráfico. En países con desempleo crónico, amplia pobreza y falta de oportunidades económicas, los traficantes usan las promesas de salarios más altos y buenas condiciones de trabajo en países extranjeros para atraer gente a sus redes. Las víctimas, que quieren una vida mejor para ellas y sus familias, se dejan convencer fácilmente por las promesas de los traficantes. El desasosiego civil, el conflicto armado interno y los desastres naturales desestabilizan y desplazan poblaciones y, a su vez, aumentan la vulnerabilidad a la explotación y el abuso. En algunos países, las prácticas sociales o culturales contribuyen al tráfico. Por ejemplo, la baja condición social de las mujeres y las niñas en algunas sociedades contribuye al crecimiento de la industria del tráfico al no darles a sus vidas tanto valor como las de la población masculina. En otras sociedades, la práctica de confiar los niños pobres a amigos o parientes más ricos puede conducir a situaciones de abuso y explotación.

    En muchos países de destino, la explotación sexual comercial y la demanda de mano de obra barata han aumentado en las últimas décadas. Muchos traficantes, que son parte de redes criminales involucradas en otros crímenes transnacionales, se han dado cuenta que pueden obtener grandes ganancias proveyendo gente que satisfaga esa demanda. El tráfico no requiere una gran inversión de capital y, a menudo, implica poco riesgo de que lo descubran los agentes de la ley. Además, las víctimas del tráfico de personas, al contrario de las víctimas de las drogas, pueden ser revendidas y usadas repetidamente por los traficantes. En algunos países donde los funcionarios locales son cómplices del tráfico o se hacen los desentendidos, la corrupción contribuye al problema del tráfico.

    A menudo, a las víctimas del tráfico se las lleva de un país de origen hasta un país de destino a través de “países de tránsito”. Para hacerlo, los traficantes usan documentos falsos. Los controles fronterizos débiles y la corrupción de los funcionarios de migración pueden también facilitar aún más el tránsito de víctimas.

    La magnitud

    Dada la naturaleza del tráfico y su rostro a menudo oculto, es extremadamente difícil elaborar estadísticas precisas sobre la extensión del problema. Según un estimado del gobierno de Estados Unidos basado en datos de 1997, 700.000 personas, en su mayoría mujeres y niños, son cada año objeto de tráfico a través de las fronteras nacionales en todo el mundo. Otros estimados mundiales de la cantidad de víctimas que se trafican anualmente van de aproximadamente uno hasta cuatro millones. Según un estimado de 1997 de la Organización Internacional de Migración, la cantidad de víctimas del tráfico, tanto dentro de los países como a través de sus fronteras llega a cuatro millones. Estados Unidos es principalmente un país de tránsito y destino del tráfico de personas. Según un estimado de 1997, unas 50.000 mujeres y niños son anualmente objeto del tráfico con fines de explotación sexual en Estados Unidos.

    La Ley de Protección de las Víctimas del Tráfico 2000

    La Ley de Protección de las Víctimas del Tráfico 2000 (División A de la Ley Pública 106-386) (la “Ley”) fue aprobada en octubre de 2000 para combatir el tráfico, asegurar el castigo justo y efectivo de los traficantes y proteger a las víctimas. La Ley agregó nuevos delitos, fortaleció las penas ya existentes, concedió nuevas protecciones a las víctimas del tráfico y puso a disposición de las víctimas de modalidades graves del tráfico ciertos beneficios y servicios. Con este enfoque abarcador del problema, la Ley creó mandatos significativos para varias agencias del gobierno federal, entre ellas los departamentos de Estado, Justicia, Trabajo, Salud y Servicios Sociales y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional. Una de las responsabilidades del Departamento de Estado es someter anualmente al Congreso un informe sobre la condición de las modalidades graves del tráfico de personas; este es el segundo de tales informes. La definición legal de “modalidades graves del tráfico de personas” aparece en el cuadro siguiente, como aparecen también las definiciones que hace la Ley de otros términos que son elementos de esa definición. Desde el punto de vista de este informe, el término “tráfico” se refiere a las “modalidades graves del tráfico de personas” tal como las define la Ley.

    Esfuerzos de Estados Unidos

    El gobierno de Estados Unidos condena el tráfico de personas y se mantiene firmemente comprometido a combatir este flagelo y proteger a las víctimas que caen presas de los traficantes. El gobierno de Estados Unidos ha tomado numerosas medidas para mejorar sus esfuerzos para vigilar y combatir el tráfico, inclusive la preparación anual de este informe.

    De acuerdo con la Ley, el presidente Bush estableció el Grupo de Trabajo Interagencial del Presidente para Vigilar y Combatir el Tráfico de Personas. Este grupo de trabajo lo preside el secretario de Estado y está compuesto por el secretario de Justicia, la secretaria del Trabajo, el secretario de Salud y Servicios Sociales, el director de la Agencia Central de Inteligencia, el director de la Oficina de Administración y Presupuesto y el administrador de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional. Las responsabilidades del grupo de trabajo incluyen la coordinación de la aplicación de la Ley, como así también ayudar al secretario de Estado en la preparación de este informe. El grupo de trabajo celebró su primera reunión, presidida por el secretario Powell, en febrero de 2002.

    Tal como lo autoriza la Ley, el Departamento de Estado estableció en octubre de 2001 la Oficina para Vigilar y Combatir el Tráfico de Personas. La Oficina del Tráfico dirige el desarrollo y puesta en práctica de nuestra participación internacional en relación con el tráfico de personas y ofrece ayuda al grupo de trabajo. Prepara también informes y análisis sobre el tráfico, coordina los programas internacionales para prevenir el tráfico y ayudar a las víctimas y lleva a cabo actividades de extensión con organizaciones no gubernamentales (ONG) y organizaciones internacionales. Además, otras agencias federales representadas en el grupo de trabajo destacan personal a la Oficina del Tráfico para fortalecer la coordinación interagencial y ayudar en las actividades del grupo de trabajo. En el sitio en la Web http://www.state.gov/g/tip puede obtenerse más información sobre la Oficina del Tráfico.

    Un mandato legislativo para combatir y erradicar el tráfico de seres humanos guía los esfuerzos de la Oficina del Tráfico. Dadas la magnitud y urgencia de esta tarea, las prioridades de la Oficina del Tráfico son:

    — Ayudar a los países a eliminar el tráfico;

    — Promover la cooperación regional y bilateral para erradicar el tráfico; y

    — Apoyar a los proveedores de servicios y ONG en sus esfuerzos de prevención del tráfico y protección de las víctimas.

    El Departamento de Estado, en particular la Oficina del Tráfico, tomaron el año pasado numerosas medidas para preparar y aplicar una estrategia general para combatir el tráfico en todo el mundo. La Oficina del Tráfico del Departamento de Estado ayuda en la coordinación de la política y los programas contra el tráfico entre las agencias federales, las organizaciones internacionales y las ONG de todo el mundo. La Oficina del Tráfico ha liderado la preparación de este segundo informe anual sobre tráfico de personas. Este informe, que se ocupa de 89 países que se encontró que tienen un número significativo de víctimas del tráfico, es el examen internacional más abarcador de las actividades contra el tráfico emitido por cualquier gobierno.

    Apoyándose en la atención generada por su Informe sobre Tráfico de Personas, el Departamento de Estado trabaja continuamente con funcionarios de gobiernos extranjeros para promover la cooperación y el mejoramiento de las campañas contra el tráfico, tanto regionalmente como por países. El departamento continuó también ampliando su información sobre el tráfico de personas en sus Informes sobre Prácticas de Derechos Humanos por países, que se publica cada año.

    La Oficina del Tráfico colabora con otras agencias del gobierno de Estados Unidos que siguen políticas emprendedoras para prevenir el tráfico, enjuiciar a los traficantes y proteger y ayudar a las víctimas, tanto en lo interno como en lo internacional. Varias agencias del gobierno de Estados Unidos han colaborado para preparar folletos informativos sobre el tráfico, destinados a las víctimas, las ONG y el personal de aplicación de la ley; llevar a cabo progrmas de entrenamiento para funcionarios del gobierno de Estados Unidos; emitir reglamentaciones y establecer pautas en relación con la protección y ayuda a las víctimas del tráfico; y financiar actividades contra el tráfico en Estados Unidos y en todo el mundo. El documento “Panorama General de la Aplicación por la Administración de la Ley sobre Protección a las Víctimas del Tráfico” incluye una descripción de los esfuerzos del gobierno de Estados Unidos para aplicar la Ley.

    En el año fiscal 2001 el gobierno de Estados Unidos apoyó más de 110 programas contra el tráfico en alrededor de 50 países. Los tipos de ayuda incluyen lo siguiente: progrmas económicos alternativos para grupos vulnerables; programas educativos; entrenamiento de funcionarios gubernamentales y personal médico; desarrollo o mejoramiento de leyes contra el tráfico; provisión de equipo de aplicación de la ley; establecimiento o renovación de refugios, centros de crisis o casas de seguridad para las víctimas; apoyo al regreso voluntario y humano y ayuda a la reintegración de las víctimas; y apoyo a los servicios psicológicos, legales, médicos y de consejo a las víctimas provistos por ONG, organizaciones internacionales y gobiernos. La prioridad del departamento es ayudar a los gobiernos de los países de las filas 2 y 3 que son elegibles para recibir ayuda y se han comprometido a combatir el tráfico.

    La Oficina del Tráfico del Departamento de Estado ha buscado activamente la cooperación decisiva de las ONG, dada la inapreciable experiencia práctica que tienen. En ausencia de su colaboración integral, sería una tarea ardua desarrollar con éxito una campaña intencional continua para combatir el tráfico. Durante el último año, la Oficina del Tráfico ha sido anfitriona de numerosas reuniones y sesiones informativas con ONG para solicitar su pericia y recomendaciones. Más aún, para preparar este informe la Oficina del Tráfico pidió a más de 140 ONG que aportaran información sobre prácticas y programas sobre tráfico en todo el mundo. En cumplimiento del mandato legislativo para hacer participar a las ONG, la Oficina del Tráfico invita a que le hagan llegar más sugerencias para mejorar la cooperación de las ONG.

    Participación internacional

    El tráfico ha alcanzado dimensiones asombrosas en todo el mundo. Resolver este problema y llevar alivio a sus muchas víctimas sólo será posible mediante esfuerzos cooperativos. Esta cooperación debe tener lugar bilateral y multilateralmente entre los diversos gobiernos, y también entre los gobiernos y la sociedad civil, las ONG incluidas. Debe involucrar la coordinación gubernamental de las estrategias nacionales contra el tráfico, al igual que la coordinación a nivel local. Los países de destino deben colaborar con los países de tránsito y de origen para contener la corriente del tráfico; los países de origen deben trabajar no sólo para prevenir el tráfico, sino también ayudar a la reintegración de las víctimas del tráfico en las sociedades de donde proceden. La participación internacional de Estados Unidos se concentra en fortalecer la voluntad política internacional para combatir el problema, ampliar un diálogo entre los países para identificar maneras de ampliar los esfuerzos nacionales, regionales e internacionales para ocuparse del tráfico, y fortalecer los esfuerzos de las naciones para combatir el tráfico.

    El Protocolo de las Naciones Unidas para Prevenir, Suprimir y Castigar el Tráfico de Personas, Especialmente de Mujeres y Niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra el Crimen Organizado Transnacional, aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en noviembre de 2000, es una nueva e importante herramienta para facilitar la cooperación internacional. Los gobiernos que firman y ratifican este protocolo contraen el compromiso de declarar delito el tráfico y proteger a sus muchas víctimas. Hasta el momento Estados Unidos y otros 104 países han firmado el protocolo.

    Otros dos instrumentos internacionales que se ocupan de la venta y el tráfico de niños también fueron aprobados recientemente: La Convención 182 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) concerniente a la Prohibición de las Peores Formas del Trabajo Infantil y la Acción Inmediata para su Eliminación (que Estados Unidos ratificó en diciembre de 1999), y el Protocolo de la Convención sobre Derechos del Niño en la Venta de Niños, Prostitución Infantil y Pornografía Infantil (que Estados Unidos firmó en julio de 2000). La Convención 182 de la OIT requiere que los países adopten medidas para dar a los niños removidos de las peores formas de trabajo infantil, como la prostitución y la pornografía, el acceso a la educación básica gratuita. El Protocolo exige que los Estados clasifiquen como delito la prostitución y la pornografía relacionada con niños menores de 18 años. El gobierno de Estados Unidos se compromete con los cosignatarios de la Convención 182 de la OIT a garantizar que los esfuerzos del gobierno contra la explotación infantil sean constantes y significativos.

    EL INFORME

    Este es el segundo informe anual al Congreso, como lo exige la ley, sobre la situación de las peores formas de tráfico de personas en todo el mundo. Cubre el período comprendido de abril de 2001 hasta marzo de 2002. En el informe de este año varios países han cambiado de su ubicación en el informe del año pasado. Algunos países no están anotados en el informe de este año debido a la falta de información verificable. Con este informe anual Estados Unidos pretende enfocar la atención internacional, tanto de gobiernos y del público en general, en la horrorosa práctica del tráfico de personas. Este informe es una importante herramienta diplomática para el gobierno de Estados Unidos, el que espera que otros gobiernos consideren esto como un instrumento para el diálogo permanente, aliento en sus tareas actuales e instrumento para ayudarlos a enfocar su trabajo en programas y políticas de encausamiento, protección y prevención. Luego de la publicación del informe de este año, el Departamento seguirá manteniendo conversaciones con los gobiernos sobre el contenido del informe, para ayudar a fortalecer los esfuerzos de cooperación para erradicar el tráfico. El Departamento utilizará la información obtenida en la recopilación del informe de este año para diseñar con más efectividad los programas de ayuda y trabajar con los países que necesitan ayuda para combatir el tráfico. Finalmente, el Departamento espera que el informe sea un aliciente a los esfuerzos gubernamentales para combatir el tráfico de personas en el mundo, para eliminar esa degradante práctica.

    Metodología

    Para dirigir los esfuerzos del Departamento de Estado en los preparativos de este informe la Oficina del Tráfico reunió a un grupo con personal de la Oficina del Tráfico y de otras agencias del gobierno de Estados Unidos. El grupo incluyó a representantes de Departamento de Justicia, el Departamento de Salud y Servicios Sociales de Estados Unidos, la comunidad de inteligencia, y la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo y la Oficina de Población, Refugiados y Migración, ambas del Departamento de Estado, con asesoramiento de la Oficina del Asesor Legal.

    El Departamento de Estado obtuvo información de una variedad de fuentes para preparar este informe. Pidió información a las embajadas y consulados de Estados Unidos en todo el mundo. Esos puestos diplomáticos informaron del alcance del tráfico en sus países anfitriones y de los esfuerzos de los gobiernos anfitriones para resolver el problema. Esos informes reflejan las discusiones con los gobiernos anfitriones, Organismos no gubernamentales (ONG) locales internacionales, organismos internacionales, funcionarios de inmigración, policía, periodistas, académicos y víctimas. Junto a estos informes procedentes de los puestos diplomáticos, el grupo del informe también revisó información de otras fuentes, incluyendo, aunque sin limitarse a ellas, a otras agencias del gobierno de Estados Unidos, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional de Migración (OIM), Human Rights Watch, Amnistía Internacional, Protection Project, medios de prensa, académicos y gobiernos extranjeros. El grupo tomó en consideración también la información obtenida por personal de la Oficina del Tráfico durante diversas reuniones con funcionarios de gobiernos extranjeros, ONG y organismos internacionales. Finalmente, la Oficina del Tráfico estableció una dirección de correo electrónico: tipreport@state.gov para que las ONG envíen información sobre los progresos de los gobiernos para terminar el tráfico, ofrecer actualizaciones sobre el alcance del problema y enfocar la atención en obstáculos particulares que encuentran en su tarea.

    Para recopilar el informe de este año el Departamento utilizó el mismo enfoque de dos pasos que utilizó en el informe del año pasado. Primero el grupo del informe determinó si un país era o no “un país de origen, tránsito o destino para una importante cantidad de víctimas” del tráfico. Para hacer la determinación, el panel necesitaba datos verificables de que el país era un país de origen, tránsito o destino para una cantidad de víctimas cercana a las cien o más, el mismo nivel que se aplicó en el informe 2001. Solamente aquellos países que llegan a ese nivel están incluidos en el informe.

    Como segundo paso, el grupo del informe colocó cada uno de los países incluidos en el informe en una de tres listas, descritas aquí como filas, como lo manda la ley. Esta ubicación se basa en los esfuerzos del gobierno para combatir el tráfico. De conformidad con la ley, los países cuyos gobiernos cumplen totalmente con las normas mínimas de la ley para la eliminación del tráfico fueron colocados en la Fila 1. Los países cuyos gobiernos no cumplen completamente con esas normas fueron ubicados en la Fila 2 si hacen “esfuerzos importantes para lograr cumplir” las normas; o en la Fila 3 si no lo hacen así. Cada fila comprende una amplia gama de países.

    Normas mínimas

    La Ley define como “normas mínimas para la eliminación del tráfico” las que se resumen a continuación:

    1) El gobierno debe prohibir el tráfico y castigar los actos de tráfico.

    2) El gobierno debe prescribir castigos en proporción con los que se aplican a los delitos graves, tales como la agresión sexual forzada; o la comisión a sabiendas del tráfico en algunas de sus formas más reprobables (tráfico con propósitos sexuales, tráfico que involucre violación o secuestro o tráfico que sea causa de muerte).

    3) Para la comisión a sabiendas de cualquier acto de tráfico, el gobierno debe prescribir un castigo que sea lo bastante riguroso como para disuadir, y que refleje adecuadamente la naturaleza abominable del delito.

    4) El gobierno debe hacer esfuerzos serios y sostenidos para eliminar el tráfico.

    La Ley establece también siete criterios que “deben considerarse” como indicadores del punto 4 citado en el párrafo anterior: “esfuerzos serios y sostenidos para eliminar el tráfico”. En resumen, son:

    1) Si el gobierno investiga y enjuicia vigorosamente los actos de tráfico dentro de su territorio.

    2) Si el gobierno protege a las víctimas del tráfico, alienta la ayuda de las víctimas a la investigación y el enjuiciamiento, les provee a las víctimas alternativas legales a su salida hacia países donde enfrentarían represalias o padecimientos, y asegura que a las víctimas no se las castiga inapropiadamente sólo por actos ilegales cometidos como resultado directo de haber sido víctimas del tráfico.

    3) Si el gobierno ha aprobado medidas, tales como educar al público, para impedir el tráfico.

    4) Si el gobierno coopera con otros gobiernos en la investigación y el enjuiciamiento del tráfico.

    5) Si el gobierno extradita a las personas acusadas de tráfico, como lo hace en el caso de otros delitos graves.

    6) Si el gobierno supervisa las normas de inmigración y emigración como pruebas de tráfico, y si las agencias de ejecución de la ley responden apropiadamente ante esas evidencias.

    7) Si el gobierno investiga y enjuicia vigorosamente a los funcionarios públicos que participan en el tráfico, y toma todas las medidas apropiadas contra los funcionarios que condonan el tráfico.

    La ley también determina tres factores que el Departamento debe considerar para determinar si un país hace esfuerzos importantes para cumplir con esas normas mínimas. En resumen, esas consideraciones son: 1) la medida del tráfico en el país; 2) el grado de la falta de cumplimiento gubernamental de las normas mínimas, particularmente el punto al cual los funcionarios de gobierno han participado, facilitado, permitido o de alguna manera encubren el tráfico; y 3) qué medidas son razonables para hacer que el gobierno cumpla con las normas mínimas, teniendo en cuenta los recursos y capacidades del gobierno.

    Las Filas

    Fila 1

    Los gobiernos de los países de la Fila 1 cumplen totalmente con las normas mínimas de la ley. Esos gobiernos consideran un delito y han encausado exitosamente el tráfico, y han dado una amplia gama de servicios de protección a las víctimas. A las víctimas no se las apresa o castiga de otra manera solamente como resultado de ser traficadas, y no son devueltas sumariamente a un país donde puedan enfrontar dificultades a causa de haber sido traficadas. Además, estos gobiernos patrocinan o coordinan campañas destinadas a frenar el flujo del tráfico.

    Fila 2

    Los gobiernos de los países de la Fila 2 no cumplen a cabalidad con las normas mínimas de la ley, pero hacen esfuerzos importantes para cumplir con esas normas. Algunos son muy enérgicos en el encausamiento de los traficantes, pero ofrecen poca o ninguna ayuda a las víctimas. Otros dan ayuda a las víctimas y castigan a los traficantes, pero hasta el momento no han tomado medidas adecuadas para evitar el tráfico. Algunos gobiernos recién comienzan a atender el tráfico, pero sin embargo han tomado medidas importantes para la erradicación del tráfico.

    Fila 3

    Los gobiernos de los países de la Fila 3 no cumplen a cabalidad con las normas mínimas y no hacen esfuerzos importantes para llegar a cumplir. Algunos de esos gobiernos se niegan a reconocer el problema del tráfico dentro de su territorio. En una nota más positiva, varios otros gobiernos en esta categoría comienzan a tomar medidas concretos para combatir el tráfico. Aunque esas medidas todavía no alcancen el nivel apropiado de importancia, muchos de esos gobiernos están en la senda para ubicarse en la Fila 2.

    Castigos

    De conformidad con la Ley, comenzando con el informe de 2003, los países de la Fila 3 quedarán sujetos a ciertas sanciones, principalmente la terminación de la ayuda no humanitaria ni relacionada con el comercio. En cumplimiento de la Ley, esos países enfrentarían también la oposición de Estados Unidos a la ayuda (excepto la humanitaria, la ayuda relacionada con el comercio y cierta ayuda de desarrollo) de las instituciones financieras internacionales, específicamente el Fondo Monetario Internacional y los bancos multilaterales de desarrollo como el Banco Mundial. Toda o parte de las sanciones de ayuda bilateral o multilateral pueden ser dispensada de acuerdo a una determinación del presidente de que la provisión de esa ayuda al país favorecería los propósitos de la Ley o que conviene a los intereses nacionales de Estados Unidos. La ley dispone que el presidente puede dispensar esas sanciones cuando lo considere necesario para evitar consecuencias adversas en las poblaciones vulnerables, incluyendo mujeres y niños.

    Relatos por país

    El informe provee un breve relato sobre cada de cada fila. Los relatos no incluyen muchos detalles ni información completa sobre los países o sus gobiernos. Más bien, ofrecen una vista general de la situación del tráfico en el país y los esfuerzos del gobierno para combatir el tráfico. El primer párrafo de cada relato describe el alcance y la naturaleza del problema del tráfico en el país y luego indica la razón por la que el país figura en el informe. El segundo párrafo describe algunos de los esfuerzos del gobierno para combatir el tráfico y luego cita las razones por las que el país figura en la Fila 1, 2 ó 3 de este informe. Este segundo párrafo menciona los esfuerzos del gobierno en varias áreas: primero en el área de la aplicación de la ley y el encausamiento de los traficantes, luego, la protección de las víctimas del tráfico y finalmente la prevención del tráfico.

    El establecimiento de trabajo y planes de acción son métodos que algunos países han utilizado con éxito para crear metas y puntos de referencia para sus esfuerzos contra el tráfico. Sin embargo, esos planes y grupos especiales, por sí mismos, no son considerados en gran medida al evaluar las ubicaciones de los países en las filas. Más bien, el informe se enfoca en los esfuerzos concretos que los gobiernos han realizado para combatir el tráfico. De manera similar, el informe no toma mucho en consideración los proyectos de ley, o leyes que todavía no han sido promulgadas, dado que todavía no pueden aplicarse a combatir el tráfico. En algunos casos se ha mencionado en el relato de un país los grupos especiales, planes de acción o proyectos de ley como ejemplos de una actitud positiva, o como medidas preliminares que el gobierno comienza a tomar para combatir el tráfico.

    En algunos países, fuerzas armadas fuera del control del gobierno, obligaron a niños a hacerse soldados o peones, o proveer servicios sexuales a los rebeldes. En esos países, es posible que el gobierno no pueda tomar muchas medidas, acordes con las recomendaciones de las “normas mínimas” de la Ley, para combatir el problema del tráfico. Este informe categoriza a esos países principalmente en base a qué medidas, si las hubiese, sus gobiernos han tomado para ayudar a las víctimas. Estas consideraciones se reflejan en los relatos sobre los países.

    El Departamento agradece la respuesta al informe del año pasado, incluyendo las reacciones del Congreso, la prensa, gobiernos extranjeros y ONG. Gran parte de la respuesta fue positiva y contribuyó a una creciente atención a la cuestión del tráfico de personas. Conscientes del requerimiento establecido por la ley para el informe y de su meta final de ayudar a eliminar el tráfico de personas, hemos considerado cuidadosamente las sugerencias presentadas en torno al informe del año pasado. Por ejemplo, tomamos medidas adicionales para atender los vínculos entre la corrupción y el tráfico y el informe incluye información más detallada sobre la corrupción. De manera similar nos esforzamos en mejorar la conformidad de los relatos sobre cada país.

    FILAS Y PAISES

    Fila 1

    Austria Francia Macedonia España Bélgica Alemania Holanda Suiza Canadá Hong Kong Polonia Reino Unido Colombia Italia Portugal República Checa Lituania Corea del Sur

    Fila 2

    Albania Estonia Latvia Eslovenia Angola Etiopía Malaysia Sudáfrica Bangladesh Gabón Mali Sri Lanka Benin Georgia México Tanzanía Brasil Ghana Moldova Tailandia Bulgaria Guatemala Marruecos Togo Burkina Faso Haití Nepal Uganda Camerún Honduras Nigeria Ucrania China Hungría Pakistán Vietnam Costa Rica India Filipinas República Federal de Costa de Marfil Israel Romania Yugoslavia República Dominicana Japón Senegal El Salvador Kazajstán Sierra Leona Guinea Ecuatorial Laos Singapur

    Fila 3

    Afganistán Birmania República de Kyrgistán Sudán Armenia Cambodia Líbano Tayikistán Bahrain Grecia Qatar Turquía Belarrús Indonesia Rusia Emiratos Arabes Unidos Bosnia y Hercegovina Irán Arabia Saudita

    Comentario por Julio — noviembre 8, 2006 @ 4:25 pm | Responder

  16. Oye julio, tu estan bien tronado si crees que voy a leer todo eso….

    Comentario por Silvestre — noviembre 8, 2006 @ 4:29 pm | Responder

  17. Aldo Mariategui tuvo su cuarto de hora de fama cuando César dijo: “… Ahora bien, para Salazar y su club de liberales tipo Aldo –que no es una marca de carteras sino una patente de corso para decir cualquier idiotez– privatizar quiere decir entregarle al primer carroñero que pase por la esquina lo que quiera que fuese siempre y cuando sea del Estado…”

    Saludos

    y visiten este blog desde http://www.cesarhildebrandt.tk/

    Comentario por Julio — noviembre 8, 2006 @ 6:08 pm | Responder

  18. Peruanito de a Pié , quise decir que no mereces tener una maestría, ni el título, lo que deberías hacer es volver al a la escuela primaria. Eres la consecuencia de la pobre educación peruana, que ni las universidades corrigen.

    Comentario por Bunny — noviembre 8, 2006 @ 6:41 pm | Responder

  19. Y no te piques, pues también yo me incluyo en el problema.

    Comentario por Bunny — noviembre 8, 2006 @ 6:47 pm | Responder

  20. UFFFF! SE ACABO, Y QUE SIGA AHORA EL LIO DE COMADRES…. !
    PORQUE NO “DISCUTIR”, PERO RACIONAL…MENTE ! EN VEZ DE TOMAR CRITERIOS DOGMATICOS ??, SI LO QUE ES LEY, ES CASI SIEMPRE “LOGICO”, QUE PIENSAN ?? UDS.

    Comentario por José Antonio — noviembre 8, 2006 @ 10:02 pm | Responder

  21. Este es un articulo interesamte del gran Cesar Hildebrant. Es para analizar y discutir. Dice algunas verdades. Pero no coincido en mucho de lo que dice. El mundo no debe cerrarse en fronteras. Los hombres y mujeres debemos viajar, conocer y vivir donde querramos. Ser libres. a mi me gusta Europa; su adelanto, progreso y seguridad. ¿porque impedirme que viva en esta parte del mundo, si yo quiero?.

    Un abrazo

    Comentario por Marco Flores — noviembre 24, 2006 @ 10:23 am | Responder

  22. A Hildebrandt como a Oriana Fallacai; en su vejez les brotó el lado fascitoide…

    Comentario por Elmoleso — agosto 16, 2008 @ 6:10 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: