César Hildebrandt Blog

julio 26, 2006

Calumniando al pisco

Filed under: Artículos — cesarhildebrandt @ 3:09 pm

(La Primera) Calumniando al pisco
Dicen que el pisco es la patria líquida, el río ardiente de nuestras raíces. Pero yo lo uso como elevador de octanaje.
Dicen que el pisco es lo que Chile no puede tener, el maná de Baco y la divina copita milagrosa. Pero a mí me tienta usarlo como desatorador.

Dicen que cura el resfrío, mata el berrinche, limpia las venas, entumece las tristezas, alivia la gastritis, le da su chiquita al sarro arterial, es amigo de la digestión y enemigo de las pedorreras, dicen que es el secreto de la longevidad iqueña y que hasta sus borracheras son apacibles y dormilonas. Pero a mí no me pasa por el gaznate.

Pero sobre todo dicen que no se puede ser peruano sin el pisco, que el pisco te da un DNI afectivo que no puedes obtener en ninguna parte y que si no lo bebes con entusiasmo o lo chupas de las cañerías de la misma patria, entonces algo de traidorzuelo tienes, un aire de no haber cantado a Polo Campos ni de haber jaraneado en el club ese que tiene un Señor de los Milagros gigante tras el zaguán. Pero a mí el pisco me sabe a agua pesada con iridio.

Más: no he podido jamás llenarme el buche con esa sustancia corrosiva que no quiere que te la tomes sino que busca dominarte, invadirte y hasta incriminarte.

Más: a mí el pisco siempre me ha parecido un producto ajeno al campo y al sol, lejano de los valles soleados y los agricultores ensombrerados del sur chico.

Porque creí hasta hace poco que el pisco era el elíxir inventado por un químico loco y hasta llegué a creer que la quebranta era una cal que podía conseguirse en las ferreterías. En suma, llegué a creer que la Química Suiza era una gran productora de pisco.

Dicen que el pisco es arriba Perú y no nos ganan y que este aguardiente-fetiche es, además, imprescindible en las ceremonias de graduación de los adolescentes que pasan al estadio de hombres hechos y derechos.

–Salud, Javiercito –dice el papá. Y Javiercito liquida la enésima copita antes de caer desmayado para siempre. Este fuego aceitoso, esta agua que hierve sin hervir, esta quinina que gotea, esta lengua viperina de las uvas, este tufo de dragón metido en una botella, este pisco idolatrado por todos a mí me parece el más linajudo de los ácidos muriáticos. Mil perdones.

Anuncios

14 comentarios »

  1. Recién descubro este blog, y saludo la iniciativa.

    Saludos

    Martín

    Comentario por Martín Palma Melena — julio 26, 2006 @ 6:15 pm | Responder

  2. Saludos la publicaciòn de los textos de un periodista tan agudo y lùcido como Cesar Hildebrandt.

    Saludos de este escritor peruano residente en Madrid.

    http://leozeladabrauliograjeda.blogspot.com/

    Comentario por leo zelada — julio 27, 2006 @ 3:18 pm | Responder

  3. Excelente artículo de Cesar, Asi es; un pisquillo no me hará a mi más peruano. Al diablo con el absurdo pensamiento que el pisco es peruano y que debemos reverenciarlo. Para mi tambien es horrible.

    Miguel Angel Villanueva O.

    Comentario por Miguel Angel — octubre 26, 2006 @ 8:18 pm | Responder

  4. Estoy de acuerdo con lo que dice el señor César Hildebrant. Basta ya de ese patriotismo insulso que se nos quiere imponer a fuerza de repetición y sin una mínima cuota de razonamiento. Si eres peruano tienes que botar por Machu Pichu, tiene que gustarte el pisco, y tienes que hacer barra a la seleciión peruana de futbolo o boley, ¿Y si no me gusta el pisco, no creo que Machu Pichu sea una maravilla y los equipos peruanos me parecen muy malos, qué pasa? ya no soy peruano acaso, o soy un pequeño traidor, es abusurdo claro.

    Los gustos, aunque no los compartamos se respetan, esa debe ser la regla de una convivencia civilizada.

    Y por lo mismo, creo que el gusto por el pisco se debería respetar, porque sino podría decir, si fuera intolerante, que a los que no les gusta el pisco es por qué han perdido la virilidad en sus gustos, o son tan finitos que no soportan un trago fuerte, o su enclenque y débil cuerpito no esta preparado para al rústico, es cierto, pero poderoso y vigorizante sabor del pisco.

    Me gusta el pisco por cierto.

    Comentario por Terry César Huatuco Soto — agosto 2, 2007 @ 5:12 pm | Responder

  5. Creo que mi anterior mensaje debió pasar por una revisiòn más rigurosa, asì que hago las siguientes correcciones: “Si eres peruano tienes que botar por Machu Pichu, tiene que gustarte el pisco, y tienes que hacer barra a la selección peruana de fútbol o voley, ¿Y si no me gusta el pisco, no creo que Machu Pichu sea una maravilla y los equipos peruanos me parecen muy malos, qué pasa? ya no soy peruano acaso, o soy un pequeño traidor, es absurdo claro”. “Y por lo mismo, creo que el gusto por el pisco se debería respetar, porque sino podría decir, si fuera intolerante, que a los que no les gusta el pisco es por qué han perdido la virilidad en sus gustos, o son tan finitos que no soportan un trago fuerte, o su enclenque y débil cuerpito no esta preparado para el rústico, es cierto, pero poderoso y vigorizante sabor del pisco”.

    Comentario por Terry César Huatuco Soto — agosto 2, 2007 @ 5:21 pm | Responder

  6. SI UN CHILENO O UN YANKI QUIEREN COMPRARTE CON DOLARES A COSTA DE TRAICIONAR A TU PAÍS Y TE VENDES ES QUE ERES UN ANTIPATRIOTA. ESO DE MACHU PICHU Y EL PISCO ES UN ENGAÑAMUCHACHOS, ESTA BIEN PARA ATRAER TURISTAS NADA MAS, PORQUE EL FMI Y EL ENEMIGO DEL SUR SON OTRA COSA Y HAY QUE TRATARLOS COMO LO QUE SON: UNA LACRA

    Comentario por Peru Re - Evolución — agosto 2, 2007 @ 11:09 pm | Responder

  7. Sr. Cesar Hildebrandt,siguiedo siempre sus comentarios y programas que enriquecen nuestro conocimiento, opinamos en esta oportunidad:
    Como dan cuenta diversos cronistas y otras fuentes históricas, se produce la interacción de una tierra propicia para la uva, con una cultura tecnológica desarrollada en los valles del sur peruano, de donde nace el aguardiente de Pisco. La historia del Pisco es pues la historia de un mestizaje que enriquece nuestra cultura y que todos reconocemos como parte de nuestra identidad nacional dentro y fuera de las fronteras del Perú. En la costa del Perú se ubican un valle, un río, un puerto y una ciudad llamados, desde inicios de la Colonia, Pisco. La vinculación del Pisco con la geografía y la toponimia peruanas es pues indiscutible. El aguardiente de Pisco, bebida tradicional del Perú, y “producto bandera” ofrece hoy al mundo su calidad de larga estirpe y raíces propias.
    Saludos cordiales; Irene,Adarmes.

    Comentario por Irene Adarmes — julio 17, 2009 @ 11:51 pm | Responder

  8. EL PISCO ES PERUANO ¡CARAJO!
    Senor Hildebrandt,es indignante el solo hecho de escuchar algo que insinue que el Pisco no sería peruano.
    Según Garcilaso de la Vega, fue Don Francisco de Caravantes, un toledano llegado luego del encuentro de las dos culturas y quien al igual que muchos de sus compatriotas, añoraba los licores que solía saborear en su lejana tierra; quien mandó traer las primeras cepas de uva desde las Islas Canarias y que el primer vino que se produjo en el Cuzco fue de la cosecha de Bartolomé de Terrazas, quien en 1555 envió a Garcilaso de la Vega, 30 indios con varias canastas de uvas, para que las repartiese entre sus vecinos. Otros cronistas dicen que en la hacienda Marcahuasi en el Cuzco, de propiedad de Pedro López de Cazalla, se elaboró por primera vez, este preciado licor.
    Guamán Poma de Ayala, Pedro Sarmiento de Gamboa, Fray Martín de Murúa y Pedro Cieza de León, a través de diferentes escritos, también acreditan la existencia de la referencia geográfica al puebo de Pisco desde inicios de la Colonia; destacando además, el cultivo de la vid, al igual que la elaboración de vinos y aguardientes en dicha zona.
    Miguel Cabello de Balboa, al describir la costa sur del Perú; menciona expresamente los valles de Ica, Humay y Pisco, en sus “Misceláneas Antárticas”, que escribiera en 1586.
    El padre Bernabé Cobo, afirma en su “Historia del Nuevo Mundo” (1653); que fue Hernando de Montenegro quien plantara las primeras vides en Lima. Así, el Perú en menos de una década, estuvo exportando vino hacia Argentina, Chile y España.
    Los reyes de España, Isabel y Fernando de Aragón y más tarde Carlos V, estimularon la siembra de productos enviados desde Europa, ofreciendo a los colonos dos barras de plata de 300 ducados cada una, para quien elaborase vino y aceite o sembrase hasta cuatro arrobas de cebada y trigo por localidad.
    Fue posiblemente entre 1530 y 1550; los años en que viñedos de uva tipo “Negra Corriente”, fueron plantados aprovechando las aguas del Achirana, un canal de desvío de las aguas del Río Ica, que fuera mandado construir por el Inca Pachacutec en épocas incaicas. Los españoles encontraron que el sistema de regadío de aquella zona, propiciaba las condiciones para que las parras que trajeran, pudieran florercer mejor. Además, la combinación de una tierra costeña rica en nutrientes químicos muy especiales, el clima templado y el cuidado que se puso en sus cosechas, dieron lugar a que en los valles de Ica, se expandieran los cultivos, más especialmente en Pisco.
    Con la experiencia de estas cosechas, los europeos radicados en el país, crearon la uva tipo “Quebranta”, que viene a ser una mutación genética de la uva negra; elaborando así, un mosto especial y único, del cual se creo finalmente el pisco como es conocido hasta hoy en día.
    La “pisa” era antíguamente, realizado por hombres, mujeres y niños. En este proceso de pisar y repisar, las uvas se rompen y se separan los hollejos a los que denomina “orujos”, sacándose el jugo o “Mosto”, el que por fermentación, pierde su azúcar, transformándose en alcohol al cabo de aproximadamente cuatro semanas.
    Hay cuatro variedades de Pisco:
    Puro.– Elaborado con variedades de uvas no aromáticas, como “Quebranta”, “Negra corriente” y “Mollar”.
    Aromático.– De variedades de uvas aromáticas: “Moscatel”, “Italia” o “Albilla”.
    Acholado.– De la mezcla de caldos de distintas variedades de uva.
    Mosto verde.– De la destilación de caldos incompletamente fermentados.
    Ricardo Palma, también da fe de haber saboreado este licor peruano y lo recuerda en sus “Tradiciones Peruanas”, nombrándolo “alborotador quitapesares”.
    Otro dato importante sobre lo peruano del Pisco, es que, “Pisscu” significa avecilla en el idioma quechua y también fue el nombre de una hermosa campiña donde se desarrolló la cultura Yunga, descendientes de los Paracas. Cuando los Incas, conquistaron a los Yungas, cambiaron el nombre de dicha zona y la llamaron Valle del Cóndor, por ser la ruta utilizada por esta maravillosa ave en sus vuelos hacia el mar. Desaparecidos los Yungas y los Paracas, se mantuvo la tradición ceramista de fabricar las tinajas donde se fermentaba la chicha, por los alfareros que también se llamaban “piskos” y ello dio lugar que igualmente a estos recipientes se les denominara “piskos”.
    Es importante también indicar que la palabra Pisco forma parte etimológica del nombre de un gran número de pueblos, comarcas y caseríos peruanos, como:
    ● Ancash: Piscohuasi (Casa de pájaros).

    ● Apurimac: Piscobamba (Llanura de pájaros).

    ● Arequipa: Piscopampa (Pampa de pájaros).

    ● Ayacucho: Piscotuna (Fruta de pájaros).
    De igual forma, el vocablo quechua Pisco, está presente en apellidos netamente peruanos como:
    ● Pisconte

    ● Piscoya

    ● Piscocolla, etc.
    Los datos ofrecidos líneas arriba, dan prueba de la peruanidad del Pisco a través de la historia; pero para dar más énfasis a esta verdad, ofrecemos a continuación, lo detallado en otras fuentes de gran solvencia moral y ética.
    Saludoos:Irene Adarmes.

    Comentario por Irene Adarmes — julio 18, 2009 @ 12:32 am | Responder

  9. APRECIADO CESAR: QUE PENA ME DA LEER EL COMENTARIO QUE HACE UD. SOBRE EL PISCO.MIRE YO NO SOY DE ICA, NACI EN CHOTA CAJAMARCA, Y APRENDI A TOMAR PISCO EN ESTA HERMOSA TIERRA, DONDE SE SIEMBRAN PIEDRAS Y COSECHAS CAMOTES, PORQUE ASI ES DE FERTIL ESTA TIERRA, DE TAL MANERA QUE SUS COMENTARIOS DENIGRAN UN TRAGO QUE ES UN BENDICION DE DIOS, AUN CUANDO UD. NO CREE EN EL. NO SOY CHAUVINISTA, PERO DEBO DECIRLE QUE EL PISCO ES EL MEJOR LICOR DEL MUNDO, NO PARA BORACHERAS SINO PARA ABRIR EL APETITO, TANTO GASTRONOMICO COMO SEXUAL, QUE ES LO QUE LE GUSTA A UD.O ACASO UD. TOMA WISKY, LE PARECE MEJOR QUE EL PISCO.YA PUES SEA MAS PERUANO QUE EL PISCO.

    Comentario por MANUEL — julio 25, 2010 @ 1:24 am | Responder

  10. ESPERO QUE CONTESTE MI APRECIACION.TIENE UD. MI CORREO, AHH A PROPOSITO, DEBO DECIRLE QUE EN LOS 80 UD HIZO UN COMENTARIO SOBRE LOS CONGRESISTAS QUE MAS PROYECTOS DE LEY HICIERON Y MENCIONO A JULIO GRIEVE VASQUEZ, DEBO DECIRLE QUE GRIEVE ES SU SEGUNDO NOMBRE,Y SU SEGUNDO APELLIDO ES ACUNA, YO SOY HIJO DE EL Y ACTUALMENTE SECRETARIO DE ECONOMIA DE SINAMSSOP, ENTIDAD GREMIAL DE LOS MEDICOS, ODONTOLOGOS Y FARMACEUTICOS DE ESSALUD. ME GUSTARIA ENTRAR EN CONTACO CON UD. PARA DENUNCIAR LAS ABERRACIONES QUE PIO BARRIOS Y SU GENTUZA ESTAN HACIENDO EN ESSALUD. UN ABRAZO.

    Comentario por MANUEL — julio 25, 2010 @ 1:31 am | Responder

  11. Hola Cesar, que gusto tener críticas sobre el pisco, podemos tomarlo para mejorar nuestro producto bandera y penalizar a aquellos que estafan a incautos que tienen una actitud tacaña al momento de comprar.
    Soy una persona que de vez en cuando toma pisco de uva y puedo decir que no todos los piscos tienen buen aroma y sabor, la destilación del pisco influye mucho en el resultado del mismo, por este y otros motivos, es que existen varias marcas, precios y categorías del mismo.
    Tu eres una persona que está informada y supongo sabes lo que hablas, así como pagas por un buen whisky debes pagar por un buen pisco y no tomar todo lo que te regalan, porque no lo quieren.
    Creo que deberías evitar hacer un comentario si no tienes al menos un reconocimiento como catador ó conocedor.
    Respecto a los usos que le das y con el resultado obtenido, creo que te han dado a probar algún menjunje, hecho por alguien que tiene poca estima a tu persona.
    Gracias y Saludos,
    Nestor Yañez

    Comentario por Nestor Yañez — mayo 10, 2011 @ 4:15 pm | Responder

  12. […] dijo Hildebrandt, quien en sus columnas muestra su poco aprecio por la comida peruana y el pisco, su fastidio por el triunfalismo facilista y su incomodidad ante la ignorancia de la […]

    Pingback por Hildebrandt: El error frustrado del periodismo peruano | Viajes de escritorio — octubre 25, 2011 @ 1:45 am | Responder

  13. Que pena que el Sr. Hildebrandt se exprese tan mal de nuestro Pisco peruano. Respeto su opinión si no le gusta consumirlo, pero eso no le da derecho a describirlo de esa forma tan grotesca como lo hace en este blog. No se puede calificar así a la categoría Pisco peruano. Que pena por las malas experiencias que tuvo. Debe recordar que en nuestro país hay mucha gente ignorante a todo nivel social que se pueden influenciar en su decisión de consumo, por sus comentarios tan destructivos.

    Se nota que no ha tomado en la vida un buen Pisco peruano, no ha querido comprar/pagar por uno de buena calidad o simplemente no ha tenido el interés de informarse con profesionalismo sobre el tema. Vivo en Europa y conozco a varios Sommeliers europeos muy calificados y experimentados que reconocen las bondades y características únicas de nuestro noble destilado de bandera.

    Sí, es cierto, que en Perú se producen Piscos terribles, peores que los chilenos en varios casos, hay adulteración escandalosa y varias marcas no cumplen la norma técnica peruana. Pero también hay que reconocer que varias marcas trabajan muy seriamente desde hace décadas mejorando sus campos de cultivo, su tecnología , sus instalaciones y sus destilados, y han logrado ingresar con éxito a mercados muy competitivos como el europeo, y como confirmación de su buena gestión, sus productos han sido reconocidos en una serie de exigentes concursos internacionales de espirituosas, ganando medallas de oro incluso. En este mercado no se compite con el aguardiente chileno, sino con otras espirituosas de mayor prestigio como el orujo o la grappa, etc. que tienen también una historia tan larga e interesante como nuestro Pisco peruano.

    La próxima vez si va a escribir algo sobre el Pisco peruano infórmese bien de fuentes confiables, como el Sr. César Angeles Caballero y/o la Sra. Mariella Balbi y otros peruanos que construyen país publicando información profunda y veraz sobre este tema.

    Buenas noches, Ana Trelles

    Comentario por Ana Trelles — noviembre 2, 2011 @ 7:46 pm | Responder

  14. Simpatico texto Sr. Hildebrandt, pero se trata de su humilde percepcion del sabor acerca del pisco, la misma que yo tuve hasta que un delicioso pisco locumbeño me incinero como una seda sutil y ardiente mi garganta. Descubri que puede haber placer en una copa de buen pisco.

    Comentario por braddy juli — febrero 4, 2012 @ 4:07 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: