César Hildebrandt Blog

julio 14, 2006

Varios Garcías

Filed under: Artículos — cesarhildebrandt @ 3:57 pm

(La Primera) Varios Garcías

Alan García dijo en Colombia que Hugo Chávez no era su enemigo y que patatín patatán. Entonces el Bolívar de Maracaibo le tendió la mano y dijo que cómo no, que se reuniría con García como éste lo había insinuado y que era hora de “olvidar agravios”.

Horas más tarde, sin embargo, la televisión chilena mostró a un Alan García muy distinto y a cientos de kilómetros respecto de aquel de Bogotá.

El Alan García de Santiago dijo que Hugo Chávez era un dictador aislacionista y que no duraría demasiado.

Entonces el Bolívar de Maracaibo, estupefacto, tuvo que desandar lo caminado y tragarse lo dicho y las cosas volvieron al barrio de broncas de donde salieron.
¿Cómo puede haber un Alan García de Bogotá y otro Alan García de Santiago, ocupando estas dos identidades la misma masa corpórea?

¡Por supuesto que es posible! Y apuesto a que hay un Alan de Washington, uno de México D.F., uno de Baja California, uno de La Habana, uno de Tokio y hasta uno con pasaporte en blanco listo a llenarse de acuerdo al olor que traiga el viento.
Así es el APRA. Así fue Haya de la Torre.

¿Domicilio ideológico? En el centro de la nada, para servirlo. Por eso hay un discurso para la CGTP, otro para la Confiep, otro para los empleados públicos, uno con besito de despedida para sus militantes, otro con abrazo del oso para los amigos de la banca y los mineros.

Por eso el APRA no sabe si es socialdemocracia a la europea, peronismo de tumulto y frases, frente o lucha de clases, marxismo ancestral u oportunismo de toda la vida, Cachorro Seoane o Ramiro Prialé, insurrección o pacto con Odría, muerte de Graña o cuchipanda con Ravines, populismo con recetas liberales o liberalismo con balconazos populistas.

Esto no es culpa de Alan García sino de la matriz camaleónica del APRA, que tras ensayar la revolución de Trujillo terminó, al final de un camino de persecución, aliada de los barones del azúcar.

García no puede depender del APRA porque esta sólo es una maquinaria electoral que reúne la confusión y la angurria.

García debería apostar, a nuestro modesto entender, por la socialdemocracia moderna, que pasa por el mercado sin olvidar la justicia y por la redistribución de la renta atenuando sin pausa el abismo social que siempre fue nuestro talón de Aquiles.

Y debería recordar todos los días que el deber de la socialdemocracia es crear riqueza y empleo, no producir pobreza en un marco de demagogia regalona y deficitaria.

El APRA nunca tuvo su XX Congreso, como lo tuvo el PCUS. Y la idolatría pagana por Haya aplazó la tarea de modernizar el partido.

La hora para hacerlo ha llegado. Quizás esta sea la última oportunidad. De García depende.

Anuncios

2 comentarios »

  1. El 87 quiso ser comunista, ahora será neoliberal, después quien sabe. Lo importante es robar y la ideología es el medio para lograrlo. No entiendo como pueda existir una ideología tan Camaleónica, pero en fin, dicen que en el mundo hay de todo, y eso ha de ser la explicación facilista que un padre pueda darle a su hijo.
    Volviendo al apra, es triste conversar con un aprista de abajo, aquella gente está dogmatizada por la “ideología antimperialista del apra”. Esa gente está más cerrada que un fanático religioso, y por tanto justifican cualquier acción de sus líderes. Pobre gente, no saben ni lo que no quieren.
    Hace algunos años tomé conciencia de lo que es el apra, y comprendí que la pobreza no es el peor de todos los males, hay males peores que parecen ser inherentes a la naturaleza humana. Y como los fenómenos sociales también están regidas por modelos probabilísticos, que a la vez nos dan cierta idea de determinismo; entonces resulta fácil comprender que los malos siempre se juntan.
    Y recibo con mucha credulidad el hecho que Haya haya empezado la prostitución de ese partido. ¿Y cómo puede un hombre bueno sembrar tantas semillas malas?, me pregunté alguna vez a propósito de tanta reverencia a un señor que dicen que quiso cambiar el país, pero no supo cambiar ni uno solo de sus discípulos.
    Queda explicado entonces aquel dicho “de tal palo tal astilla”. Ahora me imagino a Haya más cercano a un Palpatine de Star Wars-

    Comentario por Luis — julio 17, 2006 @ 10:11 pm | Responder

  2. A la formidable obra de Mariategui sobre la realidad peruana habria que añadirle un colofon postmodernista DESPACIO SIN PRISA LA TELE TE IDIOTIZA.
    Es la unica explicacion que puedo encontrar al grado de imbecilizacion de masas en America Latina a traves de esos carteles mafiosos de VULGATA TELEVISIVUS PRO HOMUS VIDENS que recorren los millones de cajas bobas de resonancia en cada hogar de Lima Quito Mexico Santiago Buenos Aires you name them.

    Comentario por Pedro P. Vargas — julio 24, 2006 @ 3:16 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: