César Hildebrandt Blog

agosto 11, 2006

Pobre 68, que nos amó tanto

Filed under: Artículos — cesarhildebrandt @ 3:21 pm

(La Primera) Pobre 68, que nos amó tanto

“Sesentayochero” dicen los cruzados de hoy cuando quieren insultar a algún bicho raro que cree que el mundo debe y puede cambiar.

No importa que ese bicho sea un auténtico liberal o un socialdemócrata. Los niños conservadores de hoy, los niñatos de las empresas familiares, los hijos de la bolsa (o la vida) están convencidos de que el único mundo posible es el que complace a los Chenney y a los Bush, al estado mayor de Israel y al accionista principal de Pepsico, al idiota de Blair y al forajido de Aznar.

Se abalanzan sobre el 68 los dóberman del pensamiento débil, los hijos putativos de Popper, los caniches del fin de la historia, los nietos del mariscal Petain y de Maurras, los lectores de las bagatelas de Celine.

Se abalanzan sobre el 68 que es apenas una leve sombra, que está lejos, que es casi un recuerdo inofensivo. Pero no para ellos. Para ellos el 68 es la pesadilla de una ira atenta, un hastío con piedras en la mano, un modo de morir gritando que ya basta, que ustedes, los que cortan el jamón desde siempre, nos tienen hasta la coronilla con sus mentiras, sus modos de imbecilizar en mancha, su cielo de cartón y Berlusconi, sus Halliburton y sus Enron, sus mañas para hacer que Prodi sea lo mismo que nada y Lula casi lo mismo que nada y la masacre de Irak menos que nada en el mar de sangre donde nos ahogamos y el tormento de Líbano una respuesta en vez de una limpieza étnica, que eso es lo que hace cada día, desde el cielo, la metralla del Estado fascista de Israel.

Se abalanzan sobre el 68 con todos los titulares de los que son capaces. Quieren matar a un muerto, por si acaso.

No vaya a ser que los jóvenes deserten del mundo cretino y empiecen a pensar en otras cosas que no sea tirar, ver una peli de Hollywood, desechar la compasión por maricona, la decencia por ser pérdida de tiempo, la preocupación por los demás por ser un gesto de debilidad.

No vaya a ser que los chicos se sumen a los pocos desasosegados que se hacen apalear en Davos.

Embisten al 68 como si se tratara de un demonio siendo que el 68 es una foto amarilla, una película llena de raspaduras, un póster de desván. Pero los dóberman y los caniches ladran a su sola mención.

Hay varias razones para ello: el 68 les recuerda el miedo, el 68 les recuerda aquello en que se han convertido, el 68 les recuerda a los más jóvenes y enterados lo que podrían haber sido en vez de estos fantasmas con una X en la frente y un cementerio a la altura del músculo cardiaco.

A los del 68 nos disgustaba el mundo pero no la gente. Los del 68 amábamos como animales, gritábamos como descubridores, vivíamos al filo de la navaja, nos contradecíamos groseramente, leíamos hasta que los ojos nos sudaban.

Pero no había duda: estábamos vivos y éramos frecuentemente generosos y algunas veces veraces y, sin ninguna duda, estábamos vivos. ¡Estábamos vivos!
No idealizo el 68. No era el camino enfrentarse a De Gaulle (a lo que De Gaulle representaba) con barricadas.

El camino era –ahora lo vemos claro– impedir el imperialismo de la vulgaridad que hoy padecemos, parar el cáncer de Hollywood, la metástasis de Los Ángeles hinchando los ganglios del mundo, impedir que las clases medias se hartaran de los charlatanes y empezaran su ruta hacia una cultura de la consolación, pelear en todos los foros en contra de la pasteurización de los medios de comunicación, luchar a brazo partido por la sobrevivencia de las editoriales pequeñas dedicadas a preservar el humanismo, etcétera.

La lucha debió ser práctica y no abstracta, es cierto. Y es cierto que algunos de los líderes del 68 fueron unos farsantes. Pero eso no quita que el 68 fue un ensayo colectivo de insurrección moral en contra de este mundo que persigue muchas veces a los mejores y deifica los pies de Ronaldinho.

El destino de Roma fue el de no percatarse de su ruina, tan abrumadora había sido su grandeza. El destino del hombre moderno es no darse cuenta del fuego que ya lo rodea, tan elefantiásica es su soberbia y tantos éxitos tecnológicos ha conseguido con la misma psiquis primitiva con la que cazaba jabalíes hace treinta mil años.

Anuncios

11 comentarios »

  1. Estimado (a) :

    Acabo de enterarme por una fuente cercana de la existencia de éste blog, en la cuál se transcribe mís artículos publicados en el Diario La Primera, acabo de echar un vistazo y estoy complacido por la fiel transcripción y no alteración de mis publicaciones, así también cómo tu predisposición de entregarme éste espacio, lo cuál agradecería lo hagas efectivo a partir del día de hoy.

    Sin otro particular

    CESAR HILDEBRANDT PEREZ-TREVIÑO
    DNI 07202998

    Comentario por César Hildebrandt Pérez-Treviño — agosto 11, 2006 @ 6:06 pm | Responder

  2. Si usted es CESAR HILDEBRANDT PEREZ TREVIÑO, encantado de hacerlo.
    Pero dudo mucho que el correo ingresado sea el suyo.
    En todo caso podemos hacer la coordinación y verificación internamente, puede escribirme a childebrandtblog@gmail.com, dejándome su # de celular u oficina.
    Espero la comprensión, es por seguridad 😀

    Comentario por cesarhildebrandt — agosto 11, 2006 @ 6:46 pm | Responder

  3. Estimado (a)

    Me parece que Ud. no ha comprendido el sentido de mi comunicación, lo único que deseo es que desactive la página en mención, que toma mi nombre SIN NINGÚN CONSENTIMIENTO .

    Sobre alguna coordinación, no es posible por el momento, debido a mis múltiples ocupaciones que espero sepa comprender, además de no poder darle mi número de teléfono por seguridad.

    Sin otro particular.

    CESAR HILDEBRANDT PEREZ-TREVIÑO
    DNI 07202998

    Comentario por C{esar Hildebrandt Pérez-Treviño — agosto 11, 2006 @ 8:33 pm | Responder

  4. Creo que usted tampoco ha comprendido, el individuo que usurpa el nombre es usted.
    Ya pasamos por esto con el supuesto hijo de César, y yo no nací ayer.
    PD: César Hildebrandt nunca escribe en mayúsculas para resaltar algo… plop!

    Comentario por cesarhildebrandt — agosto 11, 2006 @ 9:23 pm | Responder

  5. Qué es esto?? La invasión de los usurpadores de nombres?!! Jaja!!

    Comentario por Mario Brown — agosto 13, 2006 @ 4:27 am | Responder

  6. Mi desconocimiento sobre este asunto de “de dar consentimiento o no” para la publicación de artículos (por lo demás todos de dominio público, sólo basta ingresar a la página web del diario La Primera http://www.laprimera.com.pe/)me impide opinar sobre esta estéril disputa………..
    Pero yendo a algo que sí podría ser relevante, diría que el Blog es una muy buena ocasión para intercambiar opiniones y hasta polemizar, cuando sea pertinente, no sólo con el autor de los artículos (que de seguro tiempo no tendrá para responder), sino con quienes emiten opiniones sobre esa jugosa materia prima que día a día el periodista Hildebrant pone a disposición de sus lectores……….Creo que allí radica la utilidad de este interesantísimo blog……….si ello no ocurre (y espero que sí haya participantes) entonces se habrá desaprovechado una buena ocasión para conocer los interesantes matices (así se llamó una columna que César escribía años atrás) que siempre existen sobre cualquier tema………
    Un abrazo a los creadores del blog

    Juan Pablo

    Comentario por juan pablo — agosto 13, 2006 @ 10:04 pm | Responder

  7. Exacto Juan Pablo, aparte de registrar los artículos, se puede intercambiar opiniones y hasta polemizar, tal como lo mencionas

    Comentario por peruano — agosto 14, 2006 @ 3:21 am | Responder

  8. Pues Cesar tiene razon cuando indica que en la actualidad la gente esta bastante desinformada y que tan solo escuchar 68 pues casi nada se nos viene a la mente. A menos que tengas internet y vayas por ejm a : http://es.wikipedia.org/wiki/1968. El acontecimiento mas grande en el Peru fue el derrocamiento de la derecha totalitaria a manos de Belaunde por parte de Velasco haciendo eco a un pais asqueado de tanta injusticia y desigualdad social. Si bien las soluciones no fueron de las mejores lo que si interesa es la causa que motivo dicha insurgencia y que ahora se pretende satanizar.
    Sobre los anteriores comentarios: Si es Cesar pues que errado que estaria al detener la libre expresion sobre sus comentarios, sino lo es pues que vil, amenazante e idiota su proceder

    Comentario por Jases — agosto 15, 2006 @ 2:32 am | Responder

  9. Los niñatos, esos engreidos, què risa, buena sr. Hildebrandt

    Comentario por Alianza — agosto 22, 2006 @ 10:09 pm | Responder

  10. Plus de News

    Comentario por Jessi Sandborg — octubre 13, 2016 @ 3:16 am | Responder

  11. Do you mind if I quote a couple of of your articles as long as I provide credit and sources back to your web site? My web site is in the same niche as yours, and my website visitors would benefit from some of the content you provide here. Please let me know if this is okay with you. Thank you.

    Comentario por Guy Hilley — febrero 3, 2017 @ 4:57 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: